Cómo hizo ASO para salvar el Dakar 2021

Los organizadores del Dakar, Amaury Sport Organisation, lograron fletar 18 vuelos chárter para garantizar la presencia de los competidores ante las restricciones de Arabia Saudí por la COVID-19.

Cómo hizo ASO para salvar el Dakar 2021

El cierre por tierra, mar y aire de Arabia Saudí a 13 días del inicio del segundo Dakar en la Península Arábiga hizo saltar todas las alarmas en Amaury Sport Organisation (ASO), organizadora del mítico rally. 

En plenas festividades navideñas y con miles de competidores, mecánicos y demás miembros del vivac del Dakar preocupados ante la cancelación de sus vuelos con destino Yeda, David Castera y su equipo –con el coordinador general a la cabeza, Thomas Cerf-Mayer– se pusieron el traje de faena. El objetivo: que ningún competidor se quedara en tierra por las medidas de última hora del reino saudí. 

Para ello, además de con su músculo económico y los contactos de máximo nivel con el gobierno del país que acoge la 43ª edición del Dakar, tuvieron que desplegar su mejor versión. Un total de 18 aviones chárter se utilizaron para trasladar a los participantes y equipos hasta Yeda con permisos especiales de Arabia Saudí en un total de 21 vuelos.

Estos sustituyeron a los vuelos comerciales que un tercio del total de competidores (509 a falta de las verificaciones técnicas y administrativas de los días 1 y 2 de enero) y asistencias tenían reservados por cuenta propia. ASO había planeado 10 vuelos desde Madrid, Barcelona, Lisboa, París, Ámsterdam, Frankfurt, Munich y Praga para trasladar a los otros dos tercios restantes del rally.

"Estos días nos están dando las gracias antes incluso de empezar, la gente llegó a pensar que no había manera de hacer este Dakar y ahora que están aquí están muy contentos", asegura David Castera a Motorsport.com a pocos días de que comience el rally.

También lee:

"Si estamos aquí es porque los saudíes lo querían. Yo vi la noticia muy tarde, sobre las 22.15 de la noche del domingo 20 de diciembre. Inmediatamente llamé a mis jefes y me dijeron que al día siguiente a primera hora de la mañana hablaríamos con nuestros contactos saudíes. Desde el primer momento ellos nos dijeron que el país estaba cerrado, pero que si nosotros lográbamos llevar a los competidores hasta allí, no habría problema alguno. Fue complicado, había que encontrar gente para trabajar en plena Navidad, hicimos un gran trabajo, pero la noche del domingo al lunes fue terrible".

ASO, en plenos días pre-Navidad, logró sumar en apenas tres días otros 8 aviones chárter más –que tuvieron que cumplir las medidas sanitarias del 80% de la capacidad y que no debían llevar mucha carga para evitar tener que repostar– que salieron de Dubái, París y Praga. 

Hasta allí se trasladó el tercio de competidores, asistencias y demás miembros del vivac (en torno a 700 personas) desde 47 países diferentes. El caso de los británicos fue especial, ya que gracias a que el equipo Bahrain Raid Xtreme gestionado por Prodrive contrató un avión privado, ASO pudo meter en él al resto de miembros británicos que se habían quedado descolgados. En otros casos, como el de muchos pilotos que volaban desde Argentina, se vivieron momentos de tensión al tener que esperar varias horas por retrasos y cancelaciones.

"Por suerte, cuando llegó el segundo confinamiento tomamos la decisión de poner chárter y teníamos ya 10, con más de la mitad de competidores en ellos. Afortunadamente, solo hubo que complementar y no crear un dispositivo desde cero. Lo más complicado fue el transporte inicial hasta el chárter, porque aquí hay 47 nacionalidades. Todos los que no están es por tema de COVID [como los españoles Francesc Ester y Jordi Ballbé o el eslovaco Ivan Jakes] y no por transporte, que ese era nuestro objetivo", aclara Castera.

Cuando se le pregunta si llegaron a temer porque este Dakar no se celebrase o se postpusiera a más adelante, deja claro que el futuro de los raids dependía de ello.

"La noche del domingo al lunes pensé 10.000 cosas, pero en cuanto hablamos con los saudíes me tranquilicé. Siempre soy positivo y sabía que podíamos hacerlo. No había otra opción, porque si no hubiese habido este Dakar, habría sido muy, muy complicado para los equipos tras un año casi sin competiciones. Se habrían caído muchísimos equipos. Era también salvar la economía del rally raid para el futuro", apunta.

Vale como ejemplo de los agradecimientos que estos días los equipos y participantes transmiten a Castera y todo su equipo las palabras de Jordi Viladoms, team manager de KTM Factory Racing, a Motorsport.com.

"La verdad es que estamos todos aquí y la cosa va en buena dirección y hay que felicitar a ASO, porque con todos los impedimentos y problemas con el COVID-19 a nivel internacional, traer a todo el mundo aquí es casi un milagro. Nosotros estamos muy agradecidos de que lo hayan podido hacer", comenta el catalán. 

El milagro de ASO por Navidad permitirá que desde el sábado 2 de enero, la 43ª edición del Dakar eche a andar con un Prólogo de 11 kilómetros contra el reloj.

compartidos
comentarios
Las novedades del Dakar 2021 para motos generan dudas entre pilotos

Artículo previo

Las novedades del Dakar 2021 para motos generan dudas entre pilotos

Artículo siguiente

Así se disputará el Prólogo que pone en marcha el Dakar 2021

Así se disputará el Prólogo que pone en marcha el Dakar 2021
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos Dakar
Evento Dakar
Autor Sergio Lillo