¡A Mil Por Hora! La tercera es la buena

Todos a China, que van a salir chispas durante el fin de semana.

Para nadie puede estar claro cómo y por qué Ferrari va debajo de Mercedes AMG –en la tabla de posiciones del toneo de constructores– con una zanja de 50 enormes puntos, con sólo dos Grandes Premios jugados. Casi es inexplicable que Nico Rosberg haya ganado cinco carreras al hilo, y Lewis Hamilton, tan Pancho; sin ser peyorativos, pero hasta Kimi Raikkonen vapuleó al recién coronado tricampeón británico.

El equipo alemán es puntero, porque la inercia ganadora de una organización de Formula 1 es como una pavesa. Tarda mucho en silenciar su ardor, en cambio el fósforo enciende y se consume casi volando. Ying y Yang. Los de Maranello mejoran, por suponer, un 25% y los de Stuttgart un 10, porque venían embalados. Ese 10 es más que el 25%. Por una razón inocultable en este deporte tan bello, el triunfo, crea una dulce adicción.

Hamilton lleva una vida poco ortodoxa, por decir lo menos, para un deportista de alta gama cuyas exigencias no tienen parangón. Siempre, ha despreciado las juntas de trabajo con los ingenieros porque dice que son un entramado de estupideces, que él entiende enseguida y en cambio Rosberg como es sajón, tarda mucho en capatar. Y al final, ni siquiera sabe aplicar aquello, por lo que tanto se desveló el alemán.

Ahora, es la hora del pasar a que se salden las facturas: la arrancada, es manual y ya se ve que Sebastian Vettel, Kimi y Nico largan mucho mejor que Lewis. Ya no hay soporte por la radio desde el PitWall entonces se aprecia, que el inglés era más dependiente de la asesoría radial de sus estrategas, que el alemán; siempre en apariencia más lerdo.

La tortuga va venciendo a la liebre, porque ella, es imprudente.

El comisario-piloto será: Alan Jones.

Shangai es el escenario en el que se verá qué tan cierto es el aserto y, qué tanto se podrán ejecutar las siempre sabrosas sentencias de venganza. Lo que sí que parece seguro, es que el espectáculo será de primera clase.    

 

2016 FORMULA 1 PIRELLI CHINESE GRAND PRIX

Campeonato Mundial de Fórmula Uno. Tercera mancha de la temporada. Para lo que viene a ser la carrera número 938 de la historia, de 1950 hasta 2016. Decimotercera edición, sobre el perímetro del Circuito internacional de Shangai. Al que  habrá que rodear 56 veces, en una distancia por giro de 5,451 metros. Para hacer un gran total de 305.066 kilómetros a mucha velocidad.

Sea el domingo que viene a las 14:00 horas locales. Que van siendo, la una de la madrugada en el centro de México.

El trazado tiene 16 curvas –9 a la derecha y 7 a la izquierda– una de ellas es la “radial”, que incluye desde el primer doblez hasta el cuarto. La pista corre como las manecillas del reloj.

El dueño de la PolePosition, arrancará desde el cajón, a mano izquierda. Para atacar
la primera curva, que es a la derecha y está lejos a 335 metros de la raya de salida (y llegada).


La suma de las rectas en el coloso chino es de 2,880 metros. Tomado en cuenta, que la rectilínea más larga es de mil 397 metros y está entre las curvas 13 y 14. Hasta antes de entrar a esta curvatura, se hace la frenada más brusca. Habrá tres formulaciones de gomas Pirelli para diseñar las estrategias: con neumaticos primarios, que serán los “medios” (de marcas blancas), una segunda opción con los “blandos” (de marcas amarillas) y por fin, la tercera elección como son los de marcas rojas (los súper-blandos) buenos para calificar, pero que se deterioran mucho más pronto. Todo ello, para lograr una aceleración TOP que no pasará de los 319 Kph en el punto pinacular de detección.

Los corredores, tendrán a su favor dos zonas donde podrán abrir la hoja horizontal del Spolier trasero para apurar más velocidad-punta e intentar los rebases, en lo que se conoce como los tramos aurorizados para aplicar el DRS; en la recta larga y en la de los Boxes.

 Esta pista archimillonaria y con pocos espectadores en sus tribunas se ha cosnsiderado memorable, porque en ella se registró la última victoria de Michael Schumacher en la temporada de 2006 –el 1º de octubre– que ha sido la cumbre de un entendimiento como el más fabuloso visto, entre equipo y piloto. Que tal vez nunca sea superado. Por eso, se ruega tener un recuerdo positivo para el Kaiser, el único en todos los tiempos, que pudo ser siete veces campeón mundial.  

Ese año, era ya el segundo en que estaba encendia a toda mecha el Tsunami llamado Fernando Alonso –con su Renault– que marcó a España como nunca antes en el automovilsimo deportuvo, con la “alonsomanía”. Aunque ahora, se quieran hacer de flaca memoria. El ovetense ha sido un señorón como piloto, por donde se lo quiera ver; así este pasando por su más fea racha como formulista. No hay mal que dure cien años.

 

PUNTO DE ENCUENTRO

La lucha se va a dirimir en una de las cuatro municipalidades chinas independientes del poder central y que es la urbe más potente en la economía de la antigua Catay. Una metrópolis que se ha concocido como “La perla de Oriente”. Llamada también cariñosamente Shen. Y hasta el tope de contaminación. Donde se erigió otro monumento más de los conocidos como “tilkódromos”. Faraónico. Pero sin una solera, digamos, envidiable, como sí lo puede ser Suzuka.

