Análisis: Los pequeños detalles que descarrilaron a Mercedes en Bahrein

Una serie de pequeños problemas - un generador defectuoso, problemas de pitstop y una sanción innecesaria - resultó costoso para Mercedes en Bahrein.

Las caras bajas en el podio de Bahrein lo decían todo. Toto Wolff y el resto de la gente de Mercedes se quedaron viendo a Lewis Hamilton y Valtteri Bottas recogiendo sus trofeos de segundo y tercer lugar con caras sombrías mientras que alrededor de ellos la gente de Ferrari celebró vigorosamente.

El jefe del equipo italiano Maurizio Arrivabene, que tenía una sonrisa de oreja a oreja, cantó al ritmo del himno nacional italiano.

Un doble podio no es un resultado desastroso para Mercedes en comparación con España 2016, por ejemplo. Pero en Bahrein quedó claro que los actuales campeones están ahora presionados.

A pesar de dominar la clasificación y poner ambos coches en la primera fila, el equipo había fue golpeado justo por Sebastian Vettel y Ferrari.

"Perder se siente mucho peor que lo que te hace sentir bien el ganar”, dijo Wolff poco después del podio.

Hubo muchos factores que contribuyeron al resultado, algunos pequeños y otros más significativos.
El punto es que en casi todas las carreras celebradas durante las tres temporadas anteriores, las diferencias no habrían sido muy grandes en cuanto al resultado general, salvo que tal vez la balanza se inclinaba para Hamilton o Nico Rosberg en un fin de semana en particular.

Pero en 2017 Mercedes tiene que hacer todo absolutamente bien para defenderse de un competidor feroz.

El inicio de la tragedia 

Valtteri Bottas, Mercedes F1 W08, Sebastian Vettel, Ferrari SF70H, Lewis Hamilton, Mercedes F1 W08, Max Verstappen, Red Bull Racing RB13
Valtteri Bottas, Mercedes F1 W08, Sebastian Vettel, Ferrari SF70H, Lewis Hamilton, Mercedes F1 W08, Max Verstappen, Red Bull Racing RB13

Photo by: LAT Images

Mercedes logró su primer objetivo el sábado cuando barrió la primera fila. La pole para Bottas fue un impulso significativo para el finlandés y su lado del garaje.

Hamilton estaba bastante contento con el segundo - y parecía genuinamente complacido por su compañero - pero en el esquema más grandioso de las cosas perder en la clasificación fue probablemente muy costoso. Si el domingo él hubiera salido de la pole, su carrera podría haber resultado diferente.

Tal y como era, su vida se hizo aún más difícil en el comienzo cuando Vettel pasó de largo y lo degradó a tercero. Durante unas cuantas vueltas cayó ligeramente hacia atrás, a más de 0.8 segundos del Ferrari, antes de perder un poco más.

Hamilton parecía que estaba tratando inicialmente de proteger sus neumáticos evitando tener un problema similar al de Australia.

Mientras tanto, tenía en sus espejos a Max Verstappen, algo que probablemente no había previsto. Durante un tiempo los aficionados disfrutaron de la gloriosa vista de los coches de los tres mejores equipos corriendo juntos, algo que se había esperado mucho en las últimas temporadas.

Bottas parecía liderar con un estilo confiado, pero después de unas nueve vueltas informó que estaba perdiendo el ritmo de los neumáticos a lo que su equipo le respondió que era un problema de presión.
De hecho Mercedes tuvo un fallo en la parrilla, y en consecuencia no había sido capaz de bajar las presiones de Valtteri al nivel óptimo.

La carrera cambió cuando Ferrari hizo un movimiento agresivo y llamó a Vettel para colocarle otro conjunto de superblandos en la vuelta 10.

Red Bull respondió con Verstappen, como lo pidió el propio piloto: "Creo que tenemos que hacer algo como lo que hizo Ferrari”.

Pero tristemente para la carrera, el holandés se retiró de la competencia apenas saliendo de los boxes luego de una pérdida repentina de la presión de los frenos traseros.

