¡A Mil Por Hora! La segunda de la campaña  

El fin de semana tendremos la segunda carrera de la temporada de la Fórmula 1 de este año. La duodécima edición en la sede. Y la 937 de la historia del deporte de monarcas

Se lo debe conocer por su nombre oficial: 2016 Gulf Air Bahrain Grand Prix. Que para fines prácticos, es la segunda mancha en el calendario del Torneo Mundial de Fórmula 1 de este año. La duodécima edición en la sede. Y la 937 de la historia del deporte de monarcas.

Manama la capital bareiní, tiene más de 600 mil habitantes, que es la mayoría de la población de todo Baréin: estado soberano insular sobre un archipiélago, que es a la vez un reino. Se ubica en la costa oeste del Golfo Pérsico. Es vecino de Arabia Saudita. El petróleo les apoyó, en su momento, para volverse un centro financiero de los más importantes en el mundo.

Con una conflictiva social intermitente por la distancia que toman los gobernantes y los millonarios, tan sordos a los cambios que pide el pueblo raso. Además tienen el riesgo latente, porque están muy cerca de la zona de países donde se libra una guerra mundial intermitente, que enfrenta incluso, el interés de religiones polarizadas y sus fanáticos.

En 2011 se distinguió, por ser el único GP de la era reciente, que ha sido cancelado por sus problemas políticos. Los jeques no se miden.

Pero así y todo, tiene el privilegio de haber sido la primera sede de Grandes Premios en Medio Oriente.

No es fácil decir que habrá carreras de Fórmula 1 Per Sécula Seculorum aquí ¿Pero qué otro país puede presumir de que tiene el futuro amarrado, próspero y a su favor, por una eternidad?  Ninguno. El planeta es un polvorín…

No obstante, los organizadores de las pruebas del lanzamiento de misiles en la paz: la FOM, la FIA, CVC y las siglas que usted quiera añadir, dan por hecho que, pase lo que pase, el Show deberá seguir. Y lo secundan en ello, las cadenas mundiales de la comunicación y el entramado de la Internet. Es un poco como el tema de los Juegos Olímpicos y los Mundiales de Fut, organizaciones que están fuera de los circuitos de las naciones y actúan, como si fueran entidades de otro planeta.

Razones no les faltan, porque a los terrícolas, se los puede tener superviviendo con algo de pan y mucho circo. Mientras la Tierra no se salga de su eje. Jejejé.

 

Carreras hay y las habrá por un buen tiempo.

 

Si en Monza no quieren, se harán en Las Vegas. Si en Inglaterra o en España dicen que no, llegarán a Mérida Yucatán, que como se sabe, es inmune a todo… O al menos, de eso presumen los cabezones yucatecos.

Esto significa, manos a la obra.

Conocer más y mejor de las justas de velocidad que nunca imaginó la sociedad que llegarían a vuelos tan altos. 

Tópicos hay por miles, de manera que para ir deshojando a la margarita: se irá en esta ocasión, sólo con el tema de la prueba del fin de semana, muy cerca del desierto. 

 

EL CIRCUITO

Es una obra maestra de ingeniería y arquitectura apenas con 13 años de edad, en donde resoplan las tormentas de arena.

Se sabe que su sinuosidad salpicada por las dos grandes rectas, exige mucha técnica para resolverlo a toda velocidad ¿y cuál no? Pero al fin, su trayectoria es una cosa que las condiciones ambientales, complican más. 

A diferencia del autódromo de Abu Dabi, éste, no nació como pista para luz artificial, apenas tiene tres años que se implementó el servicio, descomunal, de alumbrado. Se inauguró esa costumbre en el Grand Prix de 2014.

No sé si usted podrá imaginar lo complicado y caro que resulta iluminar con luz eléctrica como si fuera de día, una cinta asfáltica de cinco kilómetros y medio de largo; además, con la seguridad de que no habrá un apagón ni por un instante, en un metro del recorrido. 

En este punto del globo la climatología se implica como protagonista. Hace mucho calor que va bajando conforme avanza la carrera. De manera que el reglaje (o SetUp) que se consiga en los autos, deberá de prever ese descenso.

