¡A Mil Por Hora! Temporada nueva. Nueva vida: Rosberg rompe triunfando

La primera mancha del calendario se ha jugado en Australia y con ello, empiezan a tejerse los hechos. La coincidencias. Algunas efemérides que compartir.  

Nunca antes en Melbourne ocurrió, que llegaran al final del recorrido 13 coches en la misma Lap del triunfador. Son buenos augurios para presente la temporada.

 

DEBUT DE UN EQUIPO ESTADOUNIDENSE

Pensado como empresa. Tal vez, inocentada. El hecho de llevar a la vida real un sueño así, hace suponer en Gene Haas a un visionario o a un loco delicioso. Hay muchas voces que dicen que el mundo está imposible. Otras, que la Fórmula 1 es basura. Y el buen americano, llega y pone su pica en Flandes. Así de fácil.

 Para una organización sin antecedentes en esta liga, es un hito, ser un equipo que arriba y al primer día, marca. Haas F1 Team, se hizo con nueve puntos en la tarde de su debut.

 El 3 de marzo de 2002 –cuando se jugó la carrera 681 de la historia– también en Melbourne, Mika Salo consigue el sexto lugar en la llegada a la meta para un Toyota. Aquel auto en blanco con adornos en rojo que lucía ostentoso el emblema de Panasonic; el modelo TF-102; de 10 cilindros en V, con tres litros de capacidad en el monoblock y, neumáticos de Michelin.

 Antes, el día 7 de septiembre de 1986 en Monza –carrera número 433 de entre todas– el piloto australiano Alan Jones queda en el sexto lugar con el coche Lola y motor Ford-Cosworth V-6 de litro y medio (aunque se había registrado al principio con maquinaria de Hart); con gomas de GoodYear para ganar un punto. De hecho Jones estaba contratado por el Team Haas, sin estar afiliado, cuyos dueños eran Carl Haas y Teddy Mayer. Ahora, el patrón es Eugene Haas y no es ningún pariente de Carl.

 Lo conseguido por Gene no es despreciable, ya que desde 2010 a la fecha, han llegado y se han ido, como arribaron; o sea, sin nada: HRT, Virgin, uno que se hacía llamar Lotus Team y que no era, Caterham, Marussia y más tarde, Manor.

 Otra cosa, es hablar de un equipo que cambia de nombre, o de identidad, como también se dice. Cual Brawn GP –antes llamado Honda– que asimismo, llegó y agarró puntos. Esto fue en el año 2009, el 29 de marzo en Melbourne, cuando se llevó a cabo la justa oficial # 804, firmando un doblete concertado por Jenson Button y Rubens Barrichello; sobre ese auto maravilla (de doble difusor) y cauchos de BridgeStone; con motor atmosférico V-8 de 2.4 litros, suministrado por Mercedes Benz, la empresa alemana que a la postre, compró al equipo campeón de Ross Brawn.

 Se habla de Haas y se tiene que mencionar a Estados Unidos de América. En particular, porque la Fórmula 1 nunca acaba de cuajar en su cultura, pero sí que está, dale que dale y de cuando en cuando. Otro equipo con barras y estrellas que llegó y pronto se fue, ha sido Penske con Derek Bell, Hans Heyer, Jack Nelleman y Jean-Pierre Jarier; motorizados por Ford-Cosworth; con neus de GoodYear.

 Penske estuvo de 1974 a 1977. Fueron 36 Grandes Premios en los que compitió. Consiguió una victoria (gracias a John Watson, el 15 de agosto de 1976, con el GP # 275 de la historia, en el OsterreichRing de Austria) y agarró tres podios. Para sumar un gran total de, 23 puntos.

 Pues muy bien. Hablar de Haas también se lo hace, para decir que nada más 65 equipos de los 161 que tienen contabilidad registrada: han sido capaces de anotar puntos en todo su recorrido por la F1.

 Pero de hacerlo en el día de su inicio, sólo le fue dado a: Benetton en 1986 (BRA) con Gerhard Berger; a Sauber en 1993 (SAF) con JJ Lehto; a Prost en 1997 (AUS) con Olivier Panís; a Toyota en el ya dicho 2002 (AUS) con M. Salo; a Red Bull en 2005 (AUS) con David Coulthard y al mencionado Team de Brawn, en 2009 (AUS) con Button.

