El policía de élite que ganó el Dakar

Cristian España ganó la categoría Marathon en su segunda participación tras no haber terminado en su debut en 2016. Ahora sueña con poder dedicarle más horas a su pasión.

Policía de Andorra desde hace 11 años. Dentro del grupo de operaciones especiales en los últimos tiempos y apasionado de la moto. Cristian España ha cumplido el sueño que su padre intentó hacer realidad en 1992, cuando él tenía 11 años: terminar el Dakar. Pero el andorrano ha ido más allá al ganar la categoría Marathon, cuyos participantes no pueden cambiar piezas claves de la moto como el motor o el cuadro.

“Las sensaciones son brutales. Estoy muy contento y hemos acabado, que era el objetivo principal. Me ha encantado compartir momentos con muchos pilotos y el apoyo de Sudamérica que te da mucha fuerza. El Dakar sin ellos no sería tanto", asegura el piloto a Motorsport.com nada más terminar el rally.

España, que tuvo que abandonar en su debut con Suzuki en 2016 en la 10ª etapa, ha sido el 21º de la general, logrando su mejor resultado (8º) en la etapa camino de Oruro y sus inundaciones.

"He ganado la categoría Marathon, estoy el 21º de la general, no soy un profesional, pero estoy en la moto desde pequeño y he cumplido mi objetivo que era acabar. El año pasado me quedé a las puertas y ahora muy contento de poder celebrarlo", insiste, con una sonrisa de oreja a oreja, el andorrano.

Con una KTM WR 450 y con la asistencia del Pedregá Team, España ha brillado en este Dakar de navegación, calor extremo y diluvios.  “La verdad es que nunca lo pensé. El año pasado la ganó mi compañero y me hizo mucha ilusión y pensé que ojalá algún día la ganara yo. Sin quererlo lo he logrado. He aguantado el ritmo en la segunda semana, esa ha sido la clave".

“Los peores momentos han sido los de frío en los enlaces por la mañana. Sobre todo el de 400km que teníamos de Tupiza a Oruro a las cinco [en la que llegó 8º]. Hasta me quemé unos guantes calentándome las manos con el tubo de escape. La KTM me ha dado mucha soltura y solo he tenido que pensar en la navegación. La etapa de San Juan fue terrible: llegué deshidratado y nunca me había encontrado tan mal, no tenía ni hambre ni sed", relata España los días de calvario del rally más duro del mundo.

Con el dulce aroma de la victoria en su categoría y el sueño cumplido, este policía de élite formula un deseo al viento: “Me gustaría dedicarme a esto, ponerle más horas, pero sé que ya no soy tan joven para esto [está a punto de cumplir los 37]. Al menos quiero encontrar una manera de dedicar media jornada a ello, tener más disponibilidad de la que tengo".

Mientras el destino y el trabajo diario dicen si su deseo puede cumplirse para 2018, España seguirá trabajando con sus compañeros de grupo en Andorra, entrenando y recordando que en "el Dakar más duro de Sudamérica" se llevó una victoria a casa.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Dakar
Pilotos Cristian España
Tipo de artículo Artículo especial
Etiquetas cristian españa, cristian españa dakar, dakar 2017, dakar categoria maraton, ktm, marathon dakar