Peugeot se plantea dejar el Dakar si la normativa cambia

Peugeot reconoce que cancelará su programa para el Dakar si el cambio en la normativa FIA para el Cross Country se lleva a cabo y ASO lo introduce en la mítica prueba sudamericana.

Durante los últimos meses, la FIA y los principales equipos/marcas de coches que participan en pruebas internacionales de raids se han reunido en varias ocasiones para discutir y plantear la nueva normativa que se introducirá en el Mundial FIA de Cross Country a partir de 2018. 

El ente internacional ha propuesto modificar por completo el reglamento técnico actual y castigar normativamente a los coches con tracción a dos ruedas (buggies) frente a los 4x4. 

Actualmente, de las tres marcas que en mayor o menor medida están involucradas en las competiciones internacionales de raids y, por supuesto en el Dakar, solo Peugeot cuenta con un buggy de dos ruedas motrices.

Esta situación ha llevado a diferentes ajustes de la normativa técnica, como el que la FIA realizó en 2016 dándole una brida de admisión mayor a Toyota y reduciendo la de los franceses. 

X-Raid (Mini) y Overdrive (Toyota) parecen estar de acuerdo con la propuesta de la FIA, que ASO –organizadora del Dakar y que no implementa al 100% la normativa FIA, adecuándola a su conveniencia– podría introducir también a partir de 2018. Pero Peugeot ha dado un ultimatum: si deciden introducirla, dejará hasta nuevo aviso los raids después de ganar el Dakar en sus dos últimas ediciones. 

"Si el concepto presentado por la comisión de Cross Country es aprobado en el Consejo Mundial de la FIA [el próximo mes] y adoptado por el Dakar, estamos fuera. Solo iremos al Dakar si tenemos la oportunidad de ganar", asegura Bruno Famin, jefe de equipo de Peugeot. 

Por su parte, en X-Raid, que son quienes ponen a los Mini en competición y que ganó de 2012 a 2015, en palabras de Sven Quandt, jefe del equipo, afirman: "El más fuerte debe estar preparado para renunciar a algo, sobre todo si es tan dominante como lo ha sido Peugeot".

Durante el Rally de Portugal, Carlos Sainz admitió que la propuesta de la FIA de penalizar a los buggies es "demasiado". El español fue uno de los más críticos con el ajuste de la brida para el Dakar 2018 y reconoce que ya ha estado probando el 3008DKR en Marruecos estas últimas semanas. 

“Ahora hay un gran debate sobre la normativa que quieren eliminar o penalizar de manera severa el rendimiento de los coches de dos ruedas motrices", reconoció Sainz. “Cuando empezamos en el Dakar hace tres años, perdíamos un segundo o un segundo y medio por kilómetro, nadie sentía que la normativa estaba mal y todo el mundo estaba contento. Nadie se quejaba".

"Ahora Peugeot ha hecho un gran trabajo con el coche y todo el mundo se queja. Hemos tenido épocas en las que los 4x4 han ganado durante años y los de dos ruedas motrices no se quejaban. Es cierto que ningún gran fabricante construyó un buggy. Entiendo que quizás la diferencia es demasiado grande, entendería que quizás es necesario hacer algo, pero lo que leo ahora es quizás demasiado. Es complicado equilibrar coches tan diferentes, con el peso, la suspensiones… porque al final depende de las etapas y de los pilotos. A veces son más rápidos ellos, otras es al revés". 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Dakar
Equipos Peugeot Sport , X-Raid Team , Overdrive Racing
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas bruno famin, dakar 2018, dakar peugeot, famin peugeot, fia cross country, mini dakar, normativa dakar, normativa fia cross country, overdrive, peugeot 2017, sainz dakar, sainz peugeot, toyota dakar, x-raid