Casale vuelve a la victoria un año después de su calvario

El piloto chileno de quad ha ganado su primera etapa en esta edición tras romperse la clavícula en Uyuni en 2016. Ya es tercero y sueña con la victoria.

Salta (Argentina).- Si los médicos le hubieran dicho a Ignacio Casale (Santiago de Chile, 1987) que 12 meses después de romperse la clavícula tras un salto en quad a más de 130km/h en Uyuni ganaría una etapa de esa misma competición que le había llevado a caer contra el suelo, no lo hubiera creído.

El piloto chileno de quad, ganador en 2014 del Dakar, abandonó en 2015 y 2016. En esta edición su planteamiento ha sido bien distinto: viene con su propio equipo de dos mecánicos y un camión de nueve metros conducido por sus familiares.

Su planteamiento inicial era terminar, pero tras la octava etapa se encuentra tercero en la general de la categoría a 10:19 del líder, el ruso Sergey Karyakin.

“Este martes ha sido un buen día. Pude correr a un buen ritmo, me sentí muy cómodo. He conseguido descontar tiempo a los pilotos que llevo delante. Mañana y pasado son los días más duros así que poco a poco que aún queda mucha carrera”, comentó, precavido, tras llegar a la meta de la octava etapa sin saber que la novena no se celebrará.

El objetivo cambia, aunque el chileno no se atreva a pronunciarlo, pero también su enfoque para los próximos tres días de carrera.

“Hasta ahora la carrera esta siendo ideal para mí. He escogido una nueva estrategia, más conservadora que en la primera semana para mantener el quad nuevo tras el día de descanso y así ha sido, tengo el quad en perfectas condiciones y espero que siga así hasta la meta”.

Casale, junto al francés Dutrie (a 6:57 de Karyakin), es el único que aguanta el tipo ante el líder de la carrera. “Si no hay confianza no hay nada”. Declaración de intenciones.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Dakar
Evento Dakar 2017
Pilotos Ignacio Casale
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas dakar, ignacio casale