¡A Mil Por Hora! Rosberg, en gran plan

Las novedades y varias coincidencias entregadas tras el Gran Premio de Bahrein, recopiladas por nuestro especialista Ángelo della Corsa.

Nico Rosberg se ha revelado como un piloto grande en el reciente GP de Bahréin.

Con novedades, varias coincidencias, se marcan records, crecen las famosas efemérides y se destaca lo hecho o lo mucho que se dejó de hacer. Y también, se le pone atención a los números.  

Más de uno de nuestros lectores confiesa que esto, es mucho rollo y que tal vez la utilidad sea nula. Po otro lado, hay muchos seguidores asiduos tras el paso de este “Echar los Hechos”, desde la década de los años de 1980 y no sólo quieren más, sino que seguido reclaman que les faltó algo.

No se trata de otra cosa, que demostrar que lo que ocurre hoy en la Fórmula 1, es imposible e impensable sin todas las ocurrencias del pasado. Ya hubo mecánicos, ingenieros y en especial pilotos que morían como pajaritos, en formación de dos o tres por temporada. Son los héroes que le dan el fervor a esta disciplina, y que han creado la leyenda.

Se dice un poco sin pensar más allá, que la audiencia que sigue al deporte baja. Puede que sea cierto, si nada más se consultan los ratings de la televisión, como se hacía en el siglo pasado. Ahora por medio de las computadoras, la Internet, las redes sociales y las plataformas como las tabletas o los móviles: hay cientos de millones de personas que está siendo informadas y satisfechas con lo que consiguen saber de los pormenores de este deporte que es, dicho de nuevo, el pináculo del Arte Tecnológico, que vive y se acrecienta en algo tan frívolo como es el automóvil del que usted se sirve día a día.

Vámonos con el echado de los hechos: nadie tiene la obligación de leerlos de un tirón, se pueden guardar en su ordenador e irlos consumiendo, poco a poco. No son tan efímeros como una noticia, son historiografía pura y dura. Y van ahora, de menos a más:

 

ROMAIN GROSJEAN

Crece su importancia como la espuma. Dos carreras, dos cosechas de puntos en un carro de equipo debutante, con el cual se pensaba que no se iba a poder hacer nada, como ha sucedido con los equipos nacidos en los años recientes. HRT, Caterham, o Virgin, Marussia o hasta Manor, por ejemplo.

 

Liga de esta manera sus mejores resultados seguidos, como lo haría por una vez en el curso de 2013. En Sakhir queda como el quinto en la clasificación luego de batallar contra rivales visiblemente mejor aviados. No es casualidad, en Australia había sido el sexto al arribar. En 2012 y en 2013 subió al podio en este GP bareinita, siendo el tercero las dos veces, con Lotus.

Por lo pronto, el piloto francés –tan criticado en sus comienzos por sus largadas como loco– aparece como el quinto en el Standing de 2016, que enumera a los pilotos por orden de sus unidades conseguidas, empatado nada menos que con Kimi Raikkonen de Ferrari.  

Esta es la mejor posición que consigue Romain en sus siete temporadas de formulista. En 2012 y 2013 llegó a ser el séptimo, cuando trabajaba para la Lotus de Gerard López.

 

GENE HAAS

Parece un gringo iluso y está demostrando que no lo es. Si se recarga demasiado en Ferrari ¿qué reglamento se lo impide? Nunca antes un equipo de bandera EUA había marcado puntos en dos pruebas consecutivas como Hass F1 Team ya lo consiguió.

Lo destacable es que desde 2009 año en el que Brawn GP obtuvo puntos en sus primeras dos apariciones. Y no sólo eso sino que ganó, tal como lo realizaron: Alfa Romeo en 1950. Cooper en 1958. Y Matra, en 1968.

Otras agrupaciones que han conseguido también, cuando debutan, ligar las dos carreras consecutivas anotando son: BRM en 1962. March en 1970. Tyrrel en 1971. Benetton en 1986. Prost en 1997 y, Red Bull en 2005.

Siguiendo con el tema de Gene: En el siglo pasado hubo otro equipo con un dueño de apellido Haas, pero no tiene nada que ver como éste nuevo. El equipo sensación de hoy, tiene su cuartel general en Kannápolis, Carolina del Sur.

