Lavigne: “Más de veinte pilotos quedaron atrapados a 4 mil metros”

El director del Dakar reconoce que las condiciones climatológicas en la jornada del viernes complicaron el trabajo de la organización y que 21 pilotos tuvieron que dormir en sus vehículos.

La Paz (Bolivia).- La lluvia torrencial caída desde este viernes al mediodía hasta la mañana del sábado dejó huella en la caravana del Dakar. El propio director de la competencia, Etienne Lavigne, reconoció que fue “realmente muy complicado para nosotros”.

“Este sábado fue realmente muy complicado para nosotros porque armar una etapa de 500 km en las condiciones climáticas que hemos encontrado era imposible. Hemos encontrado muchos problemas de seguridad, de logística, de la carrera… está impracticable. Fue la mejor decisión para todos. No vale la pena arrancar la carrera así”.

Lavigne reconoce que la ASO está valorando qué hacer con las etapas del lunes y el martes, dado que la previsión meteorológica no ha cambiado y sigue anunciando lluvias. “Sabemos desde el inicio que con este Dakar vamos a encontrar condiciones difíciles. Pero vamos a estudiar esta tarde y mañana por la mañana la evolución de la meteo durante los próximos tres días. Queremos valorar la especial del lunes y el martes para tener información sobre el terreno para saber la calidad de la pista que podemos encontrar. Y modificaremos cosas dependiendo de la evaluación”, advirtió.

Dormir a 4000 metros

Ante el diluvio caído sobre Oruro, apenas algunas asistencias pudieron llegar a entrar a un vivac inundado. De hecho, según reconoce el propio Lavigne, 21 personas durmieron a 4 mil metros de altura la pasada noche dentro de sus vehículos, entre ellos los españoles de camiones Juvanteny, Criado y González –que en el momento de publicar este artículo siguen avanzando para llegar a La Paz–.

Lavigne asegura que no está preocupado por los múltiples abandonos en las cinco primeras etapas: “Tenemos un buen nivel de participación hasta ahora porque no hemos celebrado la etapa de este sábado. Eran 500 km entre Oruro y La Paz, muy difíciles. En el caso de haber competido, podríamos imaginar aún menos supervivientes en carrera. Pero estamos en las cifras habituales a este momento del rally”.

 “No estamos sorprendidos. Sabemos desde el principio que este Dakar con tres países sería difícil con un recorrido muy intenso, muy duro”, admitía Lavigne sobre la dureza de la edición 2017.

“Tenemos casi una semana completa en altura. Encontramos las condiciones que hemos previsto. No estamos sorprendidos. Hay un interés deportivo nuevo cada día. El criterio de satisfacción es el de los pilotos y los copilotos, si ellos están bien, todo es correcto”, sentenció el francés.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Dakar
Evento Dakar 2017
Tipo de artículo Noticias de última hora