Análisis: ¿Cómo puede la F1 explotar en los nuevos mercados?

Cuando se trata de promocionar en los países que serán las nuevas sedes de carreras, la F1 debe tener una estrategia de comercialización más audaz, escribe Kate Walker.

El adagio pudo aplicarse para Kevin Costner y el béisbol. La película "El mundo de Wayne 2" le enseñó al mundo que, sin duda, Aerosmith da resultados para las películas, ¿pero para el automovilismo? No demasiado. Sino, habría que preguntarle a los promotores del Circuito Internacional Yeongam de Corea del Sur, el callejero de Valencia o el Buddh International de la India.

Asegurar el contrato  para ser sede de una carrera de Fórmula 1 es uno de los más grandes desafíos que enfrenta un promotor en la era moderna.

Con el fin de mantener un Gran Premio, luego deben atraer a mucha afición a las gradas para que sea una empresa rentable. Pero, ¿cómo se puede hacer a la F1 atractiva para los nuevos aficionados cuando es imposible utilizar el clásico discurso para convencerlos?

A medida que el calendario de la F1 se ha extendido fuera del centro de Europa, el deporte se ha enfrentado con el reto de vender en nuevos mercados. En ellos, las clases dominantes financieras se han hecho de grandes socios gracias a que este deporte sigue una vida de grandes eventos sociales asociados , como con Cannes, en mayo, o Wimbledon en junio, y así sucesivamente.

Pero el público que compra boletos en los nuevos países carece de mucha exposición a la F1, y gracias a la naturaleza de los acuerdos realizados entre el titular de los derechos comerciales y los promotores de carreras, el deporte está perdiendo una fantástica suma de dinero debido al deseo de unos cuantos de retener un dominio absoluto sobre todos los aspectos de la difusión de la categoría.

La promoción de la F1

En los últimos años, los nuevos participantes en el calendario de la F1 han estado buscando a las agencias de automovilismo para establecer relaciones públicas que ayuden a promover su evento.

Los países con un interés menor o con poca exposición a la F1 han propuesto campañas de saturación en los medios de comunicación para introducir F1 a su población, estimular el interés en la carrera, lo que se espera dará lugar a un aumento en la venta de entradas.

En todos los casos, estas campañas buscan educar al público en general sobre lo que es la F1 y por qué deben comprar un boleto, aunque, por otro lado, han dejado de lado explicar los controles estrictos en F1 sobre el uso de imágenes y los costos estimados presentados.

Si bien nadie espera que la Formula One Management deba operar sobre una base sin fines de lucro, el automovilismo no sólo se niega a posibles beneficios futuros, sino que también está actuando de manera irresponsable con respecto al futuro a largo plazo de este deporte si mantiene dicha línea.

Aventurarse a nuevos lugares

F1 se está moviendo cada vez más lejos del centro de Europa en la búsqueda de las mayores riquezas que se encuentran en la exposición global. Países donde los aficionados utilizan para comprar entradas en masa - Alemania, Francia y los Países Bajos - se están quedando fuera de la agenda en favor de los precios caros pagados por los gobiernos en el Lejano y Medio Oriente, por la sencilla gloria de la celebración de un Gran Premio .

En un mundo feliz de la F1, sin embargo, nuevos mercados significan nuevos fans para vender el deporte, y es aquí que la actitud de la FOM a restricciones de radiodifusión realmente tiene un efecto negativo en la venta de entradas.

Cuando un promotor preguntó recientemente por imágenes de los coches de F1 para su uso en una campaña nacional de televisión, fue citado para darle una tarifa de uso tan alto como para hacer el concepto insostenible.

A medida que el material era para uso comercial - incluso si el comercial fue para el propio producto de FOM - los canones comerciales no son negociables.

Es una irresponsabilidad por parte de aquellos que controlan los derechos de retransmisión no hacer algunas concesiones por el bien mayor - leáse "una mayor rentabilidad en el futuro" - de este deporte.

Como parte del contrato de organización en un nuevo territorio, la FOM debe proporcionarle a los promotores de carreras con un catálogo más destacado como el de "Greatest Hits de la F1", que pueda ser utilizado de manera indiscriminada y sin cargo, siempre y cuando se esté utilizando para promover el Gran Premio e impulsar la venta de entradas.

La venta de F1 a un público sin conocimiento previo del deporte es un riesgo, y el riesgo incluye una alta probabilidad de fracaso y una probabilidad más alta de no obtener beneficio en absoluto.

Pero si te aventuras a hacerlo, los nuevos aficionados no vendrán solos. Es necesario proporcionarle al público potencial una razón de peso para pagar por los boletos. ¿Qué podría ser más convincente que las batallas rueda a rueda entre los mejores pilotos del mundo?

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Tipo de artículo Análisis
Etiquetas fom, india, korea, spain