Por la década de los ochenta, aquella otra organización que se hacía llamar Team Haas USA Ltd, se registraba con autos de la marca Lola, de pronto se lo llega a mencionar como Lola-Haas. Sus patrones eran Carl Haas y Teddy Mayer auspiciados por la empresa americana Beatrice Foods, aunque por ahí entrara todavía, la mano de Eric Broadley.

En 1986, Alan Jones terminó como el cuarto en el GP de Italia y el sexto en Bélgica, a bordo del tal Lola-Haas. Fueron anotaciones seguidas, pero no, al inicio de la temporada.

 

TORO ROSSO

Cumple años, llega a diez en esta liga de competición, los mismos que tiene en la actividad más exigente Nico Rosberg –de quien se hablará más abajo– el caso es, que el equipo junior de la empresa de bebidas Red Bull: se embolsa ocho puntos muy importantes, gracias al sexto sitio a la llegada de Max Verstappen. En ninguna temporada anterior Toro Rosso lo hacía, y Max, tampoco

 

RICCIARDO

Con las pilas puestas Daniel, el piloto australiano. Lleva recogidos 24 pepinillos de los 50 que han estado en la rifa. Solamente Sebastian Vettel tuvo un inicio de año más productivo para el equipo, entonces, llamado Infiniti-Red Bull y fue en el de 2013: tercero en Australia y ganador en Malasia, las dos primeras prueba de aquella temporada.  

Ricciardo no ingresaba entre los mejores de la clasificación al final de dos carreras, al hilo, desde 2014 con los Premios de: Singapur, cuando subió al podio como el tercero; enseguida, en el de Japón en el cual finalizó cuarto. Lo valioso, es su inicio tan bueno en esta campaña.

 

RECIÉN LLEGADO Y CAYENDO DE PIÉ

Stoffel Vandoorne –22 de marzo de 1992. Kortrijk, Bélgica– subcampeón del la GP2 en 2014 y elegido como el tercer piloto de McLaren, a pesar de nunca antes haber manejado el modelo MP4-31, con unidad de potencia de Honda: de pronto, se apunta como un corredor más de su país que consigue embuchacar puntos en la F1 el día de su iniciación.

Tal como los marcó el español Carlos Sainz con Toro Rosso en la temporada previa, en Australia (que fue el noveno, y se hizo con un par de unidades).

Desde que Kevin Magnussen (en su debut también) lo hiciera en el GP de Australia de 2014, no hay reportes de que otro piloto de reserva que lo hiciera así, al inicio con sus funciones.

Pedro de la Rosa también cosechó en su primera salida, en un McLaren en el GP de Baréin de 2005, pero el español, ya venía con las experiencias vividas en defensa de dos años con: Arrows y, dos más para Jaguar, de 1999 a 2002.  

Lewis Hamilton, también llegó echando rayos y centellas, para ser el tercero a la meta y subir al podio justo al empezar, en el GP de Australia de 2007, pero el británico, estaba contratado en calidad de titular

El antecesor inmediato y paisano de  Vandoorne ha sido Thierry Boutsen, ya con Ligier-Renault, en la época en la cual en el GP de Australia de 1992, terminó en el quinto puesto; Thierry agarró en sus totales, hasta 132 unidades (de 1983 a 1993).

Otros corredores belgas con puntos a su favor, han sido: André Pilette con 2 embolsados (de 1951 a 1964); Willy Mairese 7 (de 1960 a 1963); Lucien Bianchi 6 (de 1960 a 1968); Paul Frere 11 (de 1952 a 1956); Olivier Gendebien 18 (de 1956 a 1961) y, Jacky Ickx con los 181 puntos (de 1967 a 1979).

De esa nacionalidad, Vandoorne, es el número 21º en debutar en la Fórmula 1, previamente lo hizo Jerome d’Ambrosio en el GP de Italia de 2012 (porque sustituía en aquella ocasión a Grosjean).

Stoffel se convierte, asimismo, en el segundo de Bélgica que trabaja para McLaren; antes lo hizo Jacky Ickx, de manera por demás providencial: Ferrari que era su escuadra, no quiso asistir al GP de Alemania de 1973 –en el NurburgRing– y McLaren, le dio una butaca, con la cual Ickx terminó en el podio, siendo el tercer lugar.