Mercedes bajo presión en pits

Safety Car delante de Sebastian Vettel, Ferrari SF70H, Valtteri Bottas, Mercedes F1 W08, Daniel Ricciardo, Red Bull Racing RB13, Lewis Hamilton, Mercedes F1 W08
Safety Car delante de Sebastian Vettel, Ferrari SF70H, Valtteri Bottas, Mercedes F1 W08, Daniel Ricciardo, Red Bull Racing RB13, Lewis Hamilton, Mercedes F1 W08

Photo by: LAT Images

Mercedes no respondió a la parada de Vettel, pero el accidente de Verstappen, y el posterior coche de seguridad, crearon una oportunidad. Bottas llevó a Hamilton, Ricciardo y el resto al pitlane, y esa oportunidad de repente se convirtió en un desafío para Mercedes.

Sabiendo que quedaría apilado detrás de su compañero de equipo en la parada, Hamilton redujo la velocidad y afectó a Ricciardo. El reglamento tiene en claro que hay un límite ante tales tácticas.

Mientras tanto, Bottas tuvo un ligero retraso en la parada debido a lo que Mercedes llamó un problema de energía en el garaje que afectó las pistolas para los cambios de neumáticos. Cuando salió tuvo que esperar a Ricciardo, quien fue retrasado por Hamilton, para poder pasar.

Hamilton también tuvo un problema con las ruedas. Red Bull salió y se puso por delante del británico.

Habría sido fascinante ver cómo las cosas hubieran sido sin el coche de seguridad, viendo como Mercedes hubiera entrado a pits y como se habrían reincorporado a la pista respecto al cuatro veces campeón del mundo. Sin embargo, todavía quedaba una intriga en la carrera por el factor de la elección de neumáticos.

El pelotón estaba dirigido por Vettel (superblandos), Bottas (superblandos), Ricciardo (blandos) y Hamilton (blandos). Mercedes había dividido a sus pilotos, lo que le dio a Ferrari algo en que pensar: la idea general era que Hamilton podría ir mucho más lejos y tener más flexibilidad cuando volviera a detenerse.

En teoría, incluso podría ir hasta la bandera de cuadros habiendo utilizado ambos compuestos, pero 44 vueltas era una pregunta imposible, por lo que nunca fue realmente el plan.

Hamilton y la penalización 

Lewis Hamilton, Mercedes F1 W08, Daniel Ricciardo, Red Bull Racing RB13, Felipe Massa, Williams FW40, Kimi Raikkonen, Ferrari SF70H
Lewis Hamilton, Mercedes F1 W08, Daniel Ricciardo, Red Bull Racing RB13, Felipe Massa, Williams FW40, Kimi Raikkonen, Ferrari SF70H

Photo by: LAT Images

La batalla estaba bien establecida a medida que se acercaba el reinicio de la carrera pero hubo otro giro en la competencia. Los comisarios de la FIA analizaban la forma en que Hamilton ralentizó a Ricciardo en su camino al pitlane y parecía inevitable que esta situación llevara a un castigo. Una penalización de cinco segundos sobre el piloto de Mercedes apareció en las pantallas.

Antes de que se confirmó, hubo una gran acción cuando la bandera verde voló. Bottas hizo un intento agresivo de superar a Vettel, pero no lo logró y además de eso perdió impulso.

Mientras tanto, Hamilton hizo su vida más fácil al instante superando a Ricciardo. Ambos estaban en el compuesto blando pero el aussie luchó más para conseguir llevarlos al punto óptimo de trabajo.

En China, Red Bull había ido con los superblandos en lugar de softs precisamente porque el equipo sintió que no tenía la fuerza de apoyo para conseguir que este último trabajara correctamente. Pasado por varios otros coches, Ricciardo quedó fuera de la lucha por el podio.

