Alonso: "Estoy como si hubiera entrado en una lavadora gigante"

El piloto español atendió a la cadena Cope tras su espectacular accidente sufrido en Melbourne, y narró lo que sintió mientras su McLaren salía despedido por los aires antes de impactar violentamente contra las protecciones.

Fernando Alonso habló en 'El Partido de las 12' de la cadena Cope, y la primera pregunta era inevitable: ¿estás bien?. "Entero y casi recuperado. No me duele nada, solo tengo el cuerpo como si hubiese entrado en una lavadora gigante y me hubiese puesto a dar vueltas, pero no tengo marcas ni nada hinchado".

Mientras el mundo se pregunta cómo puede alguien salir ileso de un accidente así, el bicampeón afirma que está casi recuperado. Tan bien, que ya está pensando en volver a hacer deporte: "En dos o tres días montaré en bici o haré otra actividad. Y en diez días me subo al coche en Bahrein".

Así vivió el accidente

"Cuando toco el coche de Esteban ya veo que una rueda salta por los aires y que voy sin control. Doy contra el muro de la izquierda, miro hacia el muro del fondo, veo que está lejos pero que estoy llegando a mucha velocidad y pienso: ‘Está va a ser una buena torta y a ver si no me hago daño’.

El coche vuelca porque se mete en la gravilla y ahí ya pierdo la posición. Veo el cielo, gravilla, cielo, porque vas dando tumbos y vas chocando contra todo lo que tienes en el coche, y no sabes muy bien dónde estás ubicado en el circuito. Te encoges un poquito, intentas hacerte pequeñito dentro del habitáculo para que pare y no haya ningún choque en la cabeza."

Y, el primer deseo, escapar del cockpit: "Vi un hueco y dije 'voy a salir', que el coche siga dando tumbos pero yo voy a salirme ya. No sabes muy bien ni dónde estás ni si el coche ha parado todavía, pero por si acaso salí, porque vi que había aceite y gasolina porque se habían roto todos los tubos, y no sabía si podía haber un incendio".

De otra pasta

Suele decirse que los pilotos están hechos de otra pasta. Su admirable carácter competitivo en ocasiones no parece tener límites. ¿En qué pensaba Alonso tras el accidente más espectacular -y lleva varios- de su carrera? Comprobó que Esteban Gutiérrez estuviera bien, y lamentó la oportunidad perdida.

"Los primeros cinco minutos sientes la frustración y la tristeza de haber abandonado una carrera". Después, la cabeza vuelve a su sitio: "Luego piensas de verdad las cosas y dices 'qué suerte tengo de poder coger el avión y volver a casa'."

Pero un piloto, según el de McLaren, no cambia su visión ni siente miedo al volante tras sufrir algo así. Al revés. "No piensas en que pueda pasar algo más grave o muy grave. A la siguiente vez que te subas al coche quizás lo disfrutas más porque vuelves a subirte y disfrutar conduciendo, que es sentirte más vivo que nunca.". Sí. De otra pasta.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de Australia
Pista Albert Park Circuit
Pilotos Fernando Alonso
Equipos McLaren F1
Tipo de artículo Entrevista