El Dakar 2018 ya es "el más duro de Sudamérica"

El arranque en las dunas peruanas ha provocado 80 abandonos y el 24% de los participantes no han llegado a la jornada de descanso. Los pilotos hablan de su dureza.

La Paz (Bolivia).- El intento de regresar a las raíces africanas de la carrera parece haber surtido efecto. Marc Coma, Xavi Colomé y todo el equipo que diseña el recorrido del Dakar desde 2016 han hecho un trabajo elogiado y odiado a partes iguales por los competidores. No se han salvado ni los mejores.

En la categoría de coches, los abandonos de Bryce Menzies, Nani Roma y Sebastien Loeb, junto con las importantes pérdidas de tiempo de Cyril Despres, Giniel de Villiers y Nasser Al Attiyah dan buena muestra de ello.

De los 92 coches que partieron de Lima, 61 han llegado a la jornada de descanso seis días después, un 66,3%.

Los motociclistas élite, en cambio, han aguantado mejor el tipo, con el abandono del vigente campeón, Sam Sunderland, como única pega. Pero de las 139 motos que arrasaron el pasado 3 de enero, 110 llegaron a La Paz (79,14%).

“Perú ha sido muy duro. La verdad es que el desierto ha estado muy difícil. Las dunas, los valles, mucho fesh fesh…”, asegura Kevin Benavides, líder de la categoría.

El Dakar 2018 no bate por ahora récords de abandono, frente al 26,41% de abandonos en 2017 en la jornada de descanso y el 13,56% de 2016, en el 40º aniversario ya son 80 de 335 los vehículos que han dicho basta, un 24%.

Preguntado por ello, el nueve veces campeón del mundo de rallies, Sebastien Loeb, lo tiene claro: “Para mí, sí. Pocos han pasado sin grandes problemas, pero es algo totalmente diferente a lo que estoy acostumbrado. Estoy acostumbrado a ir rápido, a apretar y aquí es cuestión de poder pasar las dunas con el coche”.

Un Dakar más africano

Monisuer Dakar coincide completamente con su compañero francés y asegura que le está recordando a aquellos años en África.

“Este ha sido el Dakar más duro desde que estamos en Sudamérica, sobre todo porque las dunas eran blandas y muy complicadas. Y no hay día de transición. Empezamos con 5 días de dunas y cada día era cada vez más complicado. El miércoles fue una locura. A mí me gusta esto”, reconoce.

“Recuerdo los Dakar en África, que eran realmente complicados, con mucha navegación en dunas… me gusta el espíritu del Dakar y me alegra que lo tengamos de vuelta”.

Jordi Viladoms, director deportivo de KTM, responde a Motorsport.com: “Nos lo esperábamos intenso porque sabíamos que las dunas podían ser muy blandas, que pintaba mal y que estaban deseando endurecerlo. Pero es verdad que todos los pilotos hablan de que está teniendo una dureza importante, que han sufrido a nivel físico, que la navegación ha sido muy complicada y que se van a acordar de estos días en Perú”.

Bruno Famin, jefe de Peugeot Sport, es menos directo: “No sé… ha sido dificilísimo este rally, eso seguro. Pero es difícil de decir. Cuando en 2016 todos se quejaban de que estaba demasiado fácil… ahora todos se quejan de que todo es demasiado duro. Quizás son todos franceses (risas)”.

 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Dakar
Evento Dakar
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas dakar 2018, dakar rally, noticias dakar, rally dakar