El Nissan Patrol Fanta Limón del Dakar de 1987 vuelve a la vida

Ocho ingenieros de la marca nipona han restaurado el primer vehículo diesel que terminó entre los 10 mejores del París-Dakar, que fue encontrado en mal estado y oxidado en un museo español en 2014.

Hay pasados que vuelven de entre el óxido y el abandono para hacer sonreír a aquellos que los recuerdan. Uno de ellos es la historia del Nissan Patrol Fanta Limón, el primer coche diésel que terminó entre los 10 mejores del Dakar africano.

Tras 29 años olvidado, después de haber logrado ser 9º en la general después de la última etapa de 250 kilómetros de aquella edición de 1987 entre Sant-Louis (Senegal) y Dakar, ha vuelto a surcar las dunas del norte de África gracias al trabajo que ocho ingenieros del Centro Técnico Europeo de Nissan (NTCE, por sus siglas en inglés) de Barcelona han realizado en su tiempo libre.

En los últimos 24 meses, estos trabajadores de la marca nipona han empleado fines de semana y horas después de terminar su jornada laboral para hacer brillar de nuevo el amarillo, el azul y los logos de la marca de refrescos Fanta. Todo comenzó en un foro de Internet, donde los técnicos vieron imágenes del estado de abandono del vehículo en el museo de Salvador Claret, en Girona.

El Nissan Patrol #211 fue preparado por el NTCE para la edición de 1987 (13.000 kilómetros) y Pedro Díaz Illan es el único miembro del equipo original que sigue trabajando allí. "Fue un momento de orgullo. Hemos puesto todo nuestro cerebro, corazón y alma en este proyecto, y no ha resultado nada fácil. Pero volver a ver el coche en el desierto ha sido fantástico", asegura. 

En aquel París-Dakar, Nissan alineó dos Nissan Patrol, el recuperado (con Miguel Prieto y Ramon Termens a bordo) y el #212 (pilotado por Jorge y Hansi Babler), del cual se desconoce su paradero después de que se retirara tras rodar por una duna africana.

"El motor se encontraba en un estado terrible. No se podía arrancar y muchas piezas estaban muy corroídas. Además, el eje delantero estaba bastante dañado", cuenta Juan Villegas, técnico del NTCE. "Queríamos que el coche fuera preciso en todos los aspectos, y tuvimos suerte de conseguir los antiguos diseños y manuales de servicio del NTCE. Realizamos todos los ajustes para dejar la misma configuración que la del París­-Dakar".

El presupuesto ha sido cubierto por el fondo de innovación de la marca japonesa. En 1987, el finlandés Ari Vatanen y su copiloto francés Bernard Giroux triunfaron en Dakar con el Peugeot 205, pero el Nissan Patrol dio el primer paso hacia la tendencia diésel actual. 

De regreso en una época de alta tecnología, Internet y retransmisiones en streaming, el Nissan Patrol Fanta Limón, con sus 146CV, sus cuatro cilindros, sus 1.600 kilos y su velocidad punta de 150km/h hará recordar aquellos ochenta a más de uno.

Así luce después de la restauración:

1987 Dakar Nissan Patrol

1987 Dakar Nissan Patrol
1/6

Photo by: Nissan Europe

1987 Dakar Nissan Patrol

1987 Dakar Nissan Patrol
2/6

Photo by: Nissan Europe

1987 Dakar Nissan Patrol

1987 Dakar Nissan Patrol
3/6

Photo by: Nissan Europe

1987 Dakar Nissan Patrol

1987 Dakar Nissan Patrol
4/6

Photo by: Nissan Europe

1987 Dakar Nissan Patrol

1987 Dakar Nissan Patrol
5/6

Photo by: Nissan Europe

1987 Dakar Nissan Patrol

1987 Dakar Nissan Patrol
6/6

Photo by: Nissan Europe

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Dakar
Tipo de artículo Artículo especial
Etiquetas dakar, dakar 1987, nissan patrol 1987, nissan patrol fanta limon