Cero

Luis Manuel "Chacho" López nos habla sobre la polémica entre F1, Bernie Ecclestone, los pilotos y claro lo más importante el show para los aficionados.

De un panel de 26 integrantes en la comisión revisora y el Grupo Estratégico de Fórmula 1 salió la idea de aprobar sin modificaciones el proceso de calificación para el GP de Bahrein, lo cual implica que la dosis de Australia se repetirá el siguiente sábado.

Esos 26 miembros representaban a las escuderías, la FIA, la empresa de Bernie (Formula One Management), algunos de los promotores de las carreras, así como ciertos patrocinadores.

Quienes se opusieron a regresar en Bahrein el sistema de qualy que había funcionado hasta la temporada 2015 fueron Pirelli, la escudería Force India y Ecclestone en persona, de modo que no era complicado adivinar el resultado.

Se propuso hacer una mezcla entre el nuevo y el viejo sistema para llevarla a votación antes de dar un giro de 180 grados y lanzar al bote de basura el nuevo proceso. Esa alternativa incluía habilitar un ‘periodo de seguridad’ más duradero que los 7 y 6 minutos durante la Q1 y Q2, antes de comenzar las eliminaciones.

Al mismo tiempo reducir la Q3 a diez minutos, con ocho coches batallando libremente por las mejores posiciones sin temor de ser eliminados, evitando, aparentemente, que algunos pudieran optar por guardar neumáticos.

Es natural que para sostener una cada vez más frágil credibilidad institucional de la F1, no se haya querido borrar de una carrera a otra este esquema reglamentario aprobado por todos. Pero se afirma que ni siquiera hubo tanta discusión, Ecclestone fue quien sugirió no hacer mayores cambios o combinaciones.

¿Cómo nos explicamos el cambio de parecer de Bernie? Quien, como todos, se había quejado amargamente… ¡Fácil! Con una sola palabra: socios. Me imagino el celular de ‘Mr. E’ sonando con llamadas de todos los rincones discutiendo y proponiendo hacer algo para mandar el mensaje de “No nos equivocamos”, o por lo menos no del todo.

Entonces habrá que darle otra oportunidad al sistema de calificación. Pero esta vez con la bendición de Ecclestone, consensuada con todas las partes y bien vigiladas las puntas afiladas del problema, como, por ejemplo, la idea de no salir a girar para reservar neumáticos, etcétera.

Este control de daños deberá funcionar en el desierto de Bahrein como un reloj suizo. Tendremos que ver una qualy donde la Q1 nos depare al menos una sorpresa, una Q2 donde los autos giren más de 8 minutos y una Q3, donde, si ya sabemos que ganará Mercedes, que al menos nos entregue la definición en los dos minutos finales.

Por lo pronto, igual que a ti, me queda la seguridad de que se equivocaron… otra vez. La voz de los pilotos, la conversación epistolar con Bernie, el mismo resultado: cambios cero.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Tipo de artículo Artículo especial
Etiquetas calificación