Lavigne: "El Dakar 2018 tiene uno de los recorridos más interesantes de Latinoamérica"

Etienne Lavigne, director del Dakar, destacó la diversidad que encontrarán los competidores en el Dakar 2018 por las diferencias que existen en los territorios de Perú, Bolivia y Argentina.

Con la décima edición del Dakar en Sudamérica a la vuelta de la esquina, Lavigne conversó en exclusiva con Motorsport.com para analizar y explicar en detalle aspectos de la carrera más difícil del mundo en su versión de 2018, la cual comenzará en Lima el 6 de enero, pasará por Bolivia y terminará en Córdoba, provincia de Argentina, el día 20.

"Para mí es uno de los recorridos más interesantes de nuestra época en Latinoamérica porque tenemos realmente tres países súper diferentes, con tres geografías diferentes. Y, más que todo, condiciones climáticas en cada país también diferentes", dijo Lavigne.

El Dakar 2018 marcará el retorno a Perú, lo cual llevará a tener una primera semana de carrera realmente desafiante para los competidores con dunas y arena ya desde los primeros días.

"Es un poco el ADN del Dakar tener esta parte de dunas, de arena", comentó Lavigne sobre el regreso de Perú antes de referirse a cómo será el paso por Bolivia: "Tendremos una segunda parte con el Altiplano boliviano, cuatro etapas y la ciudad increíble de La Paz. Todas las etapas son más rápidas pero vamos a encontrar la dificultad de competir a una altura de entre 3.600 y 4.000 metros sobre el nivel del mar. Son condiciones difíciles para todos, para los pilotos en primer lugar. Y condiciones climáticas diferentes, súper difíciles. Podemos a encontrar frío, viento, agua, nieve, barro, son condiciones difíciles".

"Y para acabar tenemos la parte de Argentina, con toda esta parte noroeste del país que gustó mucho por las provincias de Catamarca, Tucumán, Salta... es una región súper interesante para trazar etapas pero son obviamente etapas de todo terreno, con un calor súper difícil".

Ante la consulta sobre si alguna etapa se destaca sobre el resto en cuanto a su dificultad, Lavigne cree que eso se sabrá en la carrera misma.

"Lo difícil sobre el Dakar es que no podemos nunca saber a dónde será la peor etapa para los competidores. Depende mucho de las condiciones climáticas. Es más cierto esto para las motos que para los autos, obviamente, porque en moto es más incómodo que en auto cuando hay condiciones climáticas difíciles.. Y depende mucho de las condiciones climáticas".

Justamente el clima fue un aspecto que golpeó mucho a la edición 2017 del Dakar, algo que tendrá muy atenta a la organización en enero próximo para anticiparse a posibles inconvenientes.

"Este año no hemos tenido suerte con las etapas de Oruro en Bolivia con el río de barro sobre la ruta, súper difícil, y es verdad que podemos imaginar muchas cosas pero hay un momento en que es difícil anticipar todos los escenarios que podemos encontrar", explicó Lavigne.

"Pero es verdad que en cada etapa sabemos y podemos reducir el kilometraje si lo sabemos el día anterior. No siempre es fácil pero es posible de ajustar la envergadura de la etapa. Son cosas que podemos manejar".

El sueño de Buenos Aires-Cartagena

Mientras que Lavigne descarta por completo un regreso del Dakar a Africa, el francés tiene en mente grandes planes para seguir sorprendiendo tanto a competidores como aficionados en los próximos años.

"Es un poco el ADN de nuestro evento proponer cada año un itinerario diferente, con países diferentes, con geografías diferentes, con una nueva manera de competir. Es un evento itinerante y es por eso que descubre nuevos paisajes, nuevas dificultades, es realmente una necesidad para mantener el interés de todos", dijo.

Entre los planes que tiene Lavigne en mente hay uno que se destaca, como ya lo mencionó en el pasado, y es el de un Dakar que comience en Buenos Aires y termine en Cartagena, Colombia.

"En diez años hemos trabajado en Argentina, Chile, Paraguay, Perú y Bolivia. Si podemos agregar otros países como Ecuador o Colombia puede ser realmente interesante porque hay cosas e imaginar una gran travesía por el continente, como podría ser Buenos Aires-Cartagena, con más días de competencia".

"En el pasado hemos hecho una travesía de Africa del norte al sur en 1992", recordó Lavigne para dejar en claro que su sueño puede hacerse realidad.

Sobre los plazos que maneja para concretar un evento de estas características, Lavigne sabe que es difícil plantear un año como meta debido a lo complejo de organizar un Dakar que recorra tantos países.

"El Dakar es un evento muy político. Porque necesitamos obviamente el apoyo del país para armarlo. Sin apoyo de un país es imposible de armar, necesitamos apoyo de la policía, de los servicios del Estado y por eso necesitamos estar invitados en cada país para trabajar y armar etapas".

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Dakar
Tipo de artículo Entrevista
Etiquetas dakar 2018, dakar argentina, dakar bolivia, dakar peru, dakar peru bolivia argentina, etienne lavigne, rally dakar