Coincidencia para destacar: los pilotos belgas le han cumplido a la Casa de Woking al 100%, haciendo su primera aparición sobre los Mac

Que haya hecho su carrera de noviciado Stoffel en el trazado de Sakhir, es una situación que puede pasar desapercibida, por lo mismo: es bueno marcar que, desde 2010, no debutaba algún otro en ese autódromo de lujo, cerca de Manama.

En aquella ocasión, era la primera mancha en el calendario así que los jeques les dieron la bienvenida a: Nico Hulkenberg para conducir un Williams; Vitaly Petrov uno de los Renault; Lucas di Grassi yendo a Virgin; Bruno Senna y Karun Chandhok al servicio de HRT.

El joven debutante belga de hoy, es el conductor número 75 en conseguir, al menos, un punto el día de su “primera comunión”.

Es, en todos los tiempos el conductor 754º que se anota en los rigurosos libros que lleva la disciplina. Para todo lo que se ha mencionado con relación a la pesca de puntos, debe de ser considerado que, tan sólo desde 2009, se premia a los diez mejores al llegar a la meta

Antes sólo ganaban dígitos, los ocho primeros. De 2002, para atrás, sólo los seis primeros. En 1950, cuando empezó la historia, eran premiados con puntos, los cinco de adelante y se daba uno, a quien registraba la vuelta + rápida en la carrera. Se pasó a seis en 1961, ya sin considerar premio al piloto dueño de la mejor vuelta.  

Los números en las laterales de los autos y en el casco de los pilotos, llamados los dorsales, desde el año antepasado: los escoge cada uno al inicio de su aparición, sin repetir uno que ya esté y, ya no pueden cambiarse. Vandoorne optó por el #47; nada más se recuerda que lo haya utilizado antes, Chuck Weyant, en las  500 Millas de Indianápolis  de 1959. El norteamericano jugó 4 ediciones de la prueba estadounidense, pero tan solo se sirvió de ese dígito #47, en su aparición final [en 1955 fue el #41; en 1957 el # 82; y en 1958 el #89].

Otra curiosa coincidencia: Weyant cumplió sus 93 años, el día en que se usó otra vez su dígito dorsal.

 

EL MAC DE STOFFEL

Parece por fin resucitar el equipo inglés asociado a Honda. Es cierto, que no cogía puntos desde que lo hiciera en el GP de EUA (el 25 de octubre), con Jenson Button, quien quedó el sexto y agarró ocho puntos. El retorno ha sido sin que recogiera unidades uno de sus pilotos titulares, y vaya que son dos que han sido campeones mundiales: el inglés (en el 2009 con Brawn) y Fernando Alonso (en 2005 y 2006 con Renault).  

A los de Woking, les ha sucedido que tienen que echar mano de sus reservas en 2014 y ahora en 2016, ambas ocasiones por el estado de salud de Alonso. En 2014, en la primera carrera, Kevin Magnussen se metió hasta el segundo lugar (gracias a que descalificaron a Ricciardo, porque excedió el caudal de gasolina reglamentario).

Ya otra vez, habían llamado a Pedro de La Rosa en las campañas de 2005 y de 2006, cuando los titulares eran Kimi Raikkonen y Juan Pablo Montoya.

En 2005 de la Rosa corrió en Bahrein. En 2006 en los GP de: Francia, Alemania, Hungría, Turquía, Italia, China, Japón y Brasil. En todas las ocasiones, en reemplazo, del siempre mercurial corredor colombiano.

 

LOS TITULARES DEL EQUIPO BRITÁNICO

Jenson Button desde 2010 y Fernando Alonso, apenas en su re-comienzo en 2015, se las han visto duras y este año, todavía tendrán que sacar agua de un pozo casi seco.

 

El caso de Alonso es notable y lastimoso. Desde el GP de Hungría del año previo, no agarra un punto; esto fue, el 26 de julio cuando quedó en quinto lugar y se anotó diez. En este curso, que se supone que es el de la resurrección del equipo: por un accidente o por el criterio muy precavido de los médicos: está en el último lugar –por sus obtenciones– en la tabla del Campeonato Mundial de pilotos, con 0 puntos junto a: Magnussen y a Joylon Palmer (Renault), Marcus Ericsson (Sauber), Sergio Pérez (Force India), Pascal Wherlein (Manor), Felipe Nasr (Sauber), Button su compañero de Pit, Rio Haryanto (de Manor) y, Esteban Gutiérrez (con Haas).  