 Lo mismo que Leyton House (en 1990 y 1991), el equipo de Gene, se apunta ya en el casillero número 47 de la historia, por los ocho puntos que recién obtuvo su piloto Romain Grosjean.

 

TRES NOVEDADES

Las cuales se vieron en el Grid del Parque Alberto: Infiniti-Red Bull que ahora, ya se llamará sólo Red Bull como cuando inició; Manor-Marussia que quedará en singular, como Manor.

 

Y retorna Renault. Que se marchó –la vez más reciente– en 2011, luego de la caída en barrena después del vergonzoso “Affair Piquet junior- Briatore-Singapur”; que había ocurrido en 2008, y estaba ya bien juzgado, pero de ningún modo olvidado. La compañía francesa, se disgustó mucho con aquella mácula en su imagen.

El regreso es satisfactorio, porque consiguen acabar la carrera con sus dos autos en la  meta, algo que no pudo hacer por ejemplo Haas. Pero, los franceses terminan sin anotar puntos.

Lo mismo que les había ocurrido –en la ocasión más próxima– en Hungría, el 31 de julio de 2011 (carrera # 850 de la historia) cuando se fueron en blanco sus pilotos de entonces: Vitaly Petrov que terminó el doceavo y Nick Heidfeld, porque su coche el R-31 (V-8 de 2.4 litros, de aspiración atmosférica) se incendió.

En esta carrera australiana de hoy, al disputar a la sazón su GP número 301, lo más que consiguen ha sido, el undécimo lugar y el duodécimo. Menos mal.

 

HACIENDO HISTORIA

Tal cual lo hacen en Ferrari, quienes al menos una vez al año anotan, como lo han hecho en cada curso.

 En las subidas al podio, casi lo mismo, ya que no lograron sólo en 1973 con Jacky Ickx y Arturo Merzario sobre el auto llamado 312-B2 y 312-B3. Como tampoco ocurrió en 1980 con Jody Scheckter y Gilles Villeneuve en los timones, a bordo del modelo 312-T5.

Ingenuamente, marcan un paradójico dato para las peculiaridades: a pesar de liderar en 34 de las 57 vueltas (sólo esas Laps contaron, porque hubo una largada en falso) no consiguieron la victoria y ni siquiera llegar segundos esta vez.

 Algo que se le vio también hacer a Red Bull-Infiniti en el GP de Inglaterra de 2013. (La coincidencia es que, en esas dos ocasiones, Sebastian Vettel iba al frente. De modo que, si alguien sabe de frustraciones, es él).

El error, debe imputarse a la decisión gitana tomada en el PitWall con el cambio de gomas. De esta manera, habiendo hecho punta en más de la mitad de la prueba: a los de Ferrari se les escapó la posibilidad de hacer punta en el Standing. Como lo hizo también Red Bull en 2010; y sin embargo terminaron siendo campeones ¿es un aviso, o qué? 

 

MERCEDES AMG

Sigue campante, silbando en la loma. E inicia liderando la tabla de posiciones de 2016 (la de los standings) gracias al uno-dos conseguido, de pura chiripa. Bien se afirma, que nunca ha habido campeones sin la diosa fortuna de su lado.

 Después de la nueva largada (en el giro 19) por una bandera roja, Ferrari les pone en charola de oro la victoria, al optar los italianos por una estrategia suicida. A poco, la máquina de Kimi Raikkonen se incendia, casi al final de la 22ª vuelta. Por fin, faltando dos giros para el final, teniendo a tiro a Lewis Hamilton, Vettel equivoca la frenada en la penúltima curva y, deja ir el segundo lugar.  

 Angas o mangas. El caso es que la escuadra de Stuttgart firma su doblete número 29; contra 33 de Williams; 47 de McLaren y, 81 de Ferrari.

