Las 100 personas más importantes del Dakar

El campamento del rally más duro del mundo, de 10 hectáreas, se monta y se desmonta en 24 horas para dar cobijo a unos 3.000 ocupantes gracias al trabajo del equipo de logística.

Salta (Argentina).- Un centenar de personas hacen que 3.000 puedan trabajar, comer, dormir, lavarse y participar en el Dakar. La logística del rally más duro del mundo no es la más dura del mundo pero tiene su complejidad.

Todos los días, el campamento o vivac se monta y se desmonta. Al mismo tiempo, otro equipo ha comenzado ya a preparar el del día siguiente y así durante 12 días.

“Un campamento de un Dakar es como una mini ciudad que se arma en 24 horas y se desarma en 24 horas. Dentro de esta ciudad esta el puesto de control (PCO), nuestro camión de comando, la zona TV (muy importante porque salen las imágenes del Dakar a 190 países); el comedor (7.000 almuerzos y cenas); la sala de prensa (1.460 periodistas acreditados)…”, cuenta a Motorsport.com Thomas Cerf-Mayer, jefe de logística de la carrera.

El funcionamiento del equipo logístico del Dakar es por cajones, como explica su director. “El desafío es armar todo esto en 24 horas y desarmarlo para estar a 800 km en el siguiente campamento y eso lo hacemos durante 12 días”, subraya. “Para manejar una logística tan grande utilizamos un sistema de cajones: disponemos de distintos camiones y material, por ejemplo dos PCO en semirremolques”.

El equipo tiene hasta cuatro copias de algunos de los elementos principales del vivac, como los camiones cocina o las carpas comedor. En cambio, solo existe un camión de TV, donde se procesan todas las imágenes de la competición. “Este tipo de equipamientos son esenciales”, apunta Cerf-Mayer.

Para que ese camión de TV llegue al vivac de la siguiente etapa, es necesaria una programación “al minuto”. Por ejemplo, de San Salvador de Jujuy a Tupiza hay 400 kilómetros, por lo que el camión deberá salir a las 23.00 para llegar al campamento boliviano a las 6-7 de la mañana siguiente.

Mínimo 10 hectáreas

Los equipos de personas se dividen en Día 1, Día D y Día +1. Así, los primeros hablan con las autoridades locales y empiezan a montar el campamento; los segundos se encargan del día a día del vivac y los últimos tratan de dejar todo tal y como estaba antes de que la caravana del Dakar pasara por allí.

“Son 100 personas las que hacen que 3.000 puedan vivir en un lugar cómodo todos los días”, recalca Cerf-Mayer. El director de logística destaca que lo prioritario es el apartado deportivo, pero la organización y localización de los campamentos influye en el desarrollo de la prueba. Para ello, estos deben tener “como mínimo” unas 10 hectáreas de terreno plano –2,5 para la zona técnica y comedor y zona de TV y el resto para los competidores– y que aguante el peso de camiones de asistencia, caravanas y los propios vehículos de competición.

“Yo llego casi el primero el día D, lo más temprano posible. Hago una reunión con todos lo precursores. Después tengo una reunión con la cocina para ver si están listos para recibir a 3.000 personas y después estoy en el PCO con la parte deportiva, porque esa es la parte más importante (movimientos de helicópteros, de ambulancias…). Al final del día nos reunimos para preparar el día siguiente. Mi jornada dura 20 horas”, explica quien coordina la parte menos visible para el público del rally más duro del mundo, pero clave para su desarrollo.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Dakar
Evento Dakar 2017
Tipo de artículo Artículo especial