Es bien cierto que en su primera campaña con Minardi, Fernando no obtuvo nada, su auto era un cacharro de juguete y eso, lo explica todo. Cuando estuvo al servicio de McLaren, ni se diga. Con Renault, siempre empezó cosechando. Con Ferrari, igualmente.

En esta su nueva época con la Casa inglesa, hasta la octava largada en Inglaterra agarró un punto. Abandonó en la primera edición pero terminó en la segunda; aunque fuera, como el 12º. En el año que va con está dura gestión, no termina en la primera justa y no larga en la segunda ¿Está acabado? No ¿Está viejo? Tampoco. Frente a Verstappen, todos son ancianos, de modo que eso no se tome en cuenta.

McLaren y las paradojas juegan su partida, en 2000, Mika Hakkinen no clasificó en los primeros dos compromisos: en Australia, lo traicionó el motor; en Brasil, se detuvo por pérdida del aceite. Y sin embargo, terminó como subcampeón por debajo de Michael Schumacher, con 19 puntos menos. El talento estaba ahí agazapado, ya había sido monarca en 1988 y 1999.

Que nadie jure que Fernando será subcampeón este año, pero de que se va recuperar; lo puede dar usted como un hecho. Calidad le sobra en buenas cantidades. Y tiene que volver a él la buena suerte, o irse la mala, y por un rato.

En otro tenor es el caso de Button, abandona en esta prueba de Baréin, pero en él es lo normal que exija menos a sus monturas y que deba de acabar siendo útil para el equipo.

Jenson es dado a dejar de lado una carrera, en cuanto prevé más problemas, prefiere salir antes que dañar más sus coches. En los recientes 17 años, ha abandonado cuando menos una vez por curso. Es de la escuela de Juan Manuel Fangio: “si se gana una carrera, que sea a la velocidad más baja posible”. Sus méritos son indiscutibles ¿Ya está viejo?

El británico es el 22º piloto de siempre en sufrir abandonos, lleva 69 (24.13%).

Números, matan especulaciones bizantinas:

Edades de los mayores de hoy: Button y Raikkonen cuentan 36 años. Alonso igual que Massa 34. Hamilton 31. Rosberg 30. Y Vettel 28. Es poco menos, que una tontería, decir que ya no tienen cuerda.

¿Por qué? Porque Alan Jones y Keke Rosberg fueron campeones a los 33 de edad. Phil Hill a los 34, también Jackie Stewart y Alberto Ascari. Michael Schumacher se hizo de su último campeonato en 2004, contando 35 años; igual que Niki Lauda y Nelson Piquet. Damon Hill a los 36 años. Alain Prost y Mario Andretti con 38.

Graham Hill y Nigel Mansell cumplidos los 39. Jack Brabham a los 40. Giuseppe “Nino” Farina a los 43. Y la quinta corona de Fangio se la montó con 46 años. Saber es muy bueno y sano antes de empezar a decir barbaridades.

Viene la pregunta a los villamelones ¿No dicen que los coches de hoy casi se manejan solos? ¿No saben, por acaso, que la expectativa de vida ha aumentado ¿No están enterados que los pilotos de hoy tienen fisioterapeuta, nutriólogo y sicólogo en sus Staff? Por favor ¡Cordura!

Mil perdones, pero quien quiera ver –como una necesidad urgente o como una necedad de adolescente–  campeonatos con muchachos en flor, tiene que irse a las pistas de Go-Karts. Allí hast que se harte, lo clásico es otra cosa.

 

POR PARTE DE WILLIAMS

Un par de carreras van en el año y mismas, en las cuales el equipo de Grove mete a sus dos coches en el reparto de puntos. Nada más ellos y Mercedes AMG lo han podido efectuar así en 2016. Con sendas unidades de potencia de Mercedes Benz, la fiabilidad habla por sí sola.