Hablando de dobletes al hilo, al arribar a la meta: en Australia de 2016 el equipo alemán llega a cinco. Igual que Ferrari en 1952 y en 2002; desde luego que, si se hace caso omiso de la carrera de Indianápolis de aquel año (que si bien contando para el torneo mundial, era jugada con otras reglas) Ferrari tendría seis al hilo: en Suiza con Piero Taruffi y Rudi Fischer; en Bélgica con Alberto Ascari y Nino Farina; en Francia, ídem; en Inglaterra con Ascari y Taruffi; en Alemania (triplete, porque se registraban más autos por equipo) Ascari, Farina y Fischer; por fin, en Holanda (un triplete más) compuesto por Ascari, Farina y Luigi Villoresi.

Por parejas de conductores, la formada por Hamilton y Rosberg llega a 24 “uno-dos”. Los mismos que en su tiempo pudieron ornamentar Michael Schumacher y Rubens Barrichello con Ferrari. Si bien, los de las Flechas de Plata lo han conseguido con sólo 58 largadas; mientras que el dueto al servicio de Maranello, hubo de hacerlo gracias a 94 GP jugados (del año 2000 al 2005).

Los pupilos de Niki Lauda y Toto Wolff, ya lo habían amenazado un día antes, con otro “primero-segundo” en las Qualys (por 36ª ocasión) dejando ya muy atrás a Renault, que ha conseguido 22 y, a Red Bull que lleva 23. Ahora los alemanes van en la busca lejana de las marcas de: Williams con 62; McLaren 63 y Ferrari 70. Lo que ya en este año, no será. 

Lo interesante al caso, es que alcanzan su victoria consecutiva número siete: Japón (Hamilton); Rusia (Ham);  EUA (Rosberg); México (Ros); Brasil (Ros); Abu Dabi (Ros) y, Australia (Ros).

El año previo ya habían lo habían logrado con otras siete, desde el GP de China hasta el de Inglaterra. El consecutivo más largo con sus ocho triunfos, fue del GP italiano de 2014 al de Australia de 2015. El quinto más prolongado de la historia, en empate con Ferrari.

McLaren hace punta ganando carreras al hilo, con 11: desde el GP de Brasil de 1998, hasta el belga, del mismo curso; claro, ha sido en los tiempos mágicos de Ayrton Senna y Alain Prost.

También es destacable, que los de Mercedes han sido capaces de ganar, consecutivamente, en tres temporadas en los GP inaugurales. Como lo hiciera la Ferrari de Schummie en 2000, 2001 y 2002.

 Con la Estrella de Tres Picos llegan a 59 pruebas, al hilo, en las que consiguen anotar –esto, a partir del GP de Brasil de 2012, hasta la presente carrera– para hacer la tercera cadenita de todos los tiempos.

Detrás de McLaren, que lo hizo en 64 carreras –del GP de Bahréin en 2010, al de Mónaco en 2013– y de Ferrari, con 81 –del GP de Alemania en 2010, al de Singapur en 2014– lo que dice que, este año es posible que se podrá dar caza a McLaren.

Otra cosa son los dobletes al hilo en las calificaciones, de los cuales Mercedes ya lleva siete: desde el GP de Japón del año previo, hasta este inicio (atención que van: cinco de Nico y el más reciente de Lewis).

McLaren consiguió 8 en 1989, con las manos de A. Senna y las de A. Prost. Williams también 8, en 1993, gracias a Prost y a Damon Hill.

Yendo como líderes en la punta, con alguno de su dúo, llegaron a 232 vueltas seguidas.

 Queda así inscrita, como la 11ª mejor racha de todos los tiempos: empezó en Austin en el GP de los EUA y terminó, en Abu Dabi de ese año previo; porque ahora en Australia, Ferrari la interrumpió.

 En 1988, McLaren estuvo en punta durante 477 giros. En 1993 Williams lo consiguió durante 419. El mejor hilado de Mercedes dominando, por ir a la cabeza del pelotón, ya se había establecido en 2014, con 413 Laps.

 

DE WOKING

McLaren mejora pero deja Melbourne, luego de pasar un gran susto.

2015 fue un año para olvidar, vienen los ensayos invernales y parece que el barco comienza a enderezar. Las calificaciones pudieron haber dado para más, pero se enzarzaron en la reglamentación del absurdo.

