Análisis técnico de Giorgio Piola

Breve análisis técnico: frenos delanteros del Ferrari

Mónaco no es el trazado del calendario más exigente con los frenos, pero las zonas de frenada son muy importantes para poder hacer una vuelta limpia en el trazado del Principado.

Ferrari ha configurado su monoplaza con parte del tambor que cubre los frenos con unos orificios en forma de lágrima que permiten irradiar calor del freno a la llanta y neumático. Esta gestión de la temperatura de los frenos es importante no solo para el rendimiento de los neumáticos sino también para su durabilidad en las tandas, algo muy importante en este caso, ya que se utiliza por primera vez el ultrablando.

También hay que destacar que Ferrari ha montado los discos de máxima capacidad de refrigeración, con 5 orificios que atraviesan la cara del disco en forma de triángulo en lugar de los que disponen de 4 orificios y que por ejemplo se utilizaron en Barcelona. Esto les permite disponer de alrededor de 200 conductos extras en cada disco – llegan a un total de 1000- para poder disipar mejor el calor. 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de Mónaco
Pista Monte Carlo
Equipos Ferrari
Tipo de artículo Análisis
Topic Análisis técnico de Giorgio Piola