24 Horas de Nurburgring: Mercedes al mando, tras primer tercio

compartidos
comentarios
24 Horas de Nurburgring: Mercedes al mando, tras primer tercio
Stefan Ehlen
Por: Stefan Ehlen
28 may. 2016 23:05

Al entrar a la noche de las 24 horas de Nurburgring, Mercedes lidera con varios de sus bólidos después de que las condiciones climática provocaron perjudicaron a los equipos.

#88 Haribo Racing Team-AMG, Mercedes-AMG GT3: Uwe Alzen, Lance David Arnold; Maximilian Götz, Jan Se
#88 Haribo Racing Team-AMG, Mercedes-AMG GT3: Uwe Alzen, Lance David Arnold; Maximilian Götz, Jan Se
Arrancada grupo 3
#18 Schubert Motorsport, BMW M6 GT3: Augusto Farfus, Jesse Krohn, Jörg Müller, Marco Wittmann
#18 Schubert Motorsport, BMW M6 GT3: Augusto Farfus, Jesse Krohn, Jörg Müller, Marco Wittmann
#88 Haribo Racing Team-AMG, Mercedes-AMG GT3: Uwe Alzen, Lance David Arnold; Maximilian Götz, Jan Se

A sólo 50 minutos de iniciada la  maratónica carrera,  tuvo que ser interrumpida por la lluvia torrencial y el granizo. De repente, los coches estaban girando fuera en varias curvas, incluso a bajas velocidades.

Por tanto, los organizadores de carrera decidieron ir a lo seguro y suspender la carrera durante la tormenta.

Después de un descanso de dos horas, los coches volvieron a la pista. La carrera finalmente se reanudó a las 20:00 (hora local) en una pista todavía muy mojada, y con los competidores precavidos.

El bólido #9 de Black Falcon Mercedes y el #18 de BMW Schubert, estabanen la punta, pero luego de las paradas en pits, sólo los bólidos de Mercedes tomaron el liderato.

Peor aún, el auto #18 de Schubert BMW se retiró poco después por problemas de motor y humo saliendo del auto.

Los siete primeros competidores todavía se encuentran dentro de los dos minutos de diferencia después de un tercio de la carrera.

Next Endurance artículo
Nurburgring 24h: Mercedes domina el podio

Previous article

Nurburgring 24h: Mercedes domina el podio

Next article

Detienen las 24 Horas de Nurburgring por una gran tormenta

Detienen las 24 Horas de Nurburgring por una gran tormenta