Análisis: ¿por qué escándalo de FIFA es una oportunidad para F1?

El escándalo de la FIFA es una oportunidad de oro para que la Fórmula 1 ponga un ejemplo acerca de la correcta administración deportiva, asegura Kate Walker

La corrupción en el deporte es un tema que ha sido objeto de gran atención desde el mes pasado debido al arresto de los oficiales de la FIFA, consecuencia de una investigación sobre las denuncias de soborno.

Esta situación también ha ganado la atención en el paddock de la Fórmula 1, en donde está claro que, como en todos los deportes, la forma en que se manejen las cosas será el centro de atención.

El tema de la corrupción en efecto, ha ido ganando impulso. Al final del año pasado, la Organización No Gubernamental Transparencia Internacional anunció que iba a publicar una serie de artículos dedicados a la honestidad, el buen gobierno y la corrupción en el deporte.

Transparencia Internacional estuvo involucrada con  el Comité Olímpico Internacional (COI) en el  grupo de trabajo sobre la gobernanza en las organizaciones deportivas y apoya ampliamente la agenda de la reforma, pero los demás involucrados en la administración de  deportes han sido menos favorable. 

En 2015, en la convención de SportAccord, su presidente Martin Vizer, utilizó su discurso de apertura para entregar algunos comentarios bastante elocuentes.

Un observador lo rememora así: "Vizer, esencialmente, acusó al COI de falta de transparencia, ignorando las federaciones, el bloqueo de planes multi disciplinarios, las competiciones y el despilfarro de dinero en los Juegos Olímpicos por parte de los canales de televisión y las ceremonias de inauguración y clausura. Describió el sistema del COI como 'caducados, obsoletos, malo, injusto y no del todo transparente'". 

Los gobiernos se han unido en el llamado a limpiar la corrupción. El primer ministro británico, David Cameron usó la última semana de la cumbre del G7, celebrada en Alemania, para decir que el escándalo de la FIFA debe ser el impulso de un esfuerzo concentrado para buscar otros casos de corrupción en los negocios, el gobierno, y organizaciones de todo el mundo. 

Todt minimiza las posibilidades

Durante el fin de semana, el presidente de la FIA, Jean Todt descartó la posibilidad de que el escándalo de corrupción de la FIFA se repita en el automovilismo.

Todt le dijo a los periodistas en Moscú, durante las acciones de la Fórmula E:"no hay manera de que la FIA tenga los mismos problemas con la corrupción que la FIFA está experimentando."

Sin embargo, como organización, la FIA tiene áreas para el desarrollo, y beneficiarse de tomar el toro por los cuernos y buscar ser el referente deportivo internacional, que establece las normas para la gobernanza y la transparencia.

Mientras que la FIA recibió la máxima puntuación posible en poco menos de una quinta parte de la 63 categorías evaluadas por la Confianza en el Deporte durante 2013 en las las elecciones presidenciales, también hubo espacio para la mejora.

Más transparencia

El informe recomienda el aumento de la transparencia financiera: la publicación de los sueldos y la publicación de las cuentas en línea con los estándares internacionalmente reconocidos.

Para la FIA,  tomar la iniciativa y comenzar a publicar esta información ahora mostraría que es una organización  con ganas de cerrar la puerta a posibles acusaciones de prácticas de corrupción al interior, en el presente y el futuro.

En un tiempo donde la dirección de los deportes es el titular de las noticias, se deben dejar sólo los deseos y pasar a las acciones en pos de mejorar los estándares existentes.

En cierto modo, la FIA ya lo hace, como lo dijo la Corte Internacional de Apelación: "la FIA tiene grandes inversiones en entidades en muchas de ellas sin ánimo de lucro".

Y así, como una entidad sin ánimo de lucro, debe  invertir en investigación de la seguridad y participar activamente en la campaña para la mejora de los estándares de seguridad para todos los usuarios de la carretera..

El alcance global de sus clubes hace de la FIA un ente verdaderamente internacional, y le da la capacidad de liderar con el ejemplo.

 

Una oportunidad de oro

Políticamente, sería ventajoso para la FIA posicionarse como una de las organizaciones más influyentes  en el deporte global.

En primer lugar, sin embargo, debería asegurarse de que sus propios estándares son irrefutables, en particular con respecto a la falta de presentación de informes financieros y el uso de las normas internacionales de contabilidad , como se mencionó anteriormente.

La evaluación y la mejora de  prácticas existentes de la FIA es una oportunidad para convertirse en un brillante ejemplo de la transparencia y la administración en el deporte.

 Trabajando con el COI en el período de la reforma, la federación puede fortalecer sus relaciones con algunos de los mayores jugadores en el mundial de deporte mientras se posiciona como el puente entre el deporte internacional y activismo internacional.

 De esa manera, la F1 puede dar el ejemplo.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Tipo de artículo Análisis
Etiquetas fia