300 personas en el servicio médico en Uyuni

Las etapas en Bolivia han sido complicadas para todas las personas que siguen el Dakar 2016.

El Rally Dakar está a unas horas de dejar tierras bolivianas para adentrarse de nueva cuenta a Argentina con la séptima especial de competencia con destino a Salta, pero para varios competidores, las tierras de Uyuni han resultado sumamente complicadas, especialmente en la categoría de motocicletas. 

Cerca de 300 personas han sido atendidas en el centro médico instalado en el campamento militar de Uyuni, donde la noche del jueves era normal ver muchas sillas ocupadas por pacientes que necesitaban oxígeno para sobrepasar el cambio de altitud y los 4,000 metros sobre el nivel del mar. 

Algunos Pilotos, parte del comité organizador, servicios de asistencias y prensa, tuvieron que recurrir a los médicos para solucionar los dolores de cabeza y mareos, principales síntomas por el cambio de altitud. 

Hasta la noche del jueves, se habían presentado cerca de 100 personas por este problema. La magnitud fue tal, que las ambulancias apostadas a fuera del centro médico sirvieron para brindar oxigeno a más personas que ya no cabían en el centro médico. 

"Me dolía la cabeza. No ha sido como esperaba", expresó Paulo Goncalves quien fue una de las víctimas de los cambios de altitud. 

Pero el servicio médico no solo ha servido para atender a las personas por problemas de presión, también para atender fracturas como la del chileno Ignacio Casale, quien por ahora se encuentra sedado. 

Bolivia ha sido un nuevo reto para los competidores del Dakar. Algunos, que menospreciaban la altitud, han cedido terreno ante Uyuni. 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Dakar
Evento Dakar 2016
Sub-evento Etapa 6: Uyuni - Uyuni
Tipo de artículo Noticias de última hora