Con mucha arenilla en la superficie que vuelve más abrasivo el asfalto y se entromete por cualesquiera de las rendijas de los coches.

El secreto para aventajar sobre los rivales, dicta que hay que resolver con atingencia de La Curva 4 a La 7; de no hacerlo a la perfección, es una vuelta perdida. Así de fácil se resuelve la salida de laberinto. 

 

PIRELLI

Acusa que es un piso como lija el primer día y luego depende del aire si no va a acarrear más arena al trazado, por la noche. Y enseguida falta ver, que tanto influye el rocío de las madrugadas que proviene del mar.

El hecho de que sea ya la tercera vez en que se corre la competición sin sol, supone una mejora importante de las condiciones, si se compara a cuando era con un horario dual: de sol y de sombra.

El menú de neumáticos que más se va a usar durante el curso, se repite este fin de semana, las P-Zero con leyendas blancas, amarillas y rojas: o sea, medias y blandas y súper blandas.

A no dudarlo, así como influyó en Australia una decisión incorrecta en la estrategia de cambio de gomas, puede volver a ocurrir en esta carrera; falta ver, en quién se ceba el desacierto. Que Ferrari ha llorado con lágrimas de cocodrilo, porque puso en bandeja de plata el primer lugar, a sus enemigos.

Lo que se quiere que entreguen las gomas es, la mejor tracción posible; eso, somete a mucho estrés, en especial a las traseras. Y en un momento determinado, se debe de contar con aquellas que son más rápidas hasta por más de un segundo, pero que se deterioran muy rápido, y  que desde luego, saldrán a jugar en las Qualys.

La entrada de un SafetyCar puede volver a ser la causal para el desbarajuste en las estrategias.

 

BREMBO

Sakhir se caracteriza por la exigencia del frenado. Calor en el asfalto, más el calor que se genera por los amarrones. Hace una suma que da como resultado: que las pastillas y los discos estén en óptimo grado.

La Curva 1, ya bautizada como Michael Schumacher, es infernal, se llega a 319 Kph y en breves 137 metros, hay que bajar hasta 60 Kph la velocidad a la que se venía. Con un chicotazo hacia el frente de 5.G. Se debe meter el pie en el pedal hasta con 119 kilos de empuje.  

Los trenes de frenado se llevan a sus límites.

Ganará la carrera, el auto traiga mejores frenos hacia el final: la tripleta de nombre italiano: Ferrari-Brembo-Pirelli se relame los bigotes, pero también, se necesita que equivoque Mercedes, para que Vettel o Raikkonen puedan dar la sorpresa. Ajá.

La aerodinámica, no nada más se utiliza para adherir el auto al piso, sino que también, para hacer que los patines, los flaps y los corredores de aire sean muy eficaces, y que enfríen el interior de las ruedas. Amén de los radiadores. Y que a la vez, no hagan perder velocidad-punta. Es decir, todo.

 

CUOTAS DE SIEMPRE

POR PILOTOS

Con más victorias: Fernando Alonso (ESP): 3

Más PolesP: Michael Schumcaher (ALE), Sebastian Vettel (ALE) y

Nico Rosberg (ALE): 2

Más vueltas + rápidas: Vettel y Rosberg: 2

Más podios: Kimi Raikkonen (FIN): 7

+ vueltas liderando: Vettel: 146 Laps

 

POR EQUIPOS

Más victorias: Ferrari: 4

Más Poles P: Ferrari y Mercedes: 3

Más vueltas + rápidas: Ferrari: 4

Más podios: Ferrari: 10

+ vueltas liderando: Ferrari: 212

 

POR MOTORES

Más victorias: Ferrari: 4

Más Poles P: Ferrari, Renault y Mercedes: 3

Más vueltas + rápidas: Ferrari: 4

Más podios: Ferrari y Mercedes: 10

+ vueltas liderando: Renault: 228

 

OTROS NÚMEROS

Justa con más rebases: en 2012: 72

Con menos rebases: en 2005: 11

El año previo hubo: 35 adelantamientos

Victorias saliendo desde la Pole: 5 de 11

Victoria, saliendo desde más atrás: en 2006 y en 2009, Alonso y Jenson

Button saliendo desde el 4º cajón

Cuando más coches terminaron en 2012: 22

Cuando menos coches terminaron en 2005: 13

 

OTRAS SEÑAS PARTICULARES

Baréin es territorio Ferrari ya que ningún equipo se ha hecho con tantos lauros. Si bien, Renault, Brawn GP y Red Bull (el año previo llamado INFINITI-Red Bull) tienen también sus lindas historias que contar.