 Llega por fin la carrera tan ansiada y antes de terminar el primer Stint: Fernando Alonso pierde la referencia del punto de la frenada en la Curva Tres y golpea por detrás al coche Haas del mexicano Esteban Gutiérrez.

Colisión brutal a más de 300 Kph. El auto negro pega contra el muro, lo brinca. Da vueltas de campana, alza el vuelo y termina despanzurrado en la contrabarrera de concreto. Es inexplicable, cómo es que él sale por su propio pie de lo que quedó hecha una mole retorcida, de aquello que se llamó McLaren, MP4-31.

Simplemente ha sido, porque las normas de seguridad han resultado de verdad fructíferas y porque el santo de su devoción, estaba muy atento, mirándolo.Sabor amargo en la boca. Van dos años seguidos, sin subir siquiera a un podio. Y  ahora a comenzar la temporada con tamaño asombro, que pudo ser fatal. Ello, hace suponer que ya tocaron fondo y lo que viene, es la recuperación, hallando el camino. Alonso se debe echar al hombro al equipo.

 

LOS MOTORISTAS

También se llevan un baño.

Las unidades de potencia de Renault, supervisadas en Suiza con la etiqueta encimada de Tag Heur –el patrocinador asociado a Red Bull– y que ya se sabe que están siendo asesorados por Mario Illien (de Ilmor) recibieron los aplausos.

El impulsor turbo y también híbrido –franco-suizo– tuvo una estupenda presentación en sociedad, porque fue competente.

 Y con él, se ha logrado marcar la vuelta + rápida en carrera. Es la quinta vez que un motorista lo cuaja, en su GP de debut.

Ya de entrada Tag Heur, se pone a la par de los maquinistas de Alfa Romeo, Mercedes Benz y Lancia.

No debe de confundirse con el Tag-Porsche de Mansour Oijeh, socio de McLaren, y que se usó en la década de los años ochenta del siglo XX.

 Alfa lo consiguió en el primer Grand Prix de la historia, en SilverStone. En cambio, el motor norteamericano OffenHauser, lo hizo en la primera edición (contable entonces en los torneos de Fórmula 1, de 1950 a 1960) que se jugó, y se llamaba las 500 Millas de Indianápolis. Sólo lo montaron en coches de equipos americanos y ganó 11 veces, en 12 GP en los que se presentó.

 HECHOS DE LOS CORREDORES

Comienza el curso con la novedad de que hay un menú hasta de tres compuestos de Pirelli para escoger en cada carrera. Antes, era sobre dos, la elección.

 La sed y el hambre ahí estaba. Se llegó a nueve autos en los que se probaron las tres formulaciones: en el Mac de Jenson Button; el Manor de Pascal Wehrlein; el Mercedes de Rosberg; el Renault de Joylon Palmer; en los Sauber de Felipe Nasr y Marcus Ericsson; el Williams de Felipe Massa y, en los Toro Rosso de Carlos Sainz y Max Verstappen. 

 Rio Haryanto ha sido el primer piloto originario de Indonesia que llega a El Circus. También lo hacen el británico Palmer y el alemán Wehrlein.

 Regresan, después de un breve retiro: el danés Kevin Magnussen y el mexicano Esteban Gutiérrez. 

 Raikkonen (FIN) no termina otra vez la carrera australiana, como pasó en el año previo y cual le ha ocurrido en otras temporadas, cada vez sobre un Ferrari. Ya que también, dejó las pruebas en 2008 y en 2009. Sin embargo, en el Albert Park realizó una largada de lujo.

 Kimi llega al abandono número 57 en su carrera, tantos como Jack Brabham (AUS), Keke Rosberg (FIN) y Mark Webber (AUS). Los tres, se estacionan empatados en el 43º casillero de las estadísticas generales.

Entre la lista de quienes han llegado a campeones, Kimi es el 13º, de los que están activo tan abundante fallando en llegar al final. Sólo es más dado a abandonar, Button, quien lleva 68 veces y está guardado en el cajón número 22.

 Otro monarca que dejó dos veces seguidas las justas australianas fue M. Schumacher, en 2011 y 2012, ambas, al servicio de Mercedes.

