Fórmula 1
R
GP de Bahrein
19 mar.
-
22 mar.
FP1 en
25 días
R
GP de España
07 may.
-
10 may.
Próximo evento en
72 días
R
GP de Mónaco
21 may.
-
24 may.
Próximo evento en
86 días
R
GP de Azerbaiyán
04 jun.
-
07 jun.
Próximo evento en
100 días
R
GP de Canadá
11 jun.
-
14 jun.
Próximo evento en
107 días
25 jun.
-
28 jun.
Próximo evento en
121 días
R
GP de Austria
02 jul.
-
05 jul.
Próximo evento en
128 días
R
GP de Gran Bretaña
16 jul.
-
19 jul.
Próximo evento en
142 días
R
GP de Hungría
30 jul.
-
02 ago.
Próximo evento en
156 días
R
GP de Bélgica
27 ago.
-
30 ago.
Próximo evento en
184 días
03 sept.
-
06 sept.
Próximo evento en
191 días
R
GP de Singapur
17 sept.
-
20 sept.
Próximo evento en
205 días
24 sept.
-
27 sept.
Próximo evento en
212 días
R
GP de Estados Unidos
22 oct.
-
25 oct.
Próximo evento en
240 días
29 oct.
-
01 nov.
Próximo evento en
247 días
12 nov.
-
15 nov.
Próximo evento en
261 días
R
GP de Abu Dhabi
26 nov.
-
29 nov.
FP2 en
277 días

Sobre Fangio, el dilema y sus apóstoles

compartidos
comentarios
Sobre Fangio, el dilema y sus apóstoles
Por:
7 may. 2019 11:00

Nuestro analista reseña una entrevista con Juan Manuel Fangio y su explicación sobre la importancia de ganar en la F1.

En el final de la década de los ochenta el discurso era muy parecido, casi igual: “La F1 ya es muy predecible, ¡McLaren ganó 15 de 16 carreras!”.

Ahora lo seguimos escuchando con frecuencia, junto con algunos otros ‘aditivos’ que tampoco son nuevos, por ejemplo: “¡Están matando a la F1!”.

Y así nos hemos ido caminando en el tiempo. Si no fue por Alfa, fue Mercedes o Maserati, Lotus, Ferrari, McLaren, Williams, o es otra vez por Ferrari, Red Bull o Mercedes, en fin… los dominantes.

Cuando en 1989 vino a México el Campeonato Mundial de Sport Prototipos tuve mi oportunidad de oro ya que Mercedes Benz trajo a Juan Manuel Fangio como embajador, tuve oportunidad de convivir un poco con él y hasta de entrevistarlo para los noticieros de Imevisión.

Se hablaba mucho de deportividad en aquellos años, de líos políticos por el duelo Senna-Prost, de la naciente tecnología de Ferrari para hacer los cambios al volante electromagnéticamente, etcétera, pero también había quienes martillaban -y bastante- sobre la competitividad.

Archivo del autor:

Y pues, bueno, me tocaba estar frente a frente con don Juan Manuel en un estudio de televisión para grabar una entrevista del figurón argentino que cabría en las secciones deportivas de los noticieros.

El productor de ese lance fue nada menos que mi amigo ‘Chucho’ Tapia, a quien años más tarde le tocó producir un malogrado debate presidencial, pero, en fin, recuerdo sus palabras por el ‘Talk-Back’… “Ese micrófono, ¡sin temblar!”.

Fangio extraordinario me protegió a causa del nerviosismo y llevó la entrevista. Pasó por Mercedes, el campeonato, los autos, los pilotos, los hermanos Rodríguez destacando especialmente las cualidades de Ricardo, su gusto por México, el autódromo de la ciudad de México, en fin…

Cuando me sentí más confiado, pensé en qué pregunta podría hacerle para salir un poco de ‘las-de-cajón’. Pues ahí va, y le cuestioné sobre lo que se asumía como la falta de competitividad en la Fórmula 1 de esos años.

Palabras más o menos, me respondió de la siguiente forma: “No, de ninguna manera. Le ponemos atención, mucha atención, a una sola cosa del conjunto que es la Fórmula 1. Me refiero a que tenemos tantas carreras, tantas políticas, tantos intereses comerciales que lo único que debería salvar todo, es el resultado que leemos el lunes en el diario, y si éste es igual siempre, automáticamente le restamos importancia por completo”.

Fangio continuó hablándome acerca de que, desde sus años de gloria, se saben tantas cosas, leemos tantas cosas, que le damos poco mérito a cómo se llega a los resultados, al proceso de las carreras.

Remató ‘El Quíntuple’ en estos términos: “A mí lo que me gusta es la Fórmula 1 donde se pueda valorar el trabajo de los equipos, de los mecánicos, y ¡claro! de los pilotos en el circuito, porque siempre se maneja al límite, en Fórmula 1 no hay otra opción, no se puede manejar sin competir”.

Este ejercicio de memoria lo hice gracias a dos publicaciones gemelas, distanciadas por unos años, circunstancias casi simétricas, protagonistas equidistantes. Una joya de las repeticiones históricas de la F1.

Lewis Hamilton, año 2013, declara tras la victoria de Vettel en el Grand Prix de Corea: “Temo que los fans de la F1 pierdan interés en el deporte porque Sebastian es demasiado dominante”.

Sebastian Vettel, 2019 tras el inicio perfecto de Mercedes con cuatro 1-2 en cuatro carreras: “Es aburrido, ¿No es cierto?. Demasiado aburrido. No es tan sólo por las cuatro carreras, han sido cuatro años, más o menos”.

Pues bien, contada la anécdota, me quedo con la sabiduría del ‘Chueco’. Trataré de comprender a Vettel y seguiré apreciando el enorme talento y esfuerzo que se necesita para triunfar. ¿Y ustedes?.

Artículo siguiente
Grosjean cree que todos tendrán un “coche B” en España

Artículo previo

Grosjean cree que todos tendrán un “coche B” en España

Artículo siguiente

El reglamento de F1 para 2021 está cerca, pero aún con pendientes

El reglamento de F1 para 2021 está cerca, pero aún con pendientes
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Pilotos Juan Manuel Fangio
Autor Luis Manuel 'Chacho' López