Las rosas del desierto sobreviven al Rally Merzouga

En la octava edición del Merzouga, posiblemente la más dura en cuanto a navegación y climatología, ocho de las 10 mujeres que tomaron la salida vieron la meta en Erfoud. Liparoti se cuela en el podio de los UTV.

Erfoud (Marruecos).- Las rosas del desierto –rocas sedimentarias que se usan como ornamentación– se dan en zonas con clima desértico y con suelos ricos en yesos. Pero las rosas del desierto también florecen con nombres y apellidos en las extremas condiciones del Rally Merzouga. En la octava edición, la de 2017, ocho de las 10 mujeres participantes vieron la línea de meta y una subió al podio de los UTV.

De las 88 motos que arrancaron el pasado domingo de Erfoud, 76 llegaron a meta este viernes; 17 de los 23 quad y 24 de los 33 Side by Side (UTV) que finalmente arrancaron en la primera etapa aguantaron hasta el último día. De entre ellos, una mujer en la categoría de motos, la rusa Gabriela Novotna, que terminó 42ª después de seis intensos días de navegación, calor y tormentas de arena.

La organización del rally, gestionada por ASO desde 2016, y con Marc Coma como director deportivo reconoce que ha sido "más complicado de lo esperado". 

En quad, la española Covadonga Fernández fue 8ª, por delante de la checa Olga Rouckova, que participó por primera vez en un raid en Merzouga y que finalmente fue 14ª. "Espero que esto me haya servido para el futuro. Es mi primer paso para correr el Dakar y espero poder estar en Lima el 6 de enero", aseguró a Motorsport.com la piloto checa.

Fernández añadió: "Como siempre aquí, el rally es muy exigente a nivel de navegación y a nivel físico. Siempre es realmente complicado".

En Side by Side (UTV), la categoría que debutó en la edición 2017 del Dakar y que ASO quiere potenciar debido a sus menores costes frente a la T2 de coches, dos tripulaciones fueron 100% femeninas: la del Polaris #212, formada por Michelle Girard y Celia Abrantes, que fueron 16ª de la categoría, y la del Polaris #217 con Sophie Kreisberger y Marie Robert, 23ª.

“Correr en una categoría en la que principalmente hay hombres siempre es complicado, pero nosotras rompemos menos piezas que ellos”, asegura a Motorsport.com Michelle Girard, francesa afincada en España. “Nos gustaría correr el Dakar, pero para eso necesitamos un presupuesto que no tenemos. Esta aventura en Merzouga nos la costeamos nosotras mismas y no es barata".

#212: Michelle Girard, Celia Abrantes
#212: Michelle Girard, Celia Abrantes

Foto: A.S.O.

Además, la española Fina Román estuvo como copiloto del italiano Roberto Tonetti, pero después de luchar todo el rally en las primeras posiciones, la etapa Marathon les relegó en la clasificación y no terminaron la última etapa, según la clasificación final. La belga Adelin Philippe, piloto de Harold de Hemptinne, corrió igual suerte.

La que brilló por encima de todas, que ya es una veterana del off-road con 8 de 9 Dakares terminados, fue la francesa Camelia Liparoti, que se subió al segundo cajón del podio de la general de los UTV junto a su copiloto Sebastien Delaunay, cuarto en el Dakar 2017.

"Este es un resultado increíble para mí. Era mi primer rally en un UTV. Estoy súper, súper feliz", dijo Liparoti al llegar a meta tras cambiar el quad por el buggy en un paso que puede repetir en el Dakar 2018. "Quiero dar las gracias a todo mi equipo, a mi copiloto y a Yamaha Motor Europe por su apoyo".

A veces, las rosas crecen hasta debajo de las piedras del desierto o a la orilla de las dunas del Erg Chebbi marroquí.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Cross-Country Rally
Evento Merzouga Rally
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas merzouga 2017, merzouga rally, mujeres rally merzouga, rally merzouga, rosas del desierto