Gracida: "Terminar el Dakar en una pieza ya es un éxito"

El mexicano Carlos Gracida completó su segundo Rally Dakar. Él espera que en un futuro exista más apoyo para que competidores asistan con más ayuda técnica.

La historia mexicana en el Rally Dakar no presume podios. La falta de apoyo económico limita tecnológicamente el talento de varios de ellos; cada uno de los tricolores que ha asistido a la competencia lo hace con recursos propios, pero a pesar de ello, hay historias de éxito como la de Carlos Gracida.

El motociclista que corrió la edición 2017 sobre una Husqvarna con el Nº 90 finalizó por segunda vez la mítica prueba, convirtiéndose así en el segundo mexicano en alcanzar dos veces la meta (Octavio Valle fue el primero). Para él, la posición poco importa.

“Los números, terminar segundo, tercero o quinto no significa mucho para mí, pero sí significa mucho completarlo de nuevo después de que en 2015 no pude terminarlo”, expresó el mexicano en entrevista con Motorsport.com. “Esto tiene un significado muy especial para mí. Ha sido un año muy intenso con el nacimiento de mi hijo”.

Pero Gracida toma con humildad su logro y espera que sirva para animar a más empresas a apoyar el talento mexicano para tener a un competidor de esta nación peleando en la cima.

“Venir aquí es mucho amor al arte, la pasión, pero conseguir ayuda con gente que comparte esa misma pasión en términos económicos fue muy difícil. Esperemos que se empiece a abrir el camino y que más mexicanos vengan al Dakar. Hay mucho talento, mejores que yo, para venir aquí”.

Un Dakar complicado

Gracida finalizó en el sitio 63 para llevarse su medalla que lo acredita como uno de los sobrevivientes de este Dakar. “Para mí, la etapa 2 fue complicada porque dañé la moto, la etapa 10 fue muy intensa físicamente, la etapa maratón fue muy intensa con el clima, porque afrontamos frió, calor, tuvimos de todo. Al final quedo muy satisfecho de estar en Buenos Aires. Qué mas puedo pedir”. 

Sin embargo, el originario de Guanajuato destacó que al principio de la competencia sentía que su Dakar podía haber terminado. “En la etapa 2 lo pensé después de la caída la moto; porque no encendía, ahí perdí 40 minutos. Nadie se paraba hasta que llegó un buen amigo, Angello de Checoslovaquia, me remolcó con su moto, fue la única forma de echarla a andar. Pensé que el Dakar de nuevo se acaba de mi”.

Con estas complicaciones y lo difícil del recorrido creado por Marc Coma, Gracida termina feliz. “En mi nivel amateur, las posiciones son muy relativas. El simple hecho de terminar y de estar tranquilo para mí ya lo considero un éxito. Fueron etapas muy demandantes, de mucha navegación. El que no hayan llegado a mayores las caídas y estar en una sola pieza este 14 de enero es para mí todo un éxito”.

Ahora, tras 14 días de competencia, Carlos Gracida solo tiene una nueva meta: “El Dakar es el Dakar. Siempre uno tiene esa pasión por las motos y vivir uno su sueño. No sé si regrese, el tiempo lo dirá, Por ahora solo puedo pensar en mi familia, reponer algo del tiempo que he estado ausente el año pasado con ellos”.

 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Dakar
Evento Dakar 2017
Sub-evento Etapa 12: Rio Cuarto - Buenos Aires
Pilotos Carlos Gracida Garza
Tipo de artículo Entrevista