Análisis: Cómo Mercedes dio la vuelta a la situación

La Fórmula 1 arrancó su temporada 2016 este fin de semana en Melbourne. Adam Cooper nos introduce en el Gran Premio de Australia.

La del GP de Australia demostró ser una entretenida carrera, una muy necesaria para este deporte tras la farsa que fue la sesión de clasificación.

Afortunadamente, otros cambios de reglamento o aclaraciones de 2016 jugaron un exitoso papel en cómo transcurrió el domingo, y al final vimos un fascinante concurso estratégico entre Mercedes y Ferrari ro aclaraciones jugado más exitoso papel en cómo el domingo juega, y al final vimos un fascinante estratégico concurso desarrollarse entre Mercedes y Ferrari, con la fortuna aparentemente favoreciendo a uno sobre otro desde el inicio de la carrera.

Las nuevas reglas para este año requieren de un pedal de embrague en lugar de dos, y con la comunicación por radio también reducida, los pilotos tienen que gestionar estos sistemas por su propia cuenta. Las cosas fueron más complicadas en Melbourne cuando Dany Kvyat provocó que se abortara la salida, por lo que todo el mundo tuvo que salir de nuevo y gestionar las temperaturas y la configuración.

Desde la pole de Hamilton salió mal.

"No fue solo un desastre lo que provocó nuestra salida y tenemos que analizarlo", dijo Paddy Lowe a Motorsport.com.

"Creo que fue probablemente un número de cosas que se combinan para crear un comienzo bastante pobre. El objetivo del cambio de regulación, su reinterpretación de hecho, es hacer que la salida fuera más variable, y eso es lo que vimos. Así que es algo de lo que ya estábamos avisados."

"Según nuestra medición, Lewis estaba un par de metros peor que Nico después de 100 metros", dijo Toto Wolff. "No estoy muy seguro de si era un problema de software o un problema de hardware o de una reacción lenta, solo tenemos que mirar las cosas. Nuestro inicio de prácticas el día anterior no fue muy bueno, así que no estábamos muy seguros de si eso podría causar un problema en la carrera o no.

"La restricción de la radio ciertamente juega un papel muy importante, porque en el pasado si hubiera un mal comienzo durante la vuelta de formación podrías ver cuánto deslizamiento había, pero si no puedes ajustar eso, marca la diferencia."

Rosberg no tuvo quejas sobre su propia salida - pasó a Lewis, de hecho – y, sin embargo, en última instancia perdió posición con Vettel y Raikkonen. Una fuente de Ferrari me dijo que el equipo italiano sabe que tiene un muy eficaz de procedimiento de salida para este año con el reglamento de único pedal de embrague. De hecho, puede ayudar a explicar lo que sucedió en la clasificación, cuando ambos pilotos de la Scuderia optaron por guardar un conjunto de neumáticos superblandos al no dar una segunda vuelta en la Q3.

En otras palabras, podría ser que el equipo confiaba en que a partir de la segunda fila de parrilla todavía tenían una muy buena oportunidad de llegar al frente, así que en lugar de tirar un juego de neumáticos tratando de vencer a los Mercedes en la clasificación, valió la pena mantenerse detrás.

A partir de entonces los monoplazas rojos lideraron con confianza, ayudados por el hecho de que Hamilton había sido superado por otro par de coches en la salida, y se vio en tráfico. A continuación, en las paradas, Rosberg consiguió volver por delante de Raikkonen y ser segundo, y puso su punto de mira en Vettel. Sin embargo, con un tercio de la carrera disputado parecía como si Seb, en ese momento cuatro segundos por delante, realmente pudiera ganar.

"El inicio fue súper", dijo Maurizio Arrivabene.

"Tengo que decir de los dos pilotos, que salieron como dos cohetes y después de que fueron capaces de tomar una ventaja, lo cual fue bueno para nosotros. Esta es la razón por la que en un determinado momento miramos la diferencia, pensando en nuestra estrategia revista, y nos vimos muy cómodos..."

A continuación, el accidente de Fernando Alonso provocó la bandera roja. Es una anomalía en las reglas que en virtud de una suspensión de carrera a los pilotos se les permita hacer un cambio de neumático. Es lógico en razones de seguridad, dado que, por definición, una bandera roja significa que, probablemente, los coches han pasado a través de una zona de escombros, pero puede cambiar por completo las carreras -en el caso del GP de Mónaco 2011 arruinó por completo lo que iba a ser un emocionante final entre coches con diferentes estrategias.

Esta vez no provocó eso, pero sin duda cambió las cosas en la cabeza.

Además, precisamente estábamos en ese momento en la ventana para poner los medios y llegar a la bandera a cuadros sin parar. De hecho, el primer hombre que indicó que era posible no fue otro que Hamilton, que lo hizo en la vuelta 16. Era un movimiento lógico para él, dado que estaba fuera de su posición y había perdido tiempo siendo pasado por otros coches. Otros que hicieron el mismo movimiento justo antes de la detención fueron Nico Hulkenberg, Sergio Pérez, Valtteri Bottas y Kevin Magnussen, por lo que cuatro equipos pensaron que era posible.

