Fórmula 1
R
GP de Azerbaiyán
06 jun.
Race en
96 días
R
GP de Canadá
13 jun.
Race en
104 días
R
GP de Francia
27 jun.
Race en
117 días
R
GP de Austria
04 jul.
Próximo evento en
121 días
R
GP de Gran Bretaña
18 jul.
Race en
138 días
R
GP de Hungría
01 ago.
Race en
152 días
R
GP de Bélgica
29 ago.
Race en
180 días
R
GP de Holanda
05 sept.
Race en
187 días
12 sept.
Race en
194 días
26 sept.
Race en
208 días
R
GP de Singapur
03 oct.
Próximo evento en
212 días
10 oct.
Race en
222 días
R
GP de Abu Dhabi
12 dic.
Race en
285 días

El cambio que Red Bull espera lo ayude en el inicio de temporada

La victoria de Max Verstappen en la última carrera de la pasada temporada de Fórmula 1 en Abu Dhabi avivó las esperanzas en Red Bull de tener finalmente un coche para luchar por el título en 2021.

compartidos
comentarios

La casi congelación de la normativa de chasis este año y la corrección de los grandes defectos del RB16, dio buenas razones para desatar el optimismo en la que debería ser la última temporada bajo el actual reglamento.

Sin embargo, en la mente del equipo sigue presente la tónica que ha perseguido a Red Bull en los últimos años. Normalmente Red Bull terminaba con fuerza la temporada, pero tras un invierno alentador no llegaban a cuajar al inicio de la siguiente campaña.

Eso llevaba a tener que concentrarse en intentar reducir de nuevo la brecha durante el campeonato hasta terminar el año con fuerza.

En Red Bull son muy conscientes de esto, pero después del final de temporada el jefe del equipo, Christian Horner, piensa que la transferencia de piezas entre los coches de 2020 y 2021 les ayudará a cambiar su fortuna este año.

"Espero que sí, porque no será un comienzo de cero otra vez", dijo después del GP de Abu Dhabi. "Es la primera vez en la historia de la F1 [que esto sucede], y por eso que llamamos al nuevo coche, 16B, en lugar de 17, porque hay mucho que se transfiere. Probablemente, alrededor del 60 por ciento del coche es aprovechado".

Aunque es cierto que la congelación de los chasis le da a Red Bull cierta confianza sobre la base que tiene para 2021, sigue habiendo una gran incertidumbre sobre la aerodinámica.

La libertad para el desarrollo aerodinámico, además de los cambios en el fondo plano de los coches, deja margen para algunas novedades importantes.

La aerodinámica ha sido una piedra angular de Red Bull a lo largo de los años, por lo que no se puede dar nada por sentado frente Mercedes. Esto es especialmente importante considerando lo agresivos que les gusta ser en el equipo para traer nuevos componentes tan pronto como puedan.

Esto quizá podría explicar por qué las temporadas de Red Bull se desarrollan cómo lo hacen. La agresividad en el desarrollo y la búsqueda de nuevas piezas lo antes posible, puede funcionar para mejorar los tiempos, pero también puede ser un inconveniente.

La prueba constante de nuevas piezas significa que Red Bull tiene que ver cómo funcionan durante los grandes premios. Si los nuevos componentes no funcionan de inmediato, añaden un problema extra.

A finales del año pasado, Max Verstappen reconoció que los malos inicios de temporada de Red Bull eran una realidad.

"Definitivamente parece así. Sabemos que tenemos que mejorar un poco a principios de año. Pero creo que sí, con la COVID y no rodar en pista no ayudó en nuestro caso".

"Tuvimos que corregir algunas cosas. Y luego, con tantas carreras seguidas, pierdes muchos puntos. Y los abandonos, eso no ayuda."

Esa hipótesis de poder rodar en los circuitos es la que explica que Red Bull, a medida que conocen más el coche, ganan rendimiento.

"Creo que dependemos un poco más de rodar en pista", comentó Verstappen. "Tenemos que encontrar la manera de asegurarnos de que lo que sale del túnel de viento funciona de inmediato en el coche y vamos en la dirección correcta. Así que trabajaremos en eso".

Más de Red Bull:

El mensaje parece bastante claro: hacer que las piezas nuevas funcionen a la primera y Red Bull no perder terreno frente a sus rivales al principio.

Para asegurarse de que eso sucederá no habrá que hacer nada radicalmente diferente. Se trata más bien de tener una metodología mejor, para garantizar que la correlación entre el túnel de viento y la pista sea perfecta, y no tratar de poner en pista piezas antes de tiempo para tratar de obtener pequeñas mejoras.

El resultado final debería ser que cuando Verstappen tenga un nuevo alerón delantero, sepa que funciona en lugar de tener que averiguar si lo hace.

En el pasado, Red Bull ha demostrado que no tiene miedo de cambiar la forma de hacer las cosas buscando resultados. Hace unos años abandonó la idea de dejar abierta la ventana de desarrollo de sus nuevos coches el mayor tiempo posible, ya que traer todo a última hora antes de los primeros test les perjudicaba. No obstante, Verstappen tiene razón en que la clave para que les vaya mejor es asegurarse de que las nuevas piezas que se ponen en la pista funcionen a la primera, y un sutil cambio podría ser todo lo que se necesita para conseguir un resultado muy diferente.

También lee:

Pérez ya inició su trabajo en Red Bull y recuperó su trofeo de ganador

Artículo previo

Pérez ya inició su trabajo en Red Bull y recuperó su trofeo de ganador

Artículo siguiente

AlphaTauri: La pandemia por COVID abrió los ojos a los equipos de F1

AlphaTauri: La pandemia por COVID abrió los ojos a los equipos de F1
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Equipos Red Bull Racing
Autor Jonathan Noble