Conoce cómo trabaja el simulador de Red Bull

René Fagnan, de Motorsport.com, visitó el simulador de Fórmula 1 de Red Bull y explica la tecnología para preparar a un piloto para las carreras de F1.

Las reestricciones para usar la mayoría de las pistas para realizar pruebas desde hace unos años en la Fórmula 1 ha obligado a los equipos a adoptar nuevas e innovadoras maneras de desarrollar sus coches.

Sentado en la cabina de un coche "virtual", cualquier piloto ahora  puede manejar cientos de vueltas alrededor de cualquier circuito en el planeta.

Esencialmente, un simulador de F1 se compone de un chasis, que se adjunta a los actuadores electromecánicos, controlado por potentes ordenadores, que ejecutan el software operativo y contienen los modelos computacionales de los coches y las pistas.

En respuesta al accionar del volante y los pedales, los actuadores se mueven alrededor de toda la cabina, que simula la aceleración, el frenado y las fuerzas laterales que el piloto siente.

Andrew Damerum, ingeniero de desarrollo de negocios de Red Bull Racing, nos dijo más sobre el simulador del equipo:

"Utilizamos un verdadero chasis de F1 atornillado a una plataforma, que se utiliza en la mayoría de los simuladores comerciales", dijo Damerum.

"Un hexápodo es la única parte del dispositivo que compramos. Todo lo demás ha sido producido por Red Bull Technology, que incluye el conjunto de pedales, el asiento y el volante del real RB11."

Sentado en la cabina, el conductor se enfrenta a una pantalla de proyección de 180 grados curva. Sus manos sostienen el volante genuino del RB11, que está conectado a la computadora principal.

El simulador está equipado con sensores que mantienen un registro de cada entrada del controlador. Es utilizado por novatos para aprender las nuevas pistas, por los veteranos para refrescar su memoria y, lo más importante, para validar la puesta a punto de los coches de un F1 real.

"Tenemos el modelo de los coches y las pistas en nuestros sistemas", explicó el ingeniero de Red Bull. "Estos modelos computacionales se basan en las características mecánicas, dinámicas y aerodinámicas reales del RB11. Así que podemos alterar muchas más cosas de lo que podríamos en el coche real.

"Podemos cambiar la presión y el desgaste de los neumáticos, la carga aerodinámica del coche, las características del motor y la distancia al suelo del chasis, podemos simular el efecto de succión con otros coches ... básicamente, todo.

"Los ingenieros también utilizan el trabajo realizado en el simulador para comparar distintos ajustes. Ahora se puede responder a muchas preguntas sin tener que hacer una sola vuelta de una pista de carrera real", agregó Damerum.

Simulación de los programas

Las sesiones en el simulador se estructuran como si fuera un programa real,  en la pista de pruebas.

"Preparamos un programa de prueba al igual que haríamos para un día en la pista", explicó. "El conductor comienza con un par de vueltas de calentamiento para acostumbrarse al ambiente distintivo del simulador, especialmente si no ha estado en él durante algún tiempo.

"Si se trata de una sesión de entrenamiento de manejo donde tratamos de mejorar su técnica (como lo hacen con los novatos de Toro Rosso, Max Verstappen y Carlos Sainz), sólo haremos cinco o seis vueltas por vez, y luego recogemos sobre los datos registrados y el ingeniero revisa estos con su piloto.

"Si nos estamos preparando para un Gran Premio, comenzamos el día con ajustes básicos en el coche. Una vez que el piloto está cómodo y sus tiempos de vuelta son consistentes, empezamos la sesión de prueba.

"Esto incluye cambios para que el conductor pueda sentir cómo las modificaciones mecánicas y aerodinámicas alteran el equilibrio del coche. También podemos simular carreras enteras o sesiones de calificación. Incluso podemos reducir la adherencia de la superficie de la pista y simular una ligera llovizna ".

Con cuatro pilotos de Fórmula 1 y varios pilotos jóvenes para permitir desarrollarse, el simulador de Red Bull es utilizado al máximo, casi todos los días a toda hora.

"¡Rompimos nuestro propio récord en 2011 cuando los cuatro pilotos de Red Bul Racing y Toro Rosso usaron nuestras instalaciones para correr cada Gran Premio del calendario!", concluyó Damerum.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Equipos Red Bull Racing
Tipo de artículo Noticias de última hora