Sainz: Buscamos ganar el Dakar con Audi desde el primer año

Carlos Sainz y Lucas Cruz reflexionaron sobre su nuevo proyecto dakariano con Audi después de los primeros test en el desierto de Marruecos.

Madrid.- El proyecto de Audi en el Dakar sigue avanzando, paso a paso, camino de su estreno por todo lo alto el 1 de enero en Ha'il. Después de los primeros test en el desierto de Marruecos, Carlos Sainz y Lucas Cruz quisieron presentar junto a Audi España su nueva aventura juntos y analizar cómo avanza el desarrollo del complejo RS Q e-tron. 

El bicampeón del mundo de rallies y tres veces ganador del Dakar dejó claro que se encuentra ante el reto más grande de su trayectoria deportiva, pero que es la gasolina que necesita a sus 59 años para seguir motivado día a día. 

"El proyecto MINI también tenía fecha de caducidad, a mi edad me hacía falta un proyecto lo suficientemente seductor para saber que vas a poner toda tu energía y motivación, y esta aventura tiene todos los ingredientes para eso", comentó el piloto español en el evento organizado en las instalaciones de Audi Retail Madrid Norte, al que asistió Motorsport.com.

"Nuestras aspiraciones ahora por nuestra parte son intentar ganar el Dakar el primer año con este coche. ¿Estamos un poco locos? A lo mejor sí, pero somos ambiciosos y ese tiene que ser el objetivo. A lo mejor dentro de tres meses cambia y tenemos que recular, pero el objetivo de simplemente acabar yo sé que no me llena después de todos estos años". 

Sainz, afamado desarrollador de coches de rallies y raid desde el comienzo de su carrera deportiva, se mostró especialmente ilusionado con la complejidad técnica que tiene el nuevo Audi RS Q e-tron con tren motriz eléctrico, pero que recarga su batería con un motor TFSI del DTM de cuatro cilindros. 

"Ser los primeros siempre en algo seduce, y más si eres un veterano como es mi caso. Estamos muy comprometidos, súper motivados, pero también un poco preocupados por la responsabilidad de llevar a cabo este proyecto. La primera sensación cuando te subes a este coche es que corre según aceleras; no tienes que soltar el embrague, ni meter marcha, ni cambiar a las vueltas adecuadas como me pasaba en los coches del Dakar y de rallies hasta hora. Aquí aceleras y sales disparado para delante", resumió Sainz las sensaciones a los mandos del 4x4 eléctrico con extensor de autonomía (E-REV).

"Por ejemplo, yo nunca había trabajado con el freno motor y es súper efectivo en este coche, es espectacular. El par, la potencia es inmediata. Pasar dunas es mucho mas fácil, no piensas en las marchas, no quitas las manos del volante, vas pensando por qué sitio vas a pasar, concentrado, sin tener que pensar en qué marcha debes engranar, si te dará o no para subir…".

"Quizás la gracia de todo este reto es trabajar en cosas que no había trabajado hasta ahora. Es un proceso de aprendizaje continuo para saber cómo funciona el coche, y las mejoras que puedes tener. Por ejemplo, lo del freno motor, que yo siempre tenía unas sensaciones de freno de disco, y ahora el recorrido del pedal tiene una parte de software que va frenando el motor trasero y el delantero en función de la configuración antes de usar las pinzas de freno. Es toda una gestión de software en función de la configuración que tú le pongas".

"Es sinceramente impresionante a nivel tecnológico la cantidad de parámetros con los que puedes jugar, también con el diferencial virtual; cuando aceleres o frenas tienes un porcentaje de bloqueo de ese diferencial... Es complejo, difícil, pero apasionante. Para mí es algo nuevo que estoy aprendiendo, nunca es tarde y me he agarrado a este tren que es muy novedoso. Cuando comparo todos los coches que he conducido con esto, os podéis imaginar que la evolución es brutal".

Cuando se le preguntó por los objetivos para la 44ª edición del Rally Dakar, Sainz aclaró que los proyectos de estas características suelen necesitar de un año de calentamiento antes de poder competir por la victoria. 

"Este es un proyecto nuevo y un proyecto así para el Dakar, el primer año es muy complicado, siempre faltan días, pruebas y demás. Cuando llegas a Marruecos, que es la prueba del algodón, donde sale a la luz todo, siempre falta tiempo, y encima tienes que multiplicarlo por 2-3, porque este es un reto gigante, con una tecnología única en el Dakar, lo que lo hace todavía mas complicado", apuntó. 

Pero cuando se le insistió si no teme no medirse contra sus rivales cara a cara antes del Dakar (el plan de Audi pasaba por competir en el Rally de Marruecos del 8 al 13 de octubre, pero finalmente no estarán), dejó claro que le preocupan más otras cosas.

También lee:

"Me preocupa relativamente. Me preocupa que el coche vaya bien, que no se rompa, porque quieras o no ya sabes cómo van los coches, aunque este año hay nuevos, modificados, con mismo peso, recorrido de suspensión, neumáticos, hay que ver qué potencia tiene cada uno… pero ya tenemos la experiencia y el pelo blanco para saber si el coche va rápido o no, y eso yo ya lo sé", subrayó.

El plan de Audi es volver a rodar en Marruecos a principios de noviembre tras aplicar todas las modificaciones necesarias después de estos primeros 15 días en el desierto. La opción de estar en el Ha'Il International Rally (6-11 de diciembre) está sobre la mesa, pero dependerá de cuánto se compliquen las pruebas marroquíes y de la logística implicada en el traslado hasta Arabia Saudí a un mes del inicio del gran reto: el Rally Dakar.

 

compartidos
comentarios
Toyota revela las primeras imágenes de su Hilux T1+ para el Dakar 2022

Artículo previo

Toyota revela las primeras imágenes de su Hilux T1+ para el Dakar 2022

Artículo siguiente

Sainz, ante su reto "más grande" con Audi en el Dakar

Sainz, ante su reto "más grande" con Audi en el Dakar
Mostrar comentarios