 Son tres los corredores quienes han vuelto a terminar en mismo puesto al final de la carrera en Melbourne (tanto en 2015 como en 2016): Vettel, que quedó el tercero; Nico Hulkenberg, séptimo y Carlos Sainz, quien fue noveno.

 Verstappen ha sido el piloto más joven en obtener puntos en una carrera de inicio del año (con 18 años, cinco meses y 20 días de edad), desbancando a Daniil Kvyat que lo hiciera también en el Parque Alberto en 2014 (con 19 años, diez meses y 19 días).

 Brillante sexto lugar el que consigue Romain Grosjean ya con 29 años. Ha llegado como el sexto en el orden, regalando ocho puntos de oro a Gene Haas. Algo que pocos esperaban.

Desde su podio en Spa, en 2015, no llegaba tan adelante. Su cota en Australia, subió como espuma de cerveza fresca. No había terminado en 2012;  fue el 10º, en 2013; abandonó en 2014; tampoco terminó en la temporada previa. Esto significa, que sique quiere ser alguien. Y lo logrará, de seguir así.

 Aquí vale decir que antes por 1950, se premiaba nada más a los cinco primeros. A los seis primeros en la clasificación, lo fue a partir de 1960. Luego, a los ocho primeros, desde el año 2003.  se empezó en 2010 a premiar a los diez los premiados. Desde entonces, dio comienzo la tontería del llamado TopTen, que en realidad dice muy poco. 

Los pilotos envejecen y lo hacen a buen paso: Sergio Pérez ya cuenta los 26 años. Y éste, ha sido su segundo resultado más pobre en una carrera de inauguración de torneo; siempre en Australia.

En 2011, fue descalificado por los alerones de su Sauber fuera de medidas; en 2012 llegó de octavo; en 2013 fue undécimo; en 2014, décimo; en 2013, de nuevo décimo.

 Ahora, décimo tercero y se acusa listo para ir a un equipo puntero. No. Necesita trabajar mucho más concentrado en lo que hace y, demostrar que sí puede. Lo demás, es demagogia a la mexicana y mucha autocomplacencia.

Joylon Palmer en su día de estreno, a bordo del Renault amarillo resulta ser el novato más productivo. Quedó undécimo y se le vieron buenas maneras. Aunque es cierto, que ocurre que desde la temporada de 2013, otra vez, ningún debutante cosecha en la primera justa del año. 

Daniel Ricciardo el piloto local, salió con nota magnífica del parque en Melbourne. Un cuarto lugar que lo honra y que dice claramente que en Red Bull parece que hicieron bien la tarea.

Ricciardo se encargó de marcar la vuelta + rápida de la tarde, es el segundo australiano que lo hace, Mark Webber la marcó también, pero en el año 2010.

Llega DR a un total de cinco vtas. + ráp., para quedar empatado en ello, dentro la gaveta # 49, junto a: Nino Farina, Carlos Pace, Jody Scheckter, Didier Pironi, John Watson y Michele Alboreto.

 “Dan the Man” como lo apodaron sus paisanos, también iguala oficialmente el mejor resultado de un “Aussie” en casa. Mark W., así terminó en 2012. Si bien, debe de recordarse que a Daniel le fue revocado su podio de hace dos años por rebasar el consumo de gasolina y a Webber, también se lo quiso en el podio –extraoficialmente– en 2002, cuando corría para Minardi para acabar siendo el quinto, según lo declaró, en última instancia, la FIA.       

Jornada en blanco y negro para el equipo austriaco Red Bull. Bien con Ricciardo, un fracaso con el piloto ruso Daniil Kvyat. Quien parece enojado con Australia, o esta tierra, con él. Noveno en Melbourne, en 2014, el año de sus inicios. No largó el año anterior, por un desperfecto en la caja de los engranes. Y ahora en 2016, sacado a pie del Grid porque se encasquillo la central electrónica de su coche. Dos carreras al hilo sin largar con uno de sus autos para Red Bull, que es como le sucedió a los Brabham, en los GP de Inglaterra de 1970 y 1971.   

También de Sebastian Vettel hay cuentos que contar.

