¿Qué tan bueno es Ogier?

Mauricio Gallardo analiza la época que le tocó a Sébastien Ogier para convertirse en el dominador del Mundial de Rally, mientras el francés se encamina a su tercera corona consecutiva en la categoría.

¿Cómo se pueden medir los logros de Ogier en el Rally Mundial, cuando el certamen fue perdiendo en los últimos años a sus principales figuras?
 
Ogier, quien debutó en el Rally Mundial en México 2008, año en el que ganó en la categoría Junior, logró su primer gran triunfo en Portugal 2010. 
 
Hoy va camino a su tercera corona, consolidando su reinado en la categoría de los derrapes y fue el último piloto que le plantó verdadera batalla a Sebastien Loeb, incluso cuando compartían techo en el equipo Citroën. 
 
En aquel momento primó la antigüedad del múltiple campeón y su vínculo con la marca francesa. 
 
Guy Frequelin, entonces Director de Citroën Sport e impulsor de la carrera de Ogier, dejó su lugar y el joven retador buscó un nuevo equipo para lograr su objetivo de ganar el título. 
 
Fueron tiempos en los que Ogier no tuvo empacho en bajar de categoría y disputar un año de transición con un Skoda S2000, esperando el debut como piloto oficial de VW. 
 
Loeb por su parte resolvió esa misma temporada poner punto final a su exitosa campaña en el WRC, emigrando luego a las pistas tras ganar su noveno título consecutivo. 
 
Desde entonces ya no hubo posibilidades de ver un duelo real con este Ogier maduro y veloz, más allá de los esporádicos regresos de Loeb para disputar algunas pruebas aisladas donde ambos ganaron y perdieron casi por igual. 
 
En ese contexto y con Loeb ya enfocado en el WTCC, el francés de Gap tuvo en Jari-Matti Latvala y en Mikko Hirvonen, hasta su reciente retiro, a sus más duros rivales, aunque pudo controlarlos casi sin sobresaltos. 
 
El resto de los pilotos, como Dani Sordo, Mads Ostberg y Kris Meeke, por ejemplo, poca presión pudieron ejercer. Un talentoso como Thierry Neuville podría transformarse en un rival de fuste pero por el momento no tiene el coche adecuado. 
 
Con un equipo muy fuerte, un auto realmente competitivo en todos los terrenos como el VW Polo R y un estilo que fue puliendo con el tiempo, Ogier se transformó en el nuevo dominador del Rally Mundial y si bien aún está lejos en las estadísticas del ex gimnasta, este Sébastien traza su propio camino y afianza su trabajo, con un efectivo navegante como Julien Ingrassia, algo que resulta crucial en este deporte. 
 
El Mundial de Rally tuvo momentos de esplendor con varios campeones peleando en cada cita, pero hay que buscar años atrás, casi coincidiendo con el comienzo de la hegemonía de Loeb y la salida de Tommi Makinen, para encontrar épocas en las que luchaban también pilotos de la talla de Marcus Gronholm o Petter Solberg. 
 
En ese sentido, Loeb tuvo mayor oposición en cuanto al nivel de rivales, por eso quizás no resulta sencillo calificar en el tiempo las conquistas de Ogier. 
 
De todas maneras, si hay algo que se debe tener en cuenta, es que a diferencia de otras disciplinas en el motorsport, en el rally muchas veces los rivales son los caminos, el cronómetro y el grado de confianza en uno mismo.  
 
Teniendo en cuenta estos datos, los números de Ogier son muy sólidos y aunque lejos de las 78 victorias de Loeb, actualmente comparte junto a Gronholm nada menos que el segundo lugar entre los mas ganadores de la historia con 30 triunfos. 
 
En lo que va de la temporada 2015, el francés ha ganado en Montecarlo, Suecia, México, Cerdeña, Polonia y recientemente en el asfalto de Alemania. 
 
Si nada extraño sucede y Ogier grita Campeón por tercera vez, solo tendrá arriba suyo los casi inalcanzables 9 títulos de Loeb y los 4 campeonatos que lograron Juha Kankkunen y Tommi Makinen.
 
En resumen, quizás es pronto para compararlo directamente con otros grandes talentos del rally, pero Ogier escribe su propia historia a paso firme y solo con el paso del tiempo se podrá dimensionar en su justa medida qué tan grande es. 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series WRC
Tipo de artículo Análisis