Las cosas estaban bien equilibradas en el frente, con Vettel alejándose de Bottas, y Hamilton tambaleándose en su compañero de equipo. Hubo una discusión de radio sobre los lugares de intercambio de Mercedes, con Hamilton incluso diciendo que si él era incapaz de pasar finalmente Vettel, él dejaría que su compañero recuperada su posición.

Vettel era asesorado por la radio sobre lo que sus rivales estaban planeando.

Tomó algunas vueltas para que sucediera, pero al comienzo del giro 27, Bottas dejó pasar a Hamilton en la curva 1. Mercedes realmente no quería recurrir a este tipo de cosas tan temprano en la temporada, pero la presión de Ferrari lo hizo inevitable.

Bottas, por su parte, le había dicho al equipo que sus supersoft traseras estaban sobrecalentándose, y que los blandos eran una opción más rápida. En la vuelta 30 ingresó a pits e hizo el intercambio, y tres vueltas después de eso, el líder Vettel entró e hizo el mismo cambio, poniendo blandos para las 24 vueltas finales de la carrera.

Hamilton estaba ahora al frente, haciendo pleno uso de la gama de sus neumáticos blandos para detenerse mucho más tarde que sus rivales, pero tenía el espectro de la penalización de cinco segundos.

Él lo empujó hasta la vuelta 41 antes de entrar. Mercedes le colocó neumáticos blandos para las últimas 16 vueltas de carrera. Hamilton hubiera optado por el neumático superblando para un periodo tan corto, asumiendo que sería la manera lógica de ganar una carrera sprint por lo que el inglés cuestionó la elección del equipo.

Tensa carrera al final

Sebastian Vettel, Ferrari
Sebastian Vettel, Ferrari

Photo by: Steven Tee / LAT Images

Las últimas vueltas ofrecieron una gran batalla. Hamilton dejó los boxes con un déficit de 19 segundos respecto a Vettel y tenía 16 vueltas para lidiar con eso. El inglés portaba neumáticos blandos mientras que el alemán estaba en superblandos con los que ya había hecho ocho vueltas. Había una gran interrogante pero si alguien podía hacer el milagro ese era Hamilton.

La brecha comenzó a bajar, y en la vuelta 47 Bottas lo dejó pasar por segunda vez, aunque parecía un poco cargado al permitirlo en un lugar donde Hamilton no esperaba que sucediera.

Al final, no fue suficiente. Vettel perdió un poco de terreno en el tráfico pero el manejo de sus neumáticos a la perfección fue crucial y todavía tenía una ventaja considerable.

Hamilton se acercó a 5.8s con tres vueltas por delante, pero se fue a la deriva por un segundo cuando ambos hombres cruzaron la línea. Tal vez fuera apropiado que el margen final fuera mayor que la penalización de cinco segundos que Hamilton había tomado.

Mercedes tuvo mucho que pensar después de la carrera. Niki Lauda habló con un grupo de ingenieros tan pronto pasó la carrera. Como se señaló anteriormente, la derrota se produjo como consecuencia de una acumulación de problemas que inclinó la balanza a favor de Vettel.

"Muchas pérdidas marginales", dijo Wolff. "La pérdida del generador en el inicio, por lo que no pudimos trabajar con la presión correcta de los neumáticos y que significó que el ritmo de Bottas se viera comprometido”.

“El ‘undercut’ de Ferrari, además no tuvimos la parada en pits perfecta debido a la pérdida de energía en el garaje. No creo que nos faltara ritmo en la carrera”.

Las otras cuestiones que la dirección de Mercedes ponderó fue el hecho de que en apenas la tercera carrera se le obligó ya al piloto finlandés a ceder la posición ante Hamilton, no solo una vez, sino dos ocasiones.

Ferrari está ejerciendo presión.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de Bahrein
Pista Bahrain International Circuit
Pilotos Lewis Hamilton , Sebastian Vettel , Valtteri Bottas
Tipo de artículo Análisis
Etiquetas bahrein, bottas, f1, ferrari, hamilton, mercedes, penalizacion, sakhir, vettel