 

KEVIN MAGNUSSEN

El danés, con su Renault amarillo, larga desde la boca de salida del PitLane de Sakhir, como castigo por no haber pasado por el trámite del pesaje en una de las sesiones de los ensayos libres.

A Felipe Massa le ocurrió lo mismo en este circuito en la temporada previa, con su Williams, al que se le apaga el motor a punto de largar y le ordenan salir desde el PitLane. Otra vez, igual, le ha pasado a Sebastian Vettel en Abu Dabi en 2012, sobre un Infiniti-Red Bull. Un tanto más, a Heikki Kovalainen, con su McLaren, en Mónaco de 2008. Historias que se repiten cientos de veces. No tienen la mayor importancia…

 

KIMI RAIKKONEN

Dos años seguidos arribando al final como el segundo (lleva cinco veces en que lo hace). Y llega ahora a 8 podios en esta plaza; tres más que Hamilton otro que tiene varios podios en Baréin.

Pero Kimi, nunca ha ganado. Como Alonso que lleva también ocho podios en Brasil, sin nunca ser el primero en ver la bandera de cuadros.  

El finés, ya ha llegado en la tabla de posiciones al lugar en el que terminó en la campaña del año pasado. Y está por primera vez, más arriba que Vettel (18 X 15 puntos) desde que son compañeros, el segundo piloto de Maranello va empatado con Grosjean, primero en importancia con Haas, ambos, con impulsores y baterías italianas.

La colección de podios de “IceMan” en total, de las 14 temporadas a las que ya ha llegado, habla de 81 ascensos (con productividad del 34.76%) en el quinto cajón del archivo de todos los tiempos, sólo superado por  Hamilton con 89 (un 52.66%); Alonso 97 (38.19%); Prost 106 (53.27%) y, M. Schumacher 155 (50.49%).

La suma de sus puntos es de 1,192 (con una media de 5.12 por cada carrera) y lo coloca en la gaveta número siete de siempre. Por debajo de Vettel 1,911 (12.02 en cada largada); Hamilton 1,900 (11.24 X GP); Alonso 1,778 (siete por vez); M. Schumacher 1,566 (5.10); N. Rosberg 1,259.50 (6.74) y, Button 1,214 (4.24).  

 

FORCE INDIA

La decepción del momento: séptima en el Standing de constructores.

Los fans del mexicano Sergio Pérez, sencillamente no entienden la deficiencia. Nico Hulkenberg finalizó en el 15º puesto y el de México, en 16º. Oh, decepción…    

 

SIN LARGAR

Ni Joylon Palmer de Renault, ni Vettel, con su cavallino.

El equipo francés no se ha visto: es el del último lugar en la tabla de equipos, cero puntos, igual que Sauber y Manor. Para Ferrari, es un par de pasos en falso ya están lejos de Mercedes con 50 puntos menos. Lo que nunca, tan precoz y procazmente.

Otra vez en el trazado del desierto, hay ausentes en el momento de arrancar, en 2015 fue Button. Pero de un listado de 20 pilotos. Esta vez, fueron 22 los inscritos y aceptados. En Australia –del año anterior– fue más grave, desistieron tres pilotos.  

Vettel lleva 29 abandonos en 11 temporadas, es la primera vez que no larga. Así le sucedió a Massa en el Grand Prix de Hungría de 2009.

Para Palmer la situación exige calma en su primera estación en la F1, queda mal, en comparación con su colega Magnussen quien terminó en Baréin de undécimo; en cambio en Australia, fue al contrario, el británico el 11º y el danés en 12º.

 

EL INTEMPESTIVO

Lewis Hamilton. Ave de tempestades.

En una carrera, puede ser maestro consumado y en otra, como si estuviera ausente. Dos carreras seguidas en que no gana, aún siendo dueño de la PolePosition. Un par de lecturas posibles: una, no ha aprendido a largar con el embrague manual. Dos, le hace falta más Coaching desde el murete. Las prohibiciones de los mensajes, no le asientan nada bien.

Paga la petulancia, un poco-demasiado sobrada, ya que se ha cansado de repetir que su compañero pasa mucho tiempo con los ingenieros y en las juntas técnicas, porque tiene la cabeza dura; que él, no necesita de tanto barullo. Las consecuencias están a la vista. Su colega y rival, apunta a destronarlo.

