De la cola al podio en cuatro carreras: ¿es real lo de McLaren?

Una de las historias más intrigantes e impredecibles de la temporada 2022 de Fórmula 1 hasta el momento es el desempeño de McLaren que ha pasado del fondo de la parrilla al podio en solo cuatro carreras.

De la cola al podio en cuatro carreras: ¿es real lo de McLaren?
Cargar reproductor de audio

Después de salir de los test de pretemporada en Barcelona como uno de los posibles candidatos al triunfo junto con FerrariMcLaren pasó unas semanas bastante complicadas en Oriente Medio.

Las desastrosas pruebas en Bahrein por los inesperados problemas de frenos fueron seguidas por un inicio de curso lamentable, sin sumar ningún punto. De parecer un serio favorito, los de Woking pasaron a ser uno de los equipos que estarían peleando por las posiciones bajas de la parrilla este año.

Sin embargo, los británicos mostraron signos de recuperación en Arabia Saudí, e incluso en Australia consiguieron dobles puntos con Lando Norris y Daniel Ricciardo, atribuyendo este resultado a que Melbourne era una pista que se adaptaba mejor a las características del MCL36.

En Imola, un trazado donde ya lo habían hecho bien la pasada campaña, el joven piloto inglés subió al podio, dando una inyección de optimismo para el equipo que parecía hundido al principio de 2022..

McLaren comenzó con el pie izquierdo en Bahréin, luchando con Williams fuera de los puntos

McLaren comenzó con el pie izquierdo en Bahréin, luchando con Williams fuera de los puntos

Photo by: Zak Mauger / Motorsport Images

Con esta montaña rusa de altibajos, ha sido difícil entender cuál es la forma real de McLaren, y cuánto de ese buen rendimiento es debido a los circuitos más favorables y cuánto al paquete en general.

Para el jefe de la escudería, Andreas Seidl, la sensación es que, en realidad, el ritmo reciente es la imagen más clara, y el bajón de Bahrein fue solo un borrón en la cuenta: "Mi valoración es que, si miras hacia atrás y ves cómo fue todo desde Barcelona, creo que tuvimos unos test decentes con un coche que funcionaba".

"Luego, experimentamos este gran contratiempo, perdiendo todas esas vueltas de pruebas en Sakhir, y eso se debió a una solución comprometida para los frenos, pero también a la pérdida de esos kilómetros y a la preparación ideal para empezar la temporada con un coche completamente nuevo", dijo el alemán.

"Al tener la carrera en el mismo lugar donde se realizaron los test, todo el mundo ganó mucha experiencia, y creo que nos hizo parecer peor de lo que realmente éramos con ese paquete", continuó Seidl.

"Al ir a Yeda y después a Melbourne, pienso que cuantas más vueltas dimos, más pudimos recuperarnos, por eso creo que una parte de nuestro rendimiento fue simplemente volver a lo que ya teníamos".

"Pienso que no hay nada malo en este monoplaza", indicó. "Al mismo tiempo, está claro que, cuando miras la diferencia de rendimiento que tienes, con un fin de semana como el de Melbourne, echamos de menos lo que había, por eso estamos trabajando duro para aportar más nivel".

"Claro que pienso que, con el paquete actual y las pequeñas mejoras que hemos ido haciendo desde Bahrein, tenemos un coche que puede luchar por el top 10 y por los puntos cada fin de semana". 

"Por el momento, ese es el objetivo que tenemos marcado. Mientras, al mismo tiempo, estamos trabajando en las mejoras que queremos traer en el futuro".

Lando Norris consiguió un podio en la cuarta carrera de Imola

Lando Norris consiguió un podio en la cuarta carrera de Imola

Photo by: Erik Junius

El podio de Norris en el Gran Premio de Emilia Romagna se debió en parte, a la mala suerte de los demás, ya que Ferrari cambió el sueño de triunfar en casa por las pesadillas. Carlos Sainz se quedó fuera en la primera vuelta, tras un toque con Ricciardo, mientras que Charles Leclerc echó por la borda todas las posibilidades de podio tras un trompo.

Sin embargo, sus dos pilotos confían en que las recientes experiencias con el coche demuestren que la lucha en la parte delantera del pelotón de la zona media -con Alpine, Haas, Alfa Romeo y Mercedes- es algo en lo que ahora pueden creer.