 Entre los cinco campeones que siguen en la brega, Vettel es el único que sólo ha ganado una vez en Grandes Premios iniciales, lo hizo en Melbourne en la temporada de 2011. A diferencia de los demás que llevan dos: Alonso (en Baréin en 2006 y 2010), Button (en Australia en 2009 y 2012), Hamilton (en Australia 2008 y 2015) y Raikkonen (en Australia de 2007 y 2013).

Como le ocurrió en la carrera de Bareín de 2010, Sebastian ha sido quien lideró más Laps y no ganó en aquella primera prueba del año, que quien la ganó fue Alonso (como dicho está) y el alemán, acabó en el cuarto sitio. Vettel lideró entonces durante 33 giros y el español en 16. Ahora, en el GP australiano, estuvo en la punta 32 giros, por tres de Kimi y 22 de Nico Rosberg, que a la postre, fue el ganón.

Yendo a la cabeza del resto, en carrera, SV es el cuarto más productivo de la historia, con 2,646 Laps. Contra 5,111 de M. Schumacher; 2,931 de Ayrton Senna y 2,683 de Alain Prost. De modo que quien le sigue es Hamilton, con 2,424.

Sebastian ha igualado a David Coulthard en cuanto a que, en diez años en fila, al menos han liderado sobre el resto, en algún giro.

Por podios, en cambio, se coloca ya como el quinto de siempre: empatado con A. Senna y Raikkonen. Detrás de M. Schumacher (155); Prost (106); Alonso (97) y Hamilton (88). 

 El de Asturias, Fernando Alonso, es un personaje polémico pero no por eso menos grande. Con dos campeonatos del mundo en sus vitrinas. Sexto en victorias (32. Con el 12.60%). Duodécimo en PolePositions (22. Con 8.56%). Decimotercero en vueltas + rápidas (21. Con 8.27% ). Tercero en puntos (1,778. Con 7%). Tercero de siempre en podios (97. Con 38.19%) y, 1,767 giros liderando en carreras, en las estadísticas totales de la F1. Con 254 largadas. Denota la clase de un gran campeón de todos los tiempos. Que alguien no quede complacido, es lo normal, es un piloto muy grande de Fórmula 1, y sin embargo, no es monedita de oro.

 El Grand Prix de Australia de este año lo pinta de cuerpo completo. Tiene una vergüenza como pocos. Unas agallas demenciales. Y una verdad incuestionable.

 “Bajé lo más rápido que pude del coche para que mi madre, que me ve en la tele, no se preocupara”. A eso, se le llama en buen castellano, tener los redaños en su lugar. Otro, sale corriendo a querer que lo revise un doctor. Él, en cambio, asegurando que su coche está mejor que el del año previo  y que ha sido una lástima no ir a buscar los puntos.

 Lo que habla magníficamente del corazón inabarcable de un buen piloto. También de la Formula 1 en sí. Y del heroísmo de estos días.

 Por otro lado, descara la caballerosidad y el alma limpia de Esteban Gutiérrez –con quien tropezó– ya que el mexicano, bajó apurado de su coche para auxiliar al compañero, visiblemente preocupado. Es FairPlay del bueno o como se lo quiera llamar.

 La audiencia televisiva de la Fórmula Uno, puede que baje. Su intensidad, su altura y su eco, no. Porque ahora, hay más formas de captarla, gracias a la cibernética.

 Del accidente de Alonso se han enterado muchísimos millones de personas a unos minutos de ocurrido. Fue más aparatoso y escalofriante que el de Ayrton Senna, o incluso que el de Jules Bianchi.

 No ha sido fatal esta vez, porque era el día en que no le tocaba. Pero bien que lo acaba de consagrar como un gigante bizarro. El mundo, no da muchos de esos…   

 Fernando nunca antes abortó en un GP inaugural, ahora está igual que todos los campeones del mundo. Como Giuseppe “Nino” Farina en Suiza de 1952. Como Juan Manuel Fangio en Inglaterra de 1950. Como Alberto Ascari en Argentina de 1955. Como Jack Brabham en Argentina de 1960. Como Jim Clark en Mónaco de 1963. Como Jochen Rindt en Sudáfrica de 1965. Como Jackie Stewart en Sudáfrica de 1967. Como Niki Lauda en Argentina de 1973. Como Ayrton Senna en Brasil de 1984. Como Mika Hakkinen en EUA de 1991. Como Michael Schumacher en Sudáfrica de 1993.