Son ya cinco carreras consecutivas sin hacerse con una victoria. En 2013, fue parte de la motivación para dejar a McLaren con esa tamaña desorientada. Desde el GP de Hungría de ese año, hasta el final de la temporada en Brasil, incluso, fueron muchas las ocasiones en la que se fue en blanco.

Empezó en 2014, abandonado en Australia: y llegó a una cadena de diez impotencias o inapetencias. Por fin, en Malasia, retornó a su estela de triunfador, aquellas dos últimas justas, ya al servicio de Mercedes AMG.

Sus dos arrancadas del año han sido casi infantiles, obsequiando hasta 11 puestos al terminar la primera vuelta. Casi llega a la misma deficiencia, que en todas sus pruebas del año 2015: en las que perdió 12 lugares, pero contando 19 GP, no dos.  

No salir triunfante subido en un coche superior, denota cmediocridad. Desconcentración o pereza. Demasiada vida social y jaleo.

Lo que no impide que llegue a los podios, van ocho en fila; a partir del GP de Japón de la campaña anterior.   

Seis ascensos a los podios, hilados y sin ganar en cinco GP seguidos, ya lo había experimentado en 2007, con McLaren, obviamente.

En su contabilidad total, ha llegado 89 veces a las escalerillas de los tres mejor clasificados en carreras, es por eso, el cuarto lugar en todos los tiempos.

Yendo al frente del pelotón de lebreles, lo hace, así sea por un solo giro. Como lo demuestran 10 temporadas seguidas, que son las que lleva en la competición más exigente

Ya está a la altura de su admirado Ayrton Senna como el segundo piloto –de siempre– que en más largadas ha sido líder, al menos en algún momento de cada carrera. Con 86 GP en que lo consiguieron, con una Lap si se quiere, como en Baréin el domingo retropróximo. A Lewis, le falta, una escalera grande y otra chiquita, para llegarle a M. Schumacher que lo hizo en 142 carreras.

En número de giros a la cabeza, es el quinto de la historia mediante 2,425 en punta. Antes, está Vettel con 2,646. Por encima, se encuentra Prost con 2,683 Laps. Poco más arriba, don Ayrton con 2,931 y muy lejos, el Káiser, Schummie con 5,111 vueltas liderando.

Hamilton es un velocista destacado, lleva dos PP en este año. El 100%.

Y ya concretó un par en Sakhir. Para acumular tantas, como 51 en sus números absolutos (con 30.18% de productividad) y ser el tercero de siempre. Ayrton dejó el listón en 65 Cuerdas de Largada (y una media del 40.37%). Michael lo subió poco más, para llegar a 68 (22.15%).

Y vaya que el inglés desobediente tomó un inexplicable receso: desde el GP de Italia de 2015 –el seis de septiembre–  hasta el de Abu Dabi de ese año ido. Retomó el gobierno en las Qualys, hasta el sábado 19 de marzo de 2016. Más de cinco meses, tirado en la hamaca. Como un rey. Irresponsable.

 

NICO ROSBERG

Decidido a hacer lo que ha parecido imposible.

Tiene entre ceja y ceja: derrotar a Hamilton y a los otros 21 pilotos (más los de reserva) para ser campeón en esta temporada. Es muy temprano para asegurarlo, pero ha tenido un inicio espectacular.

Nunca antes, un volante al servicio de Mercedes inauguró un año tan encendido.

Corolario de cinco carreras ganadas, una y luego, también la otra.

Odisea que dio inicio en el GP de México (el primero de noviembre del año anterior) atando a éste, a los Grandes Premios de Brasil, Abu Dabi, Australia y el del reino bareinita. Fruto de “un cambio de Chip” que ¿cuánto ha de durar? Nada más él tiene la palabra.

Llega a un gran total de 16 victorias (media de 8.56%) que no son una exageración, si se considera que Michael Schumacher dejó una historia con 91 coronas de laureles (29.64%). Nico se ha colocado en el cajón número 16º,  de todos los pilotos, igualando a Stirling Moss.

Ni Moss fue monarca y tampoco NR lo ha conseguido, tras once temporadas trabajando a toda prisa. El camino, sigue su marcha. Y dicen, que se hace al correr.