 Nada más 5 organizaciones han conseguido alguna victoria en Sakhir. 11 Teams han posibilitado que sus pilotos lleguen a los podios. Seis, han obtenido una Pole Position cuando menos –entre ellos, una vez lo hizo BMW-Sauber-BMW con Robert Kubica en el timón, en 2008– y también, 6 escuderías, las cuales han facturado las vueltas + rápidas; con uno entre ellos, que ya se marchó: aquel Toyota, patrocinado por Panasonic, rojo y blanco, en manos de Jarno Trulli.

McLaren nunca ha ganado aquí.

En 2009, lo hizo Jenson Button cuando fue monarca, pero con el Brawn GP blanco, de doble difusor en el piso.

Lewis Hamilton, el año antepasado y en el anterior cobró las cuentas pendientes que tenía en Manama y, con réditos. Falta por hacerlo a Nico Rosberg ¿será ahora, o cuándo?

Con once justas anteriores: han corrido en Manama, hasta 69 pilotos distintos, trabajando para 27 diversos equipos a los que se añadirá en esta edición Haas.

Sólo tiene a 6 triunfadores Baréin: Michael Schumacher, Fernando Alonso, Felipe Massa, Jenson Button, Sebastian Vettel y Lewis Hamilton. 13 han escalado a los podios, el mexicano Sergio Pérez lo consiguió con su Force India, siendo tercero en 2014.

Siete se han adjudicado las Poles y 8, han marcado las vueltas + rápidas; nada más Vettel, repitió, registrando el mejor giro en carrera, dos veces.

El más ganador ha sido Alonso, quien triunfó en las ediciones de 2005, 2006 y 2010 –dos con Renault y una con Ferrari- esta vez, ni queriendo lo hará, porque los médicos oficiales de FIA no le han dado de alta para que largue el domingo; se argumenta –y con sobrada razón– la fractura de una costilla que le produjo el accidente en Melbourne.

Por ello, Baréin será testigo de un debut, salvo cambios de última hora lo que no parece que sucederán; de este modo, la butaca del español será ocupada por el joven corredor belga: Stoffel Vandoorne ante la oportunidad de su vida.

En los años de 2012 y 2013 la sorpresa la dieron los pilotos de Lotus llegando al podio: dos veces Raikkonen en sendos GP y, Romain Grosjean, quien se metió de tercero en 2013. Todo dio un vuelco: Kimi se fue a Ferrari. Lotus dejó de existir, dejando paso al regreso de Renault y el piloto francés, salió hacia destino incierto, y nada: dio el campanazo en Melbourne al meter al equipo recién nacido, Hass a los puntos, en la carrera de su debut.

A ver cómo les andan las cosas a los neonatos, en espera de que Esteban Gutiérrez tenga el lucimiento, por primera vez, que ya se merece.   

La carrera del domingo está de no perdérsela.

Las Qualys se disputarán bajo el sistema fallido que se usó en Australia, aunque a nadie le guste; la “burocracia” de la FIA no tuvo suficiente tiempo para ordenar, legalmente, la vuelta atrás. A ver con qué novedades saldrá está probada idiotez.

Será un domingo de carreras muy excitante, porque es posible que Ferrari vuelva a madrugarles a las disque invencibles flechas argentinas, de Mercedes AMG.

Si a usted lo presionan para apostar, mejor decline la invitación. Los de Stuttgart son muy capaces de salirse con la suya, otra vez.

Se va a ver, en fin: si Lewis Hamilton, como ronca, duerme.

Muy amigable mente,

Ángelo della Corsa

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Tipo de artículo Análisis