El camión de De Rooy pesaba 300 kilos más por el barro

El holandés Gerard De Rooy explicó que las condiciones climáticas afectaron el camino, además de dificultar el manejo de los vehículos.

Gerard De Rooy agradeció la cancelación de la sexta etapa del Rally Dakar y el recorte de la quinta especial a consecuencia de las difíciles condiciones del camino por las fuertes lluvias que azotaron el territorio boliviano.

La lluvia de toda la noche convirtió el territorio en un pantano, pero al menos permitió a los integrantes del equipo de De Rooy trabajar en el Iveco Powerstar para intentar mantener el liderato de la clasificación de camiones.

“Es muy importante para nosotros porque el último día no pudimos hacer mucho”, explicó Gerard De Rooy quien controla todo el trabajo que se hace, pero a la vez, descansa disfrutando de un sol pálido que, lamentablemente, ya sabe pronto dará paso a más lluvia.

“Sinceramente, tengo que agradecer a Dios que cancelaron la sexta etapa debido a que el campamento de Oruro fue tan impactante que ni siquiera podíamos trabajar. Cuando llegamos con los camiones se había convertido en un pantano. Más que un campamento parecía una pesadilla. Los mecánicos ni siquiera podían trabajar en esas condiciones”.

Para De Rooy, las difíciles condiciones del camino incluso complicaban el manejo de su Iveco. “Después de la quinta etapa, el camión tenía mucho barro y pesaba por lo menos 300 kilos. Lo que hay que hacer primero es limpiarlo completamente. Después de eso haremos el mantenimiento de rutina, con un poco de más atención a algunos detalles, porque la primera semana ha estado muy ocupada. Lo importante para nosotros es estar listo para la segunda semana de la carrera, y en especial para la etapa maratón que comenzará mañana”.

Pero mientras la altitud no ha sido un problema físico para los integrantes del equipo, sí lo fueron para los neumáticos, en especial en el segundo día. “Tuvimos un gran problema con el sistema de inflado / desinflado y, por lo tanto, tuvimos que cambiar los neumáticos y eso nos quitó mucho tiempo. Al final sólo perdimos 30 minutos, así que logramos contener los daños”.

“Después de eso no cometimos errores de navegación y esto nos ha permitido no perder tiempo. Estamos de vuelta en la parte superior y esto es positivo, aunque para ser honestos, los dos últimos días no fueron en especial los más rápidos, pero sí de inteligencia. Habremos dado un camino erróneo por unos kilómetros, un error de navegación, pero a nuestro alrededor veíamos gente perdida, que daba vuelta durante una hora”.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Dakar
Evento Dakar 2017
Sub-evento Día de descanso en La Paz
Pilotos Gerard de Rooy
Equipos Team De Rooy
Tipo de artículo Noticias de última hora