La segunda semana del Dakar será clave para la victoria

Los competidores de autos y motocicletas tomaron la salida ceremonial en Buenos Aires para ir a Rosario en territorio argentino.

En el Rally Dakar nunca existe una jornada tranquila. Este sábado, los participantes ni siquiera tuvieron que acelerar a fondo. El objetivo era divertirse en la largada ceremonial en el Parque Tecnópolis en Buenos Aires, Argentina, para después salir a Rosario, donde descansarán antes del verdadero inicio de la guerra con la especial del domingo de Rosario a Villa Carlos Paz.

Uno a uno fueron avanzando los competidores hasta que al mediodía comenzaron a brillar los favoritos. Primero las motocicletas donde aparecieron Joan Barreda, Paulo Goncalves, Toby Price, Helder Rodrigues y Rubén Faria.

Después fue el turno de los autos MINI All4 Racing del campeón reinante Nasser Al-Attiyah y el español Joan Roma, intercalados entre los Peugeot donde la gente aplaudió a Stéphane Peterhansel, máximo ganador del Dakar con 11 victorias, los aplausos fueron en mayor tono para Sébastien Loeb, nueve veces ganador del WRC y conocido profundamente en Argentina donde se impuso en ocho ocasiones consecutivas (desde 2005 hasta 2013).

Pero ahora afronta un nuevo reto en donde, a diferencia del Campeonato Mundial de Rallies, no es el favorito. "Estoy feliz de arrancar, pero ahora, no sé a dónde exactamente vamos", dijo un sorprendido Loeb al bajar del podio. "Tenemos mucho que aprender y descubrir. Es un nuevo coche, un nuevo equipo y un nuevo reto. Queremos ser competitivo, pero será difícil porque somos principiantes y podemos cometer errores".

Decenas de miles de personas se dieron cita para resistir los más de 32 grados centígrados en Tecnópolis, un gesto que los competidores como el campeón reinante en la categoría de coches, Nasser Al-Attiyah, agradecieron. "Amo este país, a su gente. He ganado dos veces en Argentina y espero que esta pueda ser una vez más. Haré lo mejor en este rally para ganarlo de nueva cuenta".

El reto de la segunda mitad

Pero mientras la fiesta transcurría, existen quienes ya pensaban en el reto que afrontarán  la segunda semana de competencia, justo cuando el Dakar se encuentre de nuevo en Argentina luego de su paso por Bolivia.

"La segunda semana en Fiambalá será más complicada. Habrá más navegación, especialmente alrededor de Fiambalá. En esa zona cada kilómetro es difícil porque haya trampas por todos lados", explicó Stéphane Peterhansel.

En el mismo tono opinó su compañero dentro del equipo Peugeot, el español Carlos Sainz. "La segunda semana es donde tendremos que ir viendo dónde estamos y de ahí decidir. Será difícil porque con esta ruta, el reto de ganar con tracción en dos ruedas se convierte en un doble reto".

En el caso de las motocicletas, Joan Barreda, integrante del equipo Honda, destaca dos puntos a considerar en el recorrido. "Creo que habrá varias etapas clave, las etapas en Bolivia, que llegaremos muy alto, a más de 4.500 metros durante varios kilómetros, y la etapa de Maratón. También la etapa de Fiambalá (Belén-La Rioja), que el hecho de tener la posibilidad de salir mezclados motos con autos y camiones puede hacer cambiar la estrategia y los resultados". 

Los competidores transitan por ahora en un recorrido que apenas sirve para soltar los motores. La verdadera batalla inicia este domingo con los primeros 978 kilómetros totales para motocicletas y 1,008 kilómetros para camiones y autos. 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Dakar
Evento Dakar 2016
Pilotos Carlos Sainz , Sébastien Loeb , Stéphane Peterhansel , Mikko Hirvonen , Nani Roma , Nasser Al-Attiyah , Juan Pedrero , Joan Barreda
Tipo de artículo Noticias de última hora