Poner medios bajo bandera roja parecía totalmente una elección lógica, a menos que hubiera estratégica razones específicas para hacer otra cosa. Como siempre, es mucho más difícil hacerlo bien si estás en peor situación pero luchas por la victoria.

La otra cosa a recordar es que no sabes lo que los rivales van a hacer – sólo lo sabes cuando se retiran las mantas para salir justo antes de que la carrera se reanude, y es demasiado tarde para reaccionar.

Mercedes decidió dejar a Hamilton con sus casi nuevos neumáticos medios y dar a Rosberg el nuevo juego que le quedaba. Con el viernes en lluvia impidiendo utilizar los neumáticos de seco y tres neumáticos en juego este año, el equipo no sabía muy bien qué se podía esperar.

"Con la estrategia de una parada por bandera roja sabíamos que podríamos favorecernos", dijo Wolff.

"Teníamos mucha información sobre el compuesto medio apoyándonos en hipótesis del último año y en lo visto en los test. Fue bueno que en la pretemporada utilizamos mucho el medio. Parecía que podía durar, se podría sobrevivir, podríamos hacer que durase."

Como Wolff dice, Mercedes pasó la gran mayoría de los test de Barcelona con el neumático medio, y no obtuvieron pocos datos sobre su comportamiento, aunque no fuera específico para Melbourne 2016. Lowe reconoció que los test habían ayudado: "Un poco sí, y el conocimiento general de funcionamiento de los medios el pasado. No esperarías que los datos fueran ser malos un año más tarde."

Lo que Mercedes no sabía hasta que otros revelaron su plan era lo que los rivales iban a hacer. Y cuando las mantas descubrieron los neumáticos de los Ferrari, ambos pilotos llevaban superblandos y, por lo tanto, claramente estaban obligados a hacer otra parada. Daniel Ricciardo y los dos Toro Rosso también ignoraron el medio para ir con nuevas gomas.

"Potencialmente la bandera roja fue un verdadero desastre para nosotros", dijo Lowe.

"Porque desde nuestra posición creíamos que solo se podía acabar con el medio. Por supuesto, no era una decisión completamente obvia, pero pensamos que todos los coches que nos rodeaban iban a ir por ese camino. Habíamos visto en la primera parte de la carrera que era muy, muy difícil adelantar, incluso con un mejor ritmo.

"Estábamos muy gratamente sorprendidos de ver a todos los equipos con blandos alrededor de nosotros, y todos los de atrás con medios, cuando retiraron las mantas. No es que pensáramos inmediatamente que íbamos a hacer doblete, pero al menos nos dio un poco de esperanza, ¡en vez de desesperanza!"

¿Entonces la elección de Ferrari elección fue una sorpresa?: "No lo habíamos descartado, pero no era lo que pensábamos que iba a hacer..."

"La elección más fácil fue para Lewis", dijo Wolff. "Ya sabíamos que no podría adelantar en pista a los coches que estaban delante de él: Sainz, Verstappen y Ricciardo. Vimos lo difícil que fue con Verstappen antes, de manera que una única parada era bastante obvio.

"A pesar de que esa no es la carrera que mejor se adapta a Lewis, ya que le gusta atacar y tener un neumático que lo haga posible. Para Nico fue el más difícil para decidir si queríamos hacer una estrategia defensiva de una parada o hacerle competir contra sus rivales con los mismos neumáticos."

Rosberg estaba de acuerdo en que como líder de la carrera, Ferrari tenía una decisión difícil de tomar cuando rechazó los medios.

"Era el plan para él [Lewis] y para mí, en el sentido de dónde nos encontrábamos en ese momento, porque habíamos preparado ese tipo de posibles escenarios. Pero definitivamente con la bandera roja, hicimos perfectamente la decisión de ir con medios.

"El reto es que no sabes lo que los demás están poniendo,  y Ferrari no sabía lo que yo iba a poner. Podría haber elegido superblandos tratando de atacar para alcanzarlos, así que tendrían que defenderse con los superblandos. Fue un poco como jugar al póker. Y llegamos a la cima..."

De hecho, uno de los factores determinantes para Ferrari podría haber sido exactamente eso, el temor de que con medios Vettel habría sido vulnerable a los ataques, ya sea porque a) Mercedes llevara superblandos o b) ambos equipos llevaran medios y Mercedes no le diera tiempo para calentar los neumáticos.

Una vez que se descubrieron las diferentes estrategias, en Mercedes había preocupación sobre si Rosberg tendría problemas para ser veloz con los medios y podría ser adelantado por Raikkonen. Eso no sucedió, y contra los pronósticos además consiguió mantenerse cerca de Vettel.

"Pensamos que el gran temor sería calentamiento de los neumáticos en la primera vuelta", dijo Lowe. "Y, por tanto, una vez que Nico superó esa primera vuelta sin perder la posición con Raikkonen, estábamos muy contentos. Y también de que Nico pudiera ampliamente mantener la posición con Sebastian."

