Fórmula 1
11 sept.
Próximo evento en
28 días
R
GP de Eifel
09 oct.
Próximo evento en
56 días
23 oct.
Próximo evento en
70 días
30 oct.
Cancelado
R
GP Emilia Romagna
31 oct.
Próximo evento en
78 días
R
GP de Brasil
13 nov.
Cancelado
R
GP de Abu Dhabi
27 nov.
FP1 en
106 días

Cuando Mercedes "arruinó" la victoria de Hamilton en Mónaco

compartidos
comentarios
Cuando Mercedes "arruinó" la victoria de Hamilton en Mónaco
Por:
Traducido por: Luis Ramírez
24 may. 2020 18:26

En el transcurso de la era híbrida de la Fórmula 1, Mercedes rara vez ha fallado, pero el equipo de Brackley hizo exactamente eso durante el Gran Premio de Mónaco hace cinco años, negando a Lewis Hamilton una victoria casi segura.

El GP de Mónaco de 2015 fue una tarde muy frustrante para el actual campeón del mundo Lewis Hamilton, quien se encontró regalando una victoria sin ninguna razón al hacer una parada en boxes que no necesitaba.

El dolor se alivió en cierta medida para su equipo porque la victoria fue para Nico Rosberg, quien parecía destinado al tercer sitio, sin embargo, hubo un gran examen de conciencia en el equipo de Brackley, quienes a menudo ejecutan el trabajo correcto, pero que en ese día se equivocó al fragor de la batalla.

Pero Mónaco tiene episodios similares que han arruinado carreras, tal como sucedió en 2011, cuando el choque de Vitaly Petrov provocó una bandera roja que arruinó un clímax potencialmente fantástico, ya que significaba que todos podrían cambiar a neumáticos nuevos, por lo que no vimos un despliegue de los tres mejores pilotos en las últimas vueltas, cada uno de ellos con diferentes estrategias.

Esta vez, un choque provocado por el novato Max Verstappen tuvo el efecto contrario, convirtiendo lo que se había convertido en una carrera de exhibición para Hamilton en un drama extraordinario que nos dio un emocionante sprint de ocho vueltas hasta el final.

El segundo año de las reglas de motores híbridos turbocargados fue más que una pelea entre Hamilton y su compañero de equipo Rosberg, porque Ferrari había dado un gran paso durante el invierno. El nuevo fichaje Sebastian Vettel ganó en Malasia y estaba sumando puntos de forma constante, por lo que mantenía a Mercedes preocupado.

Hamilton tenía la ventaja en el campamento de Mercedes, pero el piloto alemán estaba cerca. Mientras que el inglés ganó en Australia, China y Bahrein; Rosberg siempre estuvo allí, y una victoria en España demostró que estaba en la pelea por el título. Mónaco, donde el alemán ganó en 2013 y 2014, iba a ser un marcador importante.

También lee:

Lewis Hamilton, Mercedes AMG F1 W06

Lewis Hamilton, Mercedes AMG F1 W06

Photo by: Ferrari

Hamilton tomó la pole, y la primera parte de la carrera no podría haber sido mejor para él. Después de solo cinco vueltas ya aventajaba a Rosberg por 2.3 segundos. Cuando el alemán entró a los pits en la vuelta 27 la brecha ya era de 7.4 segundos. Hamilton fue a lo propio a la siguiente vuelta para lo que debía ser una única detención por neumáticos blandos nuevos, lo que le permitiría una carrera directa de 40 vueltas hasta la bandera de cuadros,

El actual campeón no solo consolidó su liderazgo, sino que lo extendió, y en la vuelta 63 tenía 16.9 segundos por delante de su compañero de equipo. Pero en Mónaco siempre estás en manos de los dioses, y fue mientras Hamilton estaba en su vuelta 64 que Verstappen colisionó con Romain Grosjean en Ste Devote, lo que hizo que se presentara el Virtual Safety Car.

Al igual que todos los otros pilotos, Hamilton disminuyó la velocidad según lo requerido, y en esa vuelta perdió alrededor de 14 segundos en relación con sus giros anteriores, cruzando la línea con una vuelta de 1m33.047. Sus perseguidores pasaron más lentos ese giro, por lo que cuando Rosberg cruzó la línea, las pantallas sugirieron que estaba 25.7 segundos detrás de Lewis.

Para entonces, el control de la carrera había decidido convertir el VSC en un auto de seguridad regular (el VSC estuvo oficialmente durante 30 segundos), algo que los equipos sabían que podría suceder bajo las nuevas reglas. Inicialmente, al menos, no hizo ninguna diferencia para los pilotos, quienes en cualquier caso corrían a la misma velocidad.

Fue en esta etapa que, al pasar junto a una pantalla gigante de televisión, Hamilton vislumbró brevemente a la tripulación de Mercedes parada en el pitlane, los muchachos se habían colocado "por si acaso", como es la rutina habitual. Sabía que él no tenía una parada de boxes programada, por lo que su conclusión inmediata fue que Rosberg debía entrar, y que muy posiblemente Vettel y otros pilotos seguirían ese camino.

Su primer pensamiento fue que cuando los autos fueran liberados después del auto de seguridad, se encontraría varado en llantas viejas y blandas, con bajas temperaturas y presiones, mientras que detrás de él Rosberg lideraría a un grupo de rivales que portaban superblandas. Todavía le quedaban unas 15 vueltas para terminar y, por lo tanto, un tiempo bastante largo en el que debía aguantar.

Nico Rosberg, Mercedes AMG F1 W06

Nico Rosberg, Mercedes AMG F1 W06

Photo by: Sutton Images

Eso fue lo que provocó una conversación con el muro de boxes en la que expresó su preocupación por los neumáticos. Inicialmente le habían dicho que podría ir a pits, pero la decisión cambió para dejarlo afuera.

"Chicos, eso no es bueno", dijo Hamilton. “Estos neumáticos han perdido toda su temperatura. Todos van a tener opciones ahora ".

Es aquí donde hubo una falta de comunicación: Hamilton pensó que Rosberg había entrado a los pits; el equipo no se dio cuenta de que por eso estaba tan agitado por los neumáticos. No estaban trabajando desde el mismo guión.

En lugar de asegurarle que ni Rosberg ni Vettel habían tomado una parada, prestaron atención a las preocupaciones sobre los neumáticos