Además del doble retiro, Haas fue multado económicamente

El equipo Haas de F1 fue sancionado en Australia con 10.000 dólares por las salidas inseguras de boxes que llevaron a los abandonos de Kevin Magnussen y Romain Grosjean.

Todas las miradas estaban puestas en ellos. Todos los veían capaces de ser "los mejores del resto"... y lo fueron hasta que llegaron las paradas en boxes. Kevin MagnussenRomain Grosjean rodaban cuarto y quinto, respectivamente, tras ocupar la tercera fila de la parrilla. Pero sus carreras acabaron antes de la vuelta 24.

Aunque el equipo no ha dado una razón oficial de qué provocó sus abandonos, los comisarios de la FIA determinaron en Melbourne que ambos coches "fueron sacados a pista de manera insegura", sugiriendo que las ruedas no estaban correctamente ajustadas.

Y eso mismo fue lo que las imágenes de televisión indicaron, con los mecánicos del equipo estadounidense haciendo airados gestos cuando ambos coches salieron de boxes y lamentándose visiblemente tras los dos abandonos.

Los comisarios impusieron dos sanciones de 5.000 dólares, pero subrayaron "el equipo ordenó a los coches parar de manera inmediata y el piloto se detuvo lo antes que pudo, de la manera más segura posible".

"Fue un final decepcionante a un fin de semana muy prometedor. Tuvimos dos fallos en los pit stop. No apretamos correctamente las ruedas, por lo que tuvimos que parar los coches", explicó Gunther Steiner, jefe de Haas F1 Team. "Esto son las carreras. Pueden pasar estas cosas, aunque no debería. Es increíble que pase en una misma carrera con los dos coches y rodando 4º y 5º. Es decepcionante".

Magnussen, que superó a Max Verstappen por el exterior de la curva 1 y se defendió con solvencia del holandés hasta que este hizo un trompo, admitió que el abandono fue "descorazonador" tras el buena hacer de Haas durante el fin de semana.

"Fue uno de los más duros de asumir para el equipo, con ambos coches abandonando después de rodar en unas posiciones muy buenas y tras las altas expectativas con las que llegamos a Australia", dijo a Sky Sports.

"Te parte el corazón acabar así. Pero volveremos a la parte delantera de nuevo y lucharemos para volver a hacerlo".

Grosjean se colocó quinto, detrás de Magnussen, tras el trompo de Verstappen y estuvo resistiendo el ataque del segundo Red Bull, el de Ricciardo, hasta las paradas en boxes.

"Hoy tuve un gran ritmo. Estoy seguro de que podría haber estado con los de delante si hubiera pasado a Kevin al comienzo", dijo el francés. "Analizaremos todo y comprenderemos qué paso para volver más fuertes, como siempre. Ahora todos estamos abatidos".

El francés tuvo un buen gesto con sus mecánicos, tomado por las cámaras de TV, y cunado trató de consolar al hombre que utilizó la pistola que no apretó bien su rueda.

"Es extraño porque no tuvimos problemas en todo el invierno. Perdimos muchos puntos hoy, pero si podemos repetir el rendimiento, lo olvidaremos rápidamente".

El resumen del Gran Premio de Australia:

 

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Fórmula 1
Evento GP de Australia
Pista Melbourne Grand Prix Circuit
Equipos Haas F1 Team
Tipo de artículo Noticias
Etiquetas f1 2018, gp de australia, haas f1, noticias f1