Análisis: ¿Newey encontrará agujeros en el nuevo reglamento de F1?

Con la F1 iniciando una nueva era de regulaciones aerodinámicas en 2017, ¿encontrará algún equipo un atajo que le ayude a superar los límites? Adam Cooper se pregunta si Adrian Newey lo logrará para Red Bull.

Debía haber dado un paso atrás en el día a día de diseñar y proyectar coches de F1, pero Adrian Newey sigue siendo uno de los líderes de Red Bull.

Siempre ha sido un pensador, explorando nuevos conceptos y buscando manera de llevar el reglamento al límite. Su actual papel le permite mirar con perspectiva y ofrecer un incalculable punto de vista al equipo técnico que ha construido a su alrededor en la última década. 

El reglamento de F1 de 2017, que presentar el mayor cambio en la categoría desde hace años, se alinea con la visión de Newey. 

Durante años no se ha callado su frustración por la falta de libertad para los diseñadores, pero las nuevas reglas presentan siempre un reto renovador, una oportunidad de hacer mejor el trabajo que otros. 

"Me divierten los cambios de reglamentación, porque la idea es entender mejor que tus rivales el efecto de dicha normativa", aseguró en el Autosport International Show.

"Tal vez haya nuevas oportunidades; tal vez haya cosas en el reglamento en las que lo que dicen y lo que intentan decir no sea la misma cosa. Probablemente no haya tal cosa intencionada en el reglamento, solo tiene que leer, y a veces hay muchos atajaos que puedes encontrar...".

Agujeros

Muchos creen que si alguien es capaz de identificar y encontrar ese tipo de agujeros en el nuevo reglamento, ese será Newey. Por tanto, ¿qué piensa sobre la F1 2017?

"Es una mezcla de sensaciones, en cierto modo. La mayor carga aerodinámica es un tema importante e implicará que curvas rápidas como Copse en Silverstone se harán a fondo en carrera".

"Las curvas rápidas, algunas son simples giros en la recta más que curvas rápidas, como Eau Rouge solían ser complicadas, pero ahora será una parte más de la recta". 

"Los coches, por tanto, serán más físicos de conducir, lo que es positivo. Sobre todo para los músculos del cuello, por lo que los pilotos están entrenando intensamente durante el invierno para tenerlos más grandes".

"Las fuerzas de frenada también serán mayores. Adelantar será ahora más complicado. Esto implica que las distancias de frenada serán más cortas. Pero sí, podrás seguir usando el DRS".

"No sé qué piensan los demás, pero para mí el DRS es una solución para que haya adelantamientos, pero no es memorable. Un adelantamiento con DRS no será recordado". 

"Los adelantamientos que recordamos son los que implican valor. Mark Webber con Fernando en Eau Rogue, por ejemplo. Fue una lástima, porque estuvo bien ejecutado pero Alonso recuperó la posición con el DRS en la recta siguiente". 

Influencia en carrera

No solo las distancias de frenado influirán. Muchos están preocupados de que las altas cargas aerodinámicas harán todavía más complicado a los pilotos seguirse unos a otros y así adelantarse. 

"Es algo complicado todo este debate de '¿Deberíamos tener coches con mucha carga, posiblemente en detrimento de la competición, o deberíamos quitar los alerones y volver adonde estábamos?".

"Creo que si quitas mucha carga, entonces parecerán lentos. Si ves a los turismos, aún con el riesgo de ser polémico, no son muy emocionantes de observar. Por lo que los coches necesitan ser rápidos. La televisión tiene el efecto de ralentizar todo". 

Newey es un purista de corazón, asegura que los coches tendrán las proporciones de los clásicos Williams de 1992 que él diseñó, y de ser así, los aficionados estarán contentos. 

"No es un cambio visual y normativo tan grande como el que tuvimos en 2009. Pero es grande". 

"Los coches son más anchos y hemos tenido que hacer cambios en todas las superficies aerodinámicas". 

"Si a la gente le gustará o no... creo que quedan bien. La estrechez siempre me ha parecido pasada de moda, sobre todo con alerón trasero más elevado. Por lo que se está intentando cambiar esa tendencia, hacer los coches más atractivos y más físicos de conducir". 

Aunque el reglamento pone el foco en los neumáticos y la aerodinámica, Newey señala que el rendimiento del motor tendrá mayor impacto que en el pasado debido a que los pilotos irán más tiempo a fondo.

Competición dividida 

Las malas noticias son que Newey espera que la parrilla se divida aún más este año, porque algunos equipos sacarán más partido de la normativa que sus rivales. Esto no ayudará al espectáculo, al menos a corto plazo. 

"El peligro con la normativa que vamos a tener este año es que, inicialmente, dividirá a la parrilla. Simplemente porque cuando tienes un gran cambio de reglamento, algunos lo interpretan mejor que otros". 

"Los grandes equipos, obviamente, tiene mayor capacidad de investigación, por lo que están destinado a hacer n mejor trabajo que los pequeños, aunque no siempre sucede así". 

"Pero la parrilla, seguramente, se dividirá. Tal vez implique una competición más abierta, veremos, antes de que la gente empiece a converger en una misma solución con el paso del tiempo".

Newey afirma que Renault ha dado un paso adelante para 2017, pero no duda de que Mercedes también. Ahora está en manos de Red Bull acortar distancias y con la aportación de Newey en Milton Keynes el equipo tiene claras opciones de sacar lo suficiente del reglamento para marcar la diferencia. 

¿Incorporará el RB13 las ideas que otros equipos tendrán que seguir? Será fascinante descubrirlo. 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Pilotos Daniel Ricciardo , Max Verstappen
Equipos Red Bull Racing
Tipo de artículo Análisis
Etiquetas adrian newey, f1 2017, newey 2017, newey red bull, red bull 2017, reglamento f1 2017