Bruno Spengler dice que tiene que ser realista

El piloto de BMW considera que, aunque tiene una posibilidad de ser campeón, él prefiere apuntar al podio del campeonato.

Con el piloto de Mercedes Pascal Wehrlein, y los dos pilotos de Audi; Edoardo Mortara y Mattias Ekström, a una respetable distancia, Bruno Spengler (BMW) es el cuarto y último piloto capaz de obtener la corona del DTM este fin de semana en Hockenheim.

El piloto canadiense, quien ya ganó la serie en 2012, tiene probabilidades difíciles al tener un déficit de 46 puntos respecto a Wehrlein con 50 unidades en juego después de las dos carreras celebradas en el circuito de Nürburgring.

"Es cierto que todavía tengo una oportunidad, pero debo tener muchas circunstancias a mi favor que debo reconocer que resulta muy complicado", explicó Spengler a Motorsport.com. "Por el lado positivo, es importante estar en la pelea en la última carrera después de que comenzamos el año de forma complicada y experimentando. Esto es bastante bueno y destaca el trabajo que se realiza para mejorar el coche todo el tiempo por parte de BMW. 

"Con todo eso, mi objetivo es terminar en el top 3 de la clasificación final de los puntos. Actualmente soy cuarto, a nueve del segundo sitio, así que cualquier cosa es posible en este nivel". 

El título de fabricantes, un desafío importante para BMW

Para el canadiense, no existen dudas de las prioridades del fin de semana. "El título de fabricantes es en realidad el gran objetivo para todo el equipo. Estamos bien situados, pero nuestra ventaja no es enorme. Todo depende de nuestro desempeño este fin de semana". 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series DTM
Evento Hockenheim II
Pista Hockenheim
Pilotos Bruno Spengler
Tipo de artículo Entrevista
Etiquetas bmw, bruno spengler, dtm