El líder de motos abandona el Dakar con un neumotórax

Adrien Van Beveren, piloto oficial de Yamaha, era el más rápido en la jornada del martes camino de Belén cuando tuvo un fuerte accidente a 3 km de meta.

 

#4 Yamaha Official Rally Team: Adrien van Beveren
#4 Yamaha Official Rally Team: Adrien van Beveren

Photo by: Yamaha Motor Racing

 

Belén (Argentina).- El sueño de Yamaha de ganar el Dakar 2018 salió volando a tres kilómetros de la meta en el vivac de Belén. Adrien van Beveren, con 22 segundos de ventaja antes de este martes en la cabeza de la categoría de motos, era el mejor durante la complicada y polémica del martes. Pero enganchó su rueda delantera a 150 km/h a 3 km del final y salió por encima del manillar para aterrizar con dureza en el cauce de un río seco con algo de barro.

El piloto perdió la consciencia durante varios segundos, después de los cuales quiso continuar. Se subió a la moto, pero una centena de metros después volvió a caerse, esta vez a baja velocidad, porque el manillar estaba completamente destrozado. Una imagen de la épica de este Dakar.

Evacuado en helicóptero al hospital de Belén, al francés se le descubrió un neumotórax y una clavícula rota. Los médicos continúan haciéndole diferentes pruebas para valorar si deben intervenirle o no.

Jordi Arcarons, manager deportivo del equipo, recibió a Motorsport.com profundamente apenado por el accidente de su piloto y preocupado por el estado de salud de este.

“Es uno de esos días para olvidar. Te deja muy, muy frío después de la casi perfecta carrera que estaba haciendo Adrien. Había validado todos los WP en una etapa muy complicada y venía con opciones de ponerse con mucha diferencia en la general”, asegura el catalán.

“Pero este deporte tiene estas cosas. Todo el trabajo intenso que hemos hecho este año se ha diluido en unos días, primero con De Soultrait y Caimi y ahora con Van Beveren”.

“Lo importante ahora es que se recupere perfectamente, que estás cosas siempre dejan huella, y que vuelva a la moto tan bien como ha estado estos días. El tiempo lo cura todo, pero ahora estamos hundidos”.

Las caras en Yamaha eran un poema en la tarde del martes en Belén. Aún les queda el tercer piloto Rodney Faggotter y aguantarán con él estos cuatro días. Pero el espíritu del equipo francés está por los suelos y no es para menos: se les ha escapado el Dakar casi de las manos.

 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Dakar
Evento Dakar
Pilotos Adrien van Beveren
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas adrien van beveren, argentina, belén, rally dakar 2018