 El español es súper hombre, pero ahora más humano.

 Esto, es una excelente noticia. No hay, sino celebrarlo como personaje legendario de estos años. Lo demás, ha de ser por envidia.

 

CAMPEÓN Y VICECAMPEÓN EN FUNCIONES

Ya se sabe que Lewis Hamilton es imprevisible.

 Tiene los momios a su favor para repetir como campeón. Falta que quiera. El vacilón le resta potencia y capacidad para concentrarse, por más que sea simpático que le dé tan fuerte a su pequeña disipación.

 Este fin de semana: domina en los tres ensayos libres, se queda con una PolePosition gracias al registro de un tiempo endemoniado, rozando el récord de siempre. Y pierde la largada, pierde la carrera y por poco, hasta el segundo puesto en la llegada.

 ¿Cómo explicarlo? Tal vez, ha sido más dependiente del apoyo desde el murete. Salva algo, desde luego. Un podio en Australia, para llegar a los mismos (seis) que tiene registrados M. Schumacher.

 Ya tiene los 88 podios consabidos (para llegar al 52.38%). Por detrás de Alonso (que lleva un 38.19% de productividad). De Prost (53.27%) y, de Michael S. (con el 50.49%).

 De los podios de Lewis, son ya 26 ocasiones, en que lo consigue terminando en el segundo sitio.

 Otros que han repetido en el segundo lugar son: M. Schumacher 43 veces. Alonso 37. Prost 35. Raikkonen 30. Rubens Barrichello 29. David Coulthard y este Hamilton, 26. Lleva cuatro carreras seguidas, quedando el segundo. Como en 2007, desde el GP de Malasia, hasta el de Mónaco.

 A. Senna y Lewis H., son los únicos que en 10 años de F1, suben al podio al menos una vez en cada curso, de manera continua.

 Por otra parte. LH queda colocado como el tercero, de todos los tiempos, haciéndose con las PolePositions: ya acabala las cincuenta (para una productividad del 29.76%). Contra Schumi, quien dejó establecidas 68 (22.15%) y Ayrton, 65 (con el 40.37% de eficiencia). 

 Pero no convierte su PP, en victoria. De 50 PP sólo a cuajado 25 (la mitad).

 Ayrton, dejó sin cristalizar 36 (para un desperdicio del 55.38%) y Schumacher 28 (41.18% de inconsistencia). Esto significa, que obtener la Pole, no permite en automático, ser el primero en llegar a la meta.

Lewis venía siendo líder en el Standing del torneo mundial desde los 25 Grandes Premios anteriores. Regala el hilado, al piloto con quien forma el dueto.

 M. Schumacher permaneció en la punta de la tabla de posiciones hasta en 38 carreras seguidas, Alonso tiene una cadena de 37.

 

Nico Rosberg. Punto y aparte

Es el subcampeón, pero es el líder del torneo en 2016.

 Ya no se puede negar. Está aprendiendo a obtener el triunfo. Para hacerlo, hay que traer el virus de la victoria o metérselo en la sangre a duro-y-duro. Sería una estupenda noticia, si prosiguiera ganando.

 Las circunstancias en las que ocurren sus logros, para fines prácticos, son indiferentes.

 Son hechos. Y los hechos, hechos están. Queda muy correcto todo y en orden. NR ya apunta a piloto viejo, contando 30 años.

 Es por ahora, el decimotercer piloto de la historia que sobrepasa las diez mil Laps yendo a toda prisa. Nunca antes en su carrera de formulista, ligó cuatro victorias seguidas.

 Nada más doce pilotos, han logrado reunir 4 triunfos al hilo –desde 1950 a 2016– y eso, contando que sólo 105 han sido triunfadores de los 990 contabilizados.

 11 de ellos, llegaron a monarcas mundiales. Falta él por hacerlo. Estos 11 son: Clark. Brabham. Rindt. A. Senna. Prost. Damon Hill. Michael S. Alonso. Button. Vettel y, Hamilton.