Tiene la recta más prolongada de lo que se ve en el torneo mundial. En contraste está allí, impávida, la curva estrecha con el radio más amplio, que divierte mucho a pilotos y al público. El diseño de la pista obedece a un ideograma chino, que se conoce como Shang, y que se puede traducir –con mucha libertad al hacerlo, desde luego– como el que está en contra de la altura. Sus construcciones aluden, de cierta manera, a la arquitectura monumental de la China más clásica, como lo es el Jardín Yuyan.

A lo largo de casi cinco kilómteros y medio, de perímetro, se forman esas 16 dichosas curvas. Entre las cuales, la excepcional es la primera, sin sombra de duda. Se juega hacia la mano derecha y ya encima de ella, parece que nunca se acabará; cuenta con un punto ciego, que se debe de resolver a pura intuición, es de lo mejor y más singular.

También destaca la curva 13, girando a la derecha, que despide a los bólidos hacia la enorme recta; es un curvón veloz, ligeramente inclinado, que castiga al auto así como al volante: por la tremenda carga lateral con que se agolpa.  

 

PIRELLI

Ahora una empresa orgullosamente china, ha confeccionado el menú. Que consiste en una formulación de bajo rendimiento otra, para el alto esfuerzo y la tercera, para buscar mayor adherencia y la más alta velocidad, sobre todo en las curvas. Con ello, se espera que la respuesta sea la anhelada de acuerdo a las exigencias técnicas. Este trío de neumáticos va a ser de los que más se repetirán en toda la campaña.

Ya antes, el GP chino, ha obsequiado características que obligan a estrategias arriesgadas para seleccionar con tino el orden, al usar las gomas. Un asfalto con poca abrasión y una sinuosidad amigable, que tiene muchos puntos para rebasar. Y ya se sabe que com el clima, que ha de ser fresco.

Las declaraciones de Paul Hembery el director de Pirelli MotorSport, siempre son corteses y optimistas. Bien se puede imaginar la de esta vez. Otro tanto, como las ocurrencias del corredor, quien fuera jefe de la diplomacia de la firma, Jean Alesi, que confirmaba, siempre, sólo maravillas de las gomas, ahora sino-italianas, que se han presumido como lo mejor que hay.

El reto más importante para el caucho, está en el tren delantero. Con un porcentaje muy elevado trabajando fuerte en las curvas. Así pues, las gomas se someten al castigo casi en todo el recorrido. Son bastantes zonas de aceleración súbitas a la salida de las curvas; de suerte que los pilotos, tienen que estar atentos a no desgarrar los neus.

Se trabaja con una carga areodinámica media, por las curvas rápidas y luego, debido a las rectas largas. Por influencia de la tempetatura, la tendencia obligada, es más hacia el Graining que incide sobre todo en las ruedas posteriores. También, es significativo, el estrés al que obligan la frenadas, con importantes transmisiones de carga hacia el tren anterior.

 

BREMBO

A estar muy aguzados con la curva 14, al final de la gran recta, que debe de soportar una desaceleración que llega al índice de 4.9G. El circuito en suma, es complejo para el uso de los frenos. Pero tiene lapsos con mucha tolerancia para enfriarlos. El resto de los puntos de frenada, es más razonable.

MÉTEO

Pronóstico. El viernes (andará a 18°). El sábado (con 23°) y fuertes lluvias se significará porque  el tiempo será caprichoso. Se espera que para la hora de la justa, ande el termómetro entre 18 y 11 centígrados. El cielo va a estar ligeramente nublado el domingo.

 

CUOTAS DE SIEMPRE

POR PILOTOS

Con más victorias:  Lewis Hamilton (ING): 4

Más PolesP: Hamilton: 5

Más vueltas + rápidas: Hamilton: 3

Más podios: Hamilton: 7

+ vueltas liderando: Hamilton: 194 Laps

 

POR EQUIPOS

Más victorias: Ferrari: 4

Más PolesP: Mercedes: 4

Más vueltas + rápidas: McLaren: 3

Más podios: McLaren y Ferrari: 9

+ vueltas liderando: McLaren: 274 Laps

 

POR MOTORES

Más victorias: Mercedes: 6

Más PolesP: Mercedes: 6

Más vueltas + rápidas: Mercedes: 6

Más podios: Mercedes: 17

+ vueltas liderando: Mercedes: 344

 

OTROS NÚMEROS

Justa con más rebases: en 2012: 90

Con menos rebases: en 2008: 9

Victorias saliendo desde la Pole: 7 de 12

Victoria, saliendo desde más atrás: en 2006: Michael Schumacher (ALE) desde el 6º cajón

Cuando más coches terminaron en 2011 y 2012: 23

Cuando menos coches terminaron en 2004, 2005 y 2006: 16

Es imposible dar como cierto un pálpito, pero China ha venido siendo de Lewis Hamilton: el año pasado firmó aquí un HatTrick. Si en ésta no gana, y vuelve a ser derrotado por Nico Rosberg será muy difícil la recuperación.

El tercer hombre temible es Sebastian Vettel, que ya quiere regresar al podio, y si se pudiera, hasta ganar: pero está en chino. Sin por ello dejar en el olvido a Kimi Raikkonen.

Los cuatro de la gran dinastía de la F1 de hoy.

 

我們希望

Muy amigable mente,

Ángelo della Corsa



Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Tipo de artículo Análisis