Malle-moto, el reto más extremo del Dakar

compartidos
comentarios
Malle-moto, el reto más extremo del Dakar
Luis Ramírez
Por: Luis Ramírez
10 ene. 2016 22:11

El piloto holandés Jurgen van den Goorbergh nos adentra a su experiencia de competir sin asistencia en el Dakar.

#65 KTM: Jurgen van den Goorbergh
Jurgen V. D. Goorbergh
Jurgen V. D. Goorbergh saluda al público

¿Cómo hacer más difícil el Rally Dakar para un motociclista? Expuestos a la intemperie del clima, a las lesiones inmediatas ante cualquier caída, uno pensaría que el Dakar no podría ser más difícil, pero existe una forma de hacerlo aún más complicado: la categoría malle-moto. 

En términos simples es afrontar el Rally Dakar sin la comodidad de las asistencias, haciendo las reparaciones uno solo y confiando toda su suerte en lo que pueda caber en una caja de herramientas y en una maleta que es confiada al camión de la organización. Es el Dakar en su verdadera esencia. 

"Es lo más difícil porque no tienes ayuda y hay muchas cosas por hacer. Si chocas le haces mucho daño a la motocicleta y tienes mucho que reparar, sin dejar de lado el tiempo que pierdes tu. Yo he tenido buena suerte y no ha pasado nada, así que solo me toca reparar algunas cosas", explicó Jurgen van den Goorbergh a Motorsport.com mientras realizaba los ajustes necesarios a su KTM de cara a la segunda semana de competencia.

Aquí, la posición final no importa, sino el terminar la carrera porque "el 90 por ciento de los que corren el Dakar nunca lo harían en esta categoría.

"Es un reto para mi y mi más grande objetivo. No creo estar dentro de los 30 primeros de la general, pero para mí ganar esta categoría es lo más importante", nos relata mientras deja de lado sus trabajos en el sistema de navegación durante el día de descanso. 

Pero por ahora este holandés no lo ha hecho nada mal. Después de siete días de competencia se ubica en la posición 46 y líder de su categoría. 

La jornada de descanso en Salta, Argentina, le ha permitido unos lujos como "haber dormido bien, he descansado y he podido comer de la mejor forma. He hecho lo necesario en el día de descanso". 

Para él, seis horas de sueño son algo histórico en este Dakar, ya que las jornadas son más complicadas en comparación con el resto de competidores que cuentan con asistencias. 

"Normalmente solo duermes cuatro horas en esta categoría, cuando mucho, porque debes hacer mucho trabajo en la noche como realizar tus reparaciones y preparar el libro de ruta. Sólo después de esto puedes dormir bien". 

 

Next Dakar artículo
Un coche eléctrico está a una semana de terminar el Dakar

Previous article

Un coche eléctrico está a una semana de terminar el Dakar

Next article

Carlos Sainz no descarta a Al-Attiyah en la pelea

Carlos Sainz no descarta a Al-Attiyah en la pelea

Sobre este artículo

Campeonatos Dakar
Evento Dakar 2016
Subevento Etapa 7: Uyuni - Salta
Pilotos Jurgen van den Goorbergh
Autor Luis Ramírez
Tipo de artículo Entrevista