Márquez: “Los pilotos de MotoGP no vienen por miedo a que les ganen los pequeños"

42,216 Vistas

Marc Márquez se impuso este sábado en el Superprestigio dirt track Barcelona, una competición que ha encontrado su sitio en el calendario del motor y que cumplió su cuarta edición.

De las cuatro citas que ya se han celebrado, la de este año fue sin duda la más espectacular y de un nivel mal elevado. Márquez se llevó la victoria, repitiendo la conquistada en 2014, pero el de Cervera tuvo que trabajar mucho y pelear, sobre todo en las fases previas, dominando absolutamente la final ante grandes pilotos, como el americano Brad Baker, ganador del Superprestigio 2013 y 2015, uno de los mejores pilotos del mundo de esta especialidad.

“El año pasado me quedé muy cerca de la victoria, y este año lo conseguí. Este fue mi mejor año, tuve mi mejor ritmo”, explicaba Márquez tras conquistar este sábado la victoria por delante del sorprendente Toni Elías, que terminó segundo y superó a Baker.

“Cuantos más pilotos de MotoGP vinieran, mejor. Pero pone nervioso ver pilotos de Moto3 y Moto2 delante tuyo. Creo que es el miedo a que te ganen los pequeños, un miedo que yo también sufro”

El Superprestigio va elevando su nivel y competitividad cada año, y lo que empezó como un juego para Marc se ha convertido ya en toda una competición que los pilotos deben preparar.

“Tengo que dar las gracia a Santi Hernández (su jefe de mecánicos en el equipo Honda HRC), que llegó aquí como si fuera una carrera de MotoGP, con todo apuntado y sabiendo en qué punto teníamos que cambiar cada cosa”, explicaba Marc, que contó además de con Hernández, con otros mecánicos del equipo de carreras mundialista.

Marc ganó casi todas las series en las que participó antes de la gran final, pero en algunas tuvo que pelear hasta el final.

“Lo mas llamativo es la competitividad, cada vez mayor como se ha visto en las salidas, pero eso hace que cada vez sea mas peligroso”, dijo en referencia a algunas caídas y toques en los que se vio involucrado tanto él como su hermano Alex.

Sin embargo, Marc no falló en el momento decisivo, y su superioridad en la gran final fue aplastante.

“Cambiamos un poco la puesta a punto. La moto es un poco mas alta. Al final, debes tener el ritmo pero la salida es crucial. Este año lideré desde la segunda curva, y eso hace las cosas más fácil”.

Miedo a perder

El Superprestigio se ha convertido en un espectáculo y aunque la competencia es feroz, sigue atrayendo a piloto del campeonato del mundo, aunque no de la máxima categoría.

“Quien pasa sus vacaciones en Barcelona, entrenando y corriendo, es que tiene narices y que demuestra su pasión por las motos”, explicaba Marc, que durante a semana estuvo entrenando en Ruféa con otros pilotos participantes.

Marc está de vacaciones hasta finales de enero, pero el de Cervera no para nunca y si el fin de semana pasado era el Enduro del Segre, este ha sido el Superprestigio.

“Las motos son mi vida; vivo por y para las motos. Siempre hay riesgo de lesionarse. Solo tuve una caída en todo el fin de semana. Cuando vi a mi hermano por el suelo me desconcentré”, explicó.

Una caída fruto de la cual se dolió de la mano izquierda, nada grave dijo.

“En MotoGP lo tienes todo bajo control, está todo más tranquilo. Aquí hay mucho ajetreo, pero Santi lo preparó todo muy bien. Supo y Nakamoto saben que conmigo siempre puede haber sorpresas (alguna lesión), pero no están aquí para tirarme de las orejas”.

Aunque el nivel de los participantes aumenta cada año, se echa de menos la presencia de algún nombre conocido del mundial participando en el Superprestigio.

“Cuantos mas pilotos de MotoGP vinieran, sería mejor. Pero la verdad es que pone nervioso ver pilotos de Moto3 y Moto2 por delante tuyo. Cuando vi a Marcos Ramírez delante tuve que apretar. Creo que es el miedo a que te ganen los pequeños, un miedo que yo también sufro”, explicó Marc para entender estas ausencias.

Baker: “El nivel cada año es más alto y difícil”

El campeón americano y dos veces ganador del Superprestigio, Brad Baker, lleva un mes en Europa preparando esta carrera, incluida una visita al Rancho de Valentino Rossi, donde estuvo entrenando con el italiano durante un fin de semana.

“La presión sube cada vez más, y no solo Marc, todos son mejores cada año”, explicó el americano, que acabó en tercera posición en la gran final.

“Este año me puso más nervioso viniendo al Superprestigio que en cualquier carrera de flat track en América, porque todo el mundo espera que gane. Esta carrera es más difícil que muchas de las que corro en casa”, argumentaba.

Baker, que felicitó a Márquez por la victoria a pié de pista, esperando al ganador, alavó la organización de la prueba, cada año más completa, aunque “seguramente hay cosas que se pueden mejorar, como por ejemplo la seguridad”, explicó.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Bike
Evento Dirt Track: Superprestigio
Tipo de artículo Noticias de última hora