Análisis: Por qué McLaren tiene que tirar a la basura su vieja cultura

Quizás McLaren no esté logrando por el momento los podios y victorias que anhela, pero está claro que el equipo ha sufrido grandes cambios en los últimos años para ayudar a conseguirlo.

Gran parte de ese trabajo ha sido completado por el director de la escudería, Eric Boullier, que fue fichado desde Lotus al inicio de 2014 con el mandato de hacer lo que fuera necesario para conseguir llevar a McLaren de nuevo al escalón más alto.

Su trabajo claramente no ha terminado aún, pero con Honda haciendo rápidos progresos y con todas las nuevas reglas que vienen y que a priori hará las cosas más abiertas, el equipo tiene la estructura correcta para sacar el máximo provecho de las oportunidades que pueden presentarse.

Y está convencido de que McLaren no está ahora muy lejos de ser lo que el equipo necesita ser para lograr sus ambiciones.

Una mentalidad de competición

Fuera de McLaren es difícil ver el alcance de los cambios que han ocurrido, pero Boullier dice que uno de los aspectos clave fue lograr devolver una mentalidad 'racing' de nuevo al equipo.

"La clave creo que era llevar el carácter racing de nuevo a la escudería", dijo Boullier a Motorsport.com. "McLaren es una organización superior, obviamente, con una gran cantidad de gente brillante, que quizás tenían la mente mucho más en la ingeniería que en las carreras, y creo que es por eso por lo que les faltaba un enfoque de competición y un enfoque más simple.

"La vieja estructura funcionó en el pasado, así que no estoy criticando a nada ni a nadie. Creo que los reglamentos actuales desde 2009 han favorecido un desarrollo estable en lugar de uno radical".

"Conocemos la reputación de McLaren para recuperarse de un coche malo a uno ganador en un año, pero eso ya no ocurre porque las reglas están muy restringidas en término de desarrollo del sistema y de la aerodinámica. Todo el mundo está limitado, así que es la misma pena lástima para todos. Y eso provoca que tengas que ser constante.

"Esa es la primera cosa que cambié cuando me uní, y estuvimos de acuerdo con Pete [Prodromou] en eso: cambiar la filosofía pero definir una filosofía ganadora que podamos desarrollar durante años, como hicieron Mercedes y Red Bull.

"Por eso partimos de una hoja en blanco hace un año, con un nuevo coche, un nuevo proveedor de motores y ahí estaba el reto".

Cooperación

Una de las claves de lo que Boullier creía que pasaba en McLaren era que necesitaban hacer que las diferentes partes de la organización trabajaran mejor juntas.

Siendo más específicos, se trataba de conseguir que el equipo de la fábrica y el de las carreras entendiera mejor las necesidades del otro.

"El tema era reclutar a gente que fuera clave y ponerlas en el lugar correcto dentro de la organización", explica. "Básicamente tiramos a la basura el viejo sistema y construimos una nueva y simple organizacion donde la comunicación es una pieza clave y donde la gente habla entre sí".

"Era clave lograr un balance de la organización, y no tener un sólido equipo de ingenieros, un sistema pobre de administración y un equipo de carreras al que no se le permita expresar sus preocupaciones y hacer feedback. Eso es lo que hicimos".

Y añade: "Recuerdo cuando llegamos al equipo, me dijeron que tardía siete semanas en hacer un alerón delantero. Yo dije que otros lo estaban haciendo en cinco semanas y media, así que nosotros teníamos que hacerlo en cinco semanas y media e incluso en cinco".

"La vieja manera de las carreras: tienes una actualización, haces suficientes piezas de repuesto y compites con ello. Ya no hacemos eso nunca más".

"Evolucionamos cada carrera, ya que con el antiguo sistema no podríamos mantenernos al día en cuanto a ritmo. Así que los nuevos métodos de desarrollo son para traer evoluciones cada carrera y utilizar las anteriores actualizaciones como repuesto. Es la única manera de remontar".

El 'nuevo' McLaren, preparado

Aunque el máximo rendimiento que puede lograr en pista McLaren depende mucho de lo que Honda pueda dar, Boullier dice que el equipo estará preparado para dar un salto adelante si consigue los caballos suficientes.

"Creo que el 'nuevo' McLaren tiene un ambiente de trabajo y una ética muy buenos. Todo el mundo está frustrado por no tener resultados en pista, pero ahora se puede ver el progreso".

"Sabemos que estamos progresando, pero ahora además se puede ver que nos estamos acercando. Eso significa que estamos haciéndolo mejor que el resto, y es la mejor recompensa que podemos dar a la gente de McLaren".

Y añadió: "Tenemos un par de nuevas personas que se unirán a nosotros en los próximos meses y que serán el toque final para nuestra organización, pero definitivamente no queremos entorpecer este impulso. Tenemos gente de Red Bull, Ferrari y Lotus que se han integrado en McLaren".

"Estamos dispuestos a mantener el ADN de McLaren, por lo que ha habido una remodelación, pero sin sangre. Y la gente está feliz de trabajar juntos y ahora trabajan duro".

"Por lo tanto, ahora es sólo cuestión de tiempo. El impulso ha llegado a Honda y ahora es tiempo de esperar, ver y disfrutar".

Reduciendo la diferencia

Pero, por supuesto, el tema complicado es justo qué puede hacer Honda, porque tendría poco valor que McLaren hiciera el mejor chasis si no tuviera la suficiente potencia para ayudarlo en pista.

Cuando se le preguntó si creía que la diferencia entre Honda y Ferrari iba a ser cada vez menor a corto plazo, Boullier dijo: "Podemos hacerlo".

"Aún tenemos tokens que podemos utilizar este año y los vamos a emplear con un sólo propósito. Al mismo tiempo hay trabajo por hacer para 2017 y creo que hay tecnología que se puede utilizar en el motor del próximo año similar a Ferrari, y que puede permitirnos dar un paso hacia adelante".

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Pilotos Jenson Button , Fernando Alonso
Equipos McLaren F1
Tipo de artículo Análisis
Etiquetas boullier