 Van dos veces que se lleva el triunfo Nico en Melbourne. En 2014, y ahora. Su padre, que fue campeón en 1982, triunfó en Australia en una ocasión, pero lo consiguió en el circuito callejero de Adelaida. Keke Rosberg gana el 3 de noviembre de 1985, sobre el Canon-Williams-Honda –FW-10– con motor turbo V-6, de un litro y medio de capacidad, sobre zapatos de GoodYear.

 De los pilotos actualmente inscritos, sólo cinco de ellos han ganado dos veces en la inauguración de la temporada: Alonso, Button, Raikkonen, Hamilton y, claro, Rosberg.

 En los archivos en los que se conservan todos los números de la F1. Aparece ahora con 15 victorias (8.06%) junto a Button (5.26%) ubicados en el casillero 17 de los libros de oro, los dos.

 Por arriba de Nico, sólo queda Stirling Moss con 16 victorias (24.24%) sin que nunca se haya coronado.

 Tocante a los podios ya reúne NR la respetable suma de 42 (con el 22.58%). Igualando a Damon Hill (36.52%) y a Mark Webber (19.53%) se guardan los tres, en el cofre número 18 de siempre.

 En tres inicios del torneo ha subido a los podios. Y lleva cinco ascensos al podio que hilvana, desde Austin, Texas en los EUA en octubre del año anterior, hasta lo de hoy, en el Albert Park.

 Desde 2014, luego del Gran Premio de Italia no encabezaba el Standing. Ha empatado con Carlos Alberto Reutemann con 13 veces haciendo punta en las tablas de posiciones, pero, sin llegar a ser monarcas. Cosas de la vida.

 Tal vez haya más efemérides que compartir. Por lo pronto, se ha intentado llegar a lo íntimo de lo ocurrido y de sus repercusiones.

 Muy amigable mente,

Ángelo della Corsa

Podio: ganador Nico Rosberg, Mercedes AMG F1 Team, el segundo lugar Lewis Hamilton, Mercedes AMG F1 Team, y el tercer lugar Sebastian Vettel, Ferrari

Podio: ganador Nico Rosberg, Mercedes AMG F1 Team, el segundo lugar Lewis Hamilton, Mercedes AMG F1 Team, y el tercer lugar Sebastian Vettel, Ferrari
1/7

Photo by: Mercedes AMG

Ganador Nico Rosberg, Mercedes AMG F1 Team, y el segundo lugar Lewis Hamilton, Mercedes AMG F1 Team celebran con el equipo

Ganador Nico Rosberg, Mercedes AMG F1 Team, y el segundo lugar Lewis Hamilton, Mercedes AMG F1 Team celebran con el equipo
2/7

Photo by: Mercedes AMG

Nico Rosberg, Mercedes AMG F1 Team W07

Nico Rosberg, Mercedes AMG F1 Team W07
3/7

Photo by: Mercedes AMG

Los pilotos en sesión fotográfica al para el inicio de la temporada

Los pilotos en sesión fotográfica al para el inicio de la temporada
4/7

Photo by: Ferrari

Romain Grosjean, Haas F1 Team VF-16

Romain Grosjean, Haas F1 Team VF-16
5/7

Photo by: XPB Images

Sexto puesto Romain Grosjean, Haas F1 Team con Gene Haas, Haas Presidente de automoción; Steve Jones, Canal F1 4 presentador Mark Webber piloto de Porsche equipo WEC y presentador de canal 4, David Coulthard, Red Bull Racing, Scuderia Toro asesor y comenta

Sexto puesto Romain Grosjean, Haas F1 Team con Gene Haas, Haas Presidente de automoción; Steve Jones, Canal F1 4 presentador Mark Webber piloto de Porsche equipo WEC y presentador de canal 4, David Coulthard, Red Bull Racing, Scuderia Toro asesor y comenta
6/7

Photo by: XPB Images

Podio: ganador Nico Rosberg, Mercedes AMG F1 Team

Podio: ganador Nico Rosberg, Mercedes AMG F1 Team
7/7

Photo by: XPB Images

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de Australia
Pista Albert Park Circuit
Tipo de artículo Análisis