Miles despiden a los fallecidos del accidente en rally A Coruña

Más de un millar de personas han despedido esta tarde en las localidades coruñesas de Cambre y Carral a seis víctimas mortales del accidente del rally de A Coruña el pasado sábado.

Más de un millar de personas han despedido esta tarde en las localidades coruñesas de Cambre y Carral a seis víctimas mortales en el accidente del rally de A Coruña el pasado sábado, una pareja que esperaba a su bebé,  una madre y su hija, así como otros dos jóvenes.

En el siniestro resultaron heridas otras dieciséis personas, de las que once ya se han recuperado, no así una niña de 10 años, que no pudo superar la gravedad de las lesiones y murió anoche, por lo que mañana, martes, será enterrada en Carral.

Ana y Miguel estaban a punto de tener a su hijo pero la fatalidad quiso que ello no ocurriera al ser arrollados, junto a una veintena de personas, por un coche que participaba en un rally.

La iglesia de Cambre ha acogido esta tarde el funeral por la joven pareja, trasladada desde el tanatorio en sendos coches fúnebres, flanqueados por una decena de familiares y cubiertos de coronas de flores.

El silencio ha precedido la entrada de ambos en el templo a las seis de la tarde, ante la emoción contenida de un millar de vecinos, amigos, familiares y personas anónimas que han querido acompañarles en su último adiós.

También  se ha celebrado el funeral por Laura, en la iglesia de San Juan de Anceis, y Marcos, en la iglesia de Santiago de Sumio.

Sandra y su hija Aroa llegaron en dos coches fúnebres a la iglesia de San Martín de Tabeaio, en Carral, pasadas las siete de la tarde y los dos fueron recibidas en un clamoroso silencio por centenares de personas, entre familiares, amigos y vecinos de toda la vida.

Alguno de ellos no pudo soportar la idea de darles un último adiós y tuvo que abandonar el cementerio.

La gravedad del accidente ha motivado la asistencia a las familias por parte de los profesionales del Grupo de Intervención Psicológica en Emergencias y Catástrofes (GIPCE), que proseguirán hoy con esta atención también a los heridos, tanto en los hospitales como en los domicilios donde fueron requeridos.

Los efectivos de emergencias que participaron en el rescate se han unido a esta ayuda, como también lo han hecho los psicólogos de la Cruz Roja.

Las víctimas de este accidente han recibido las muestras de pesar y de cariño de los ayuntamientos gallegos, de las diputaciones, de la Xunta de Galicia y del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Alberto Núñez Feijóo, jefe del Ejecutivo gallego, ha expresado sus deseos de pronta recuperación a los heridos en el Complejo Hospitalario de A Coruña y ha compartido sus condolencias y su pesar con los familiares y amigos de los fallecidos.

También los ayuntamientos de A Coruña y Ferrol han mostrado su duelo tras este trágico accidente al guardar silencio ante las dos casas consistoriales en su recuerdo, al igual que han hecho representantes políticos, deportistas y municipios vecinos como Oleiros, Sada o Laracha.

"Estamos completamente rotos" por la tragedia, ha asegurado hoy la escudería organizadora del rally, One Seven, que también ha expresado "todo" su "apoyo" al piloto del coche accidentado, Sergio, y al copiloto, Miguel, que se salió de la pista en el tramo que discurría por la localidad coruñesa de Carral por causas que todavía se desconocen.

El Juzgado de Instrucción número 8 de A Coruña, que sigue la investigación de este caso, por el momento no ha fijado una fecha para tomar declaraciones por lo sucedido.

En todo caso, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que ha lamentado "profundamente" el siniestro, ha asegurado que "es evidente que a la vista de lo sucedido algo habrá que hacer", aunque no ha concretado medidas, y ha preferido abogar por estudiar las circunstancias de cada caso. 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series General
Tipo de artículo Noticias de última hora