El sueño de Caimi, roto en el barro boliviano

El joven piloto argentino de Yamaha tuvo que abandonar tras pasar el kilómetro 200 de la séptima etapa del Dakar 2018.

 

#7 Yamaha Official Rally Team: Franco Caimi
#7 Yamaha Official Rally Team: Franco Caimi

Photo by: Yamaha Motor Racing

 Uyuni (Bolivia).- Los sueños se rompen en el Dakar como las gotas de lluvia que impactan contra el suelo boliviano. Unas gotas que encharcaron la especial de 425 km del sábado camino de Uyuni y que

hicieron la vida imposible a los osados que se atreven a retar al territorio sudamericano.

Uno de ellos, de esos que brilla por su juventud y su evolución hacia arriba es Franco Caimi (Mendoza, Argentina, 1988), piloto oficial de Yamaha. Pero la ilusión con la que afrontaba el Dakar en su arranque
en lima se golpeo de bruces contra un profundo agujero lleno de agua.

“Tuve algunos problemas hace tres días, cuando tuve una caída y rompí la torreta de navegación. Me costó mucho llegar al vivac esa noche en Arequipa. Pero seguimos y hoy me quedé enganchado en el barro y ha sufrido mucho la moto para poder sacarla y recalenté el embrague”, explica Caimi su abandono a Motorsport.com.

“Son carreras, el deporte motor es así y que hay que tratar de aprender de lo negativo para mejorar. Sigo siendo un piloto bastante joven en la disciplina así que hay que mirar para delante”.

El joven mendocino fue 8º en su debut en el Dakar hace 12 meses con Honda Sudamérica y tras su cambio al equipo oficial de Yamaha el pasado mayo, la evolución había sido más que notable, en
palabras de Jordi Arcarons, manager deportivo del equipo.

“La verdad que fue un día muy, muy duro para mí porque quedar fuera de esta carrera significa mucho. Es todo un año de trabajo para esto y quedar fuera es muy angustiante y decepcionante. Pero hay que tratar de mirar para delante, de ver lo positivo, lo bueno es que estoy sano, estoy bien. Estoy fuerte”.

Caimi, que debutó con Yamaha en el Merzouga, viajará en la noche del sábado al domingo a Tupiza, donde termina la Maratón, para reunirse con el equipo y decidir si continúa con ellos hasta Córdoba o se marcha para casa.

Su cara era un cuadro de tristeza y decepción en el vivac de Uyuni, en el regimiento Loa. El argentino quería luchar por estar en ese top 10 que asaltó hace 12 meses, pero las cosas se torcieron.

Aun así, disfrutó de los duros días en Perú: “La verdad es que Perú me gustó mucho. Había varios peligros y algunas etapas han sido bastante duras, pero me gustó mucho la geografía, el desierto, lo disfruté”.

Lo bueno de ver sueños rotos son las ganas de volver a construirlos. Eso es lo que le toca a Caimi ahora.

 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Dakar
Evento Dakar
Pilotos Franco Caimi
Tipo de artículo Entrevista
Etiquetas argentina, bolivia, franco caimi, rally dakar 2018