Británico y germánico, coinciden en algo más: ambos ganaron por primera vez con un auto Mercedes. Moss sólo en una ocasión, para seguir con los Maserati, Vanwall, Cooper y Lotus. N. Rosberg en sus 16 triunfos, trabajando sólo para la Casa de Stuttgart.  

En Bahrein nunca antes había ganado, NR, y se estrenó, liderando casi desde los semáforos a la bandera, salvo en el giro # 44, en el cual entró a hacer su PitStop y regresó el segundo. Pronto retomaba la batuta.

2016 puede ser su año, por el comienzo tan feroz, ha sido casi una cultura establecida que: piloto que gana el primer par de carreras en una campaña, acaba por coronarse; como los hicieron en su momentos: M. Shumacher en el año 2000. Button en 2009. Y Vettel, en el 2011.

Sólo no lo rubricó así Alain Prost en 1982, ya que quedó clasificado al final del año como el cuarto, detrás de quien sí se coronó, Didier Pironí y John Watson antes que él. Y trabajando duro el gran piloto nacido en La Loire, para Renault. Había ganado en Sudáfrica y en Brasil, para luego engarzar siete carreras sin nada, con su turbo V-6.

Fue en el año de Keke Rosberg, quien logró coronarse con un solo triunfo. En Suiza (Dijón-Prenois) y después, con puros segundos lugares o terceros, gracias a un Williams Ford-Cosworth, con patrocinio de Saudia; empezaban los emires en interesarse por las grandes competiciones de autos de alta velocidad y complejidad. Se la considera de las coronas más desabridas en la historia.

El junior con apellido Rosberg es ya el octavo ganador que se echa cinco consecutivas. Es un agüero en el lomo de un venado, pero otros volantes que ha ganado ese número de pruebas al hilo, han terminado por ser campeones en sus campañas, cada uno. Con excepción de Nigel Mansell.

 

 Antes que el alemán, ahora por fin con ansias evidentes de ser monarca: hay que establecer en los mandos a los de verdad grandes:

Vettel ha ligado hasta nueve primeros lugares (en 2013 desde el GP de Bélgica hasta el de Brasil); Alberto Ascari con siete (de Bélgica de 1952, a Argentina de 1953); Michael S., también siete (del GP de Europa, en Norburgo, hasta Hungría por el año de 2004); en el año 2000, ya había registrado seis victorias el “Hepta” (desde el GP italiano, hasta el malayo).

Todo esto, sin considerar que Ascari en realidad llegó a reunir hasta nueve, pero en 1953 no fue a Indianápolis, porque ahí nada había que hacer. Trabajaba para Ferrari que no tenía modo ni manera de enfrentar a las locomotoras americanas en un óvalo. Oficial o no, en las nueve en las que estuvo presente en ese lapso, esas nueve fueron para él.

Con cinco consecutivas, están enlistados: Jack Brabham en 1960; Jim Clark en 1965; Nigel Mansell en 1992; de nueva cuenta, Schummie en 2004; Lewis Hamilton en 2014 y ahora, Nico R., que en definitiva: ha firmado una proeza, por donde quiera que se le analice.  

Es poco decir que ganó en Manama, ya que también, registró la vuelta + rápida de la noche; igual que lo hizo por primera vez en este mismo trazado, pero hace 10 años, fue en 2006 cuando se jugaba la primera fecha de la temporada y trabajaba aún para Williams.

El alemán de la Estrella de Tres Picos, reúne ya los 15 giros + rápidos en carrera (8.02%), tres de ellos marcados aquí, en el circuito de Sakhir (en 2006, 2014 y 2016). Se acomoda en la gaveta número 10 de la historia, junto a Jackie Stewart (15.15%), Clay Regazzoni (11.36%) y Felipe Massa (6.49%) en el número de vueltas + rápidas.

Si se suman los 56 giros en los que anduvo en la punta, totaliza 1,122 Laps como líder en 187 Grandes Premios que lleva disputados.

Es por eso, el número 17º en las estadísticas absolutas, por detrás de los siguientes compañeros en activo: Raikkonen 1,169; Alonso 1,767; Hamilton 2,425 y Vettel 2,646. Pero a una eternidad, lejos, de su paisano Michael quien lideró 5,111 y otros once corredores más, de diferentes eras.