Después de que el dolor de cabeza que provocó la bandera roja a Ferrari se volviera un poco peor con el abandono de Kimi, pronto se hizo evidente que Vettel no tenía el ritmo para abrir un espacio lo suficientemente grande para amenazar a los Mercedes. Incluso cuando paró en la vuelta 39 y cambió los superblandos por un nuevo juego de blandos tuvo que administrar su ritmo.

"Me ha sorprendido, sí, pero era fácil de explicar", dijo Rosberg. "Él necesitaba llegar al final de la carrera con solo una parada más, con cuarenta y pico vueltas con el superblando y el blando. Estaba administrando su ritmo, no estaba empujando con el superblando. Y yo podía forzar con el blando porque sabía lo que podía pasar. Él necesitaba tener un stint decentemente largo, no podía empujar, tenía que administrar el superblando, así que es la explicación. Pero sí, en ese momento me sorprendió."

No todo fue sencillo para los de Brackley, ya que sus pilotos aún tenían que mantener sus neumáticos medios en buena forma.

"Era justo lo que no sabíamos", dice Lowe. "¿Podía ir tan largo el medio? Porque estaban claramente empujando tan fuerte como podían."

Luego, sólo para añadir un poco más al reto, Rosberg sufrió algunos problemas de frenos.

"Sufrimos un poco de drama", dijo Wolff. "Tuvimos un problema en el coche de Nico con la temperatura de las pinzas de freno que seguían subiendo, y pasamos por un momento en el que pensamos retirar el coche.  Luego se estabilizó en el valor máximo, y luego empezó a  bajar de nuevo, muy lentamente, y se recuperó. Fue una etapa muy difícil de manejar para el equipo. Nico no lo sabía, no se lo podíamos decir".

No había conversación por radio, pero Rosberg hizo llegar un mensaje de advertencia. Él había hecho su tarea y fue capaz de reaccionar, como Lowe, señaló: "Sólo tenía una de sus pinzas de los traseros fuera de control, pero hizo las cosas bien para guardar los frenos."

El drama no había terminado, porque en la última parte los neumáticos medios se convirtieron en un problema. Llegar a la bandera a cuadros no era tan fácil después de todo.

"A quince vueltas para el final, nuestros cálculos mostraron que el neumático podía no llegar", dijo Wolff. "Y alrededor de cinco vueltas para el final, la parte trasera izquierda se podría caer por el precipicio. Las temperaturas se fueron perdiendo y perdiendo a cada vuelta. Nuestro hombre de neumáticos dijo: 'Cinco vueltas para el final, sólo eso'.

"Y realmente no podías dejarlos o ir más lento, ya que las temperaturas de los neumáticos podían caer aún más. Perdimos un montón de agarre en la parte trasera izquierda, pero era solo uno de los cuatro neumáticos, y pudimos sobrevivir hasta el final.

"Fue muy difícil, porque no le podíamos decir que cuidara esa parte. Después de todos estos años se solía transmitir toda esta información a los pilotos y optimizar el coche y también hacerlo sobrevivir - la falta de comunicación, sin duda, va a conducir a situaciones que están más allá del control de los ingenieros."

"Podemos decirles que empujen o no empujen", dice Lowe. "Pero como se vio, no fue una situación como para decirles que no empujaran, ¡especialmente para Lewis!"

Hamilton lo hizo bien para mantener detrás a Vettel, y la situación se resolvió cuando el alemán se salió de pista a falta de dos vueltas para el final, como Paddy admite: "La tensión se liberó en ese momento..."

¿Habría ganado Vettel poniendo medios durante la bandera roja? Es un debate que comenzó incluso antes de la bandera a cuadros.

"Cuando estuvimos al frente mostramos un muy, muy buen ritmo", dijo Arrivabene. "Estuvimos muy cómodos y después en la bandera roja se tomó una decisión. Una decisión que puede ser correcta o incorrecta..."

El consenso es que Ferrari perdió, pero no hay una respuesta definitiva. Como hemos visto, cuando no sabes lo que su rival va a hacer la elección no es fácil. Bien podría ser que si los dos equipos hubieran puesto medios, Mercedes se hubiera adaptado mejor y al final de la carrera, por ejemplo, Rosberg hubiera ganado de todas formas.

La pregunta más intrigante es lo que podría haber ocurrido sin la bandera roja, y eso también está lejos de estar claro.

"No lo sé," admitió Wolff. "Claramente, los neumáticos medios después de reiniciar fueron clave para la victoria. De hecho, estábamos muy sorprendidos por la opción de neumáticos de los demás, y debo decir que nuestro experto en estrategia, James Vowles y su equipo, han realizado un estupendo trabajo y tomado las decisiones correctas en el momento adecuado."

Una cosa está clara. Los poderes tal vez hayan estropeado la clasificación, pero la decisión de traer los tres compuestos para cada carrera ha añadido una dimensión adicional, que podría hacer muchas de las carreras de este año mucho más interesantes de lo que fueron el pasado. Lowe ciertamente cree que va a ser el caso.

"Tener tres compuestos en carrera, fue un cambio que se promovió desde mediados del año pasado, como algo que añadiría incertidumbre y emoción a la carrera. Creo que hemos visto que funciona muy bien".

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de Australia
Pista Albert Park Circuit
Tipo de artículo Análisis