Albert Llovera, el hombre que ni los doctores ni el Dakar, pueden detener

compartidos
comentarios
Albert Llovera, el hombre que ni los doctores ni el Dakar, pueden detener
Luis Ramírez
Por: Luis Ramírez
16 ene. 2016 17:31

El piloto de Andorra demostró que en el mundo no hay limitaciones y este sábado llevó al camión 521 a la meta del Dakar.

Ambiente en el Dakar
Dakar ambiente
Dakar ambiente
Dakar ambiente
Dakar Bolivia ambiente
Dakar Bolivia atmosphere

Albert Llovera no tiene miedo a nada. Los médicos le pidieron que cambiara su ritmo de vida, dejado de lado los peligros del deporte motor, pero ante ess súplicas él les respondió inscribiéndose con un camión al Rally Dakar 2016.

A los mandos del Tatra 521, el andorrano terminó este sábado la competencia en el sitio 31 de la clasificación general, demostrando una vez más que una discapacidad física no es impedimento para poder cumplir con los sueños.

¿Qué puede hacer Llovera después de este hito? “Hay muchas cosas en la vida que quiero hacer. Creo que ahora iré a manejar un tanque”, dice el piloto a Motorsport.com en forma de broma. A pesar de las horas de manejo llegó con el mejor humor a la meta de la última especial cronometrada del Dakar 2016. 

“Tengo que asimilar esto. Ha sido un poco alucinante. Estoy muy contento. No sé que decir, de verdad que esto es inesperado”, expresó el piloto.

Las palabras de Llovera podrían sonar exageradas, pero no lo son. El camino de Buenos Aires, donde fue la salida el pasado 2 de enero, hasta llegar a la meta en Rosario este sábado 16, ha sido largo y tortuoso.

“Ha sido una experiencia totalmente nueva. No me esperaba que fuera tan buena, pero era difícil llevar el camión. Ha sido enriquecedor todo este recorrido. Siempre me he sentido arropado por el equipo y eso ha sido importante.

“Lo más complicado ha sido la adaptación a los manos porque llegamos sin probarlos. Perdimos seis horas en el primer día de competencia y a partir de ahí comenzamos a trabajar acoplados. Nos costó mucho al principio, pero después ya no tanto”.

Con una sonrisa en el rostro, como la de un niño que acaba de obtener la máxima calificación en el examen, Llovera se apresta a decirle a los doctores que tal vez no deje las carreras.

“Les diré que no lo sé. No sé lo que va a pasar no lo que haré. Con esta vida estoy bien, estoy bien así”.

Next Dakar artículo
Paraguay y Uruguay, en la agenda para unirse al Dakar

Previous article

Paraguay y Uruguay, en la agenda para unirse al Dakar

Next article

Jurgen van den Goorbergh ejemplo en Dakar

Jurgen van den Goorbergh ejemplo en Dakar

Sobre este artículo

Campeonatos Dakar
Evento Dakar 2016
Subevento Etapa 13: Villa Carlos Paz - Rosario
Autor Luis Ramírez
Tipo de artículo Entrevista