Norris, artífice del único podio de McLaren en esta temporada, está convencido de que el equipo ha mejorado su paquete y que el paso adelante en las últimas carreras no es el resultado de grandes cambios en el coche.

"Creo que lo que estamos viendo ahora es que Bahrein fue un poco más un caso aislado en comparación con los últimos fines de semana", explicó el británico. "Todavía era la realidad en ese momento".

"Creo que mucho de lo que vimos [en Bahrein] sigue estando en el monoplaza. Pero lo hemos entendido más, estamos extrayendo más del coche, seguro. Hemos trabajado en los puntos débiles y hemos hecho algunas mejoras, y eso se ha notado bastante. Hay muchos aspectos positivos".

"Pero creo que hoy no somos el tercer equipo más rápido de forma cómoda, diría yo. Algunas de las cosas de Bahrein [que dieron problemas] todavía están, y estamos tratando de resolver parte de ellas. En la mayoría de ellas nos hemos centrado, hemos hecho algunas mejoras, y creo que por eso estamos mejor".

McLaren está manteniendo los planes de actualización de su MCL36 en secreto pero, como todos, se propone aportar más carga aerodinámica y recortar el peso del coche en las próximas carreras.

Cabe preguntarse si, a juzgar por los progresos realizados hasta ahora en 2022, ¿podría la escudería encontrarse ahora con que su tendencia actual la acerque a Red Bull y Ferrari? La opinión de Daniel Ricciardo es que eso, al menos por el momento, es demasiado optimista.

"No me malinterpretes, al menos hoy y aquí, sí que es una ambición un poco optimista ser el tercer equipo, porque los dos primeros están un buen paso por delante", explicó el australiano.

"Pero creo que todavía hay mucho que aprender con estos coches, y naturalmente no solo nosotros, sino que todos los equipos traerán actualizaciones, e incluso un equipo como Mercedes con su filosofía, tal vez eso cobre vida en algún momento de esta temporada".

"Creo que hay mucho margen para el desarrollo y las mejoras, no estas de una o dos décimas. Creo que hay potencial para mejorar hasta cuatro o cinco décimas".

"Mira, sigue siendo ambicioso porque Red Bull y Ferrari continuarán desarrollando [sus coches], así que el objetivo siempre se va a mover. Pero sí, todavía estoy viendo el vaso medio lleno en cuanto a que quizá todavía podemos encontrar algo más en algún momento".

Para Seidl, la atención está muy centrada simplemente en tratar de conseguir la regularidad que pueda ayudar al equipo a luchar por la tercera posición, en lugar de tratar de soñar que puede estar delante, luchando rueda a rueda con Max Verstappen y Charles Leclerc.

"La diferencia que tenemos con Red Bull y Ferrari es enorme y ellos tampoco se van a estar quietos", indicó el jefe de McLaren.

"Así que, independientemente de cómo haya empezado esta temporada y de dónde nos encontremos ahora mismo, sabemos exactamente dónde estamos como equipo. En comparación con estos, seguimos sabiendo los déficits que tenemos, así que no hay magia".

También lee:

"Pero todos queremos ser ambiciosos. Nos levantamos por la mañana porque queremos luchar contra ellos y darlo todo, presentar una buena batalla", explicó Seidl. "Intentamos encontrar atajos, pero a veces hay que ser realistas. Así es como lo veo, y lo daremos todo".

"Esperemos que vuelvan a producirse otras carreras similares a las de años anteriores, en las que ciertas características de los coches cambien de repente el orden durante una o dos carreras, como hemos visto en Monza para nosotros, por ejemplo, el año pasado. Podría ocurrir este año, y sería estupendo".

"Pero lo más importante para mí es que avancemos, de forma continua, que pongamos en marcha nuestra infraestructura para asegurarnos de llegar al punto en un par de años de luchar por las victorias en cada fin de semana de carrera", concluyó Seidl.

También lee:
compartidos
comentarios

Video relacionado

Técnica F1: Leclerc estrenará un nuevo motor en Miami
Artículo previo

Técnica F1: Leclerc estrenará un nuevo motor en Miami

Artículo siguiente

Tony Brooks, ganador de la F1 de los años 50, muere a los 90 años

Tony Brooks, ganador de la F1 de los años 50, muere a los 90 años