Por cuanto a los podios ya tiene 43 en su contabilidad (22.99%) es el 18º de todos los tiempos, al lado de Stewart (43.43%)

Con otro piloto de antaño que se emparenta Nico, es con el argentino Carlos Alberto Reutemann, quien tampoco llegó a reinar. Estando varias veces en la parte superior del Standing y, luego caer; Reuteman era líder en 1977, o en 1981 y nada.

Rosberg, ha estado en la cabeza del standing en 2014, 2015 y ahora. Hasta sumar las 14 ocasiones, y acaba siendo derrotado por Hamilton. Es en los GP clave o en los últimos alientos, cuando lo derrota.  

 

MERCEDES

Llega a 29 dobletes en la línea de meta, tomando en cuenta sus dos reencarnaciones. Pero otra vez, ha interrumpido su marcha consecutiva, que dio inicio esta vez en los EUA, y nada más duró, cinco fechas. Igual que en 2014, que lo fue desde Malasia, hasta Mónaco.

Son los mismos que ha ultimado Ferrari dos veces: en 1952 y en 2002. Nada más que en la historia Ferrari ha reunido 81 (con 799 largadas efectivas); McLaren 47 (con 707 salidas reales) y, Williams 33 (con 628 oficiales). Mientras que los alemanes, apenas llegan a 129 GP, esto es, que en productividad en cuanto a ornamentar los “uno-dos”. Son más eficaces.   

Por PolePositions seguidas, están lejos de empatar a Williams que llegó a 24, entre 1992 y 1993. Mercedes había logrado 23 entre 2014 y 2015. Ahora, empiezan con otro intento y ya llegaron por lo pronto a las 8 primeras. Desde el GP de Japón del año previo, a este sábado que recién pasó.   

En sus totales, el equipo germánico llega a 47 triunfos, por 50 de Red Bull (Mercedes con las 129 largadas que ya se mencionaron y los austriacos con 200). Ferrari, con sus casi de ochocientos GP lleva, 224. Ya se entiende que no hay comparación.

En triunfos al hilo, llegan a ocho, tres lejos de igualar a McLaren que en 1988, ligó 11 consecutivos. Y ya van 39 carreras, en las cuales están en la cima del Standing de Constructores. Se ponen a la punta del resto.

Mercedes AMG, lleva 60 Grandes Premios consecutivos cosechando puntos (desde el de Brasil de 212), sólo por debajo de McLaren con 64 (entre 2010 y 2013) y Ferrari con 81 (entre 2010 y 2014).

 

ANTES Y AHORA

No está en los registros como dato duro porque Mark Webber, marcó un crono 34 milésimas más lento, que el de 1 minuto y 29.493 que registró Hamilton al hacerse el sábado por la noche, con la Poleposition  en Sakhir.

Lo de Mark fue (en 2005) hace 11 años, con un Williams, y lo hizo en la última sesión de ensayos libres. No obstante, en la carrera de 2005 la vuelta + rápida –no oficial– se realizó en 1m 31.447 segundos. La del domingo de Rosberg, apenas, llegó a 1m 34.482 segundos.

Lo anterior indica a las claras que los coches de hoy, son tres segundos y pocas centésimas, más lentos que los de hace 11 años.

Rosberg terminó las 57 vueltas, con crono de 1 hora 33 minutos y 34.696 segundos. Alonso lo realizó, con un Renault, en 1 hora 29 minutos y 18.531 segundos en el dichoso 2005. Si se hubieran enfrentado los Mercedes de hoy, contra los 20 de entonces: hubieran quedado cuando mucho, en undécimo lugar, detrás de un Jordan y, con cero puntos en la caja de herramientas.

Se ha buscado con ahínco no dejar nada sin que sea tocado. Pero cada lector, puede encontrar la manera de ayudar a que se enmienden estos hechos aquí echados. Basta con un correo-E a: angelo.della.corsa@topformula1.com

Siempre se le espera en el Site: www.tf1.mx insuperable, cuando se trata de llegar a lo más recóndito de cada GP.  Con todo el gusto.

Muy amigable mente,

Ángelo della Corsa

 

 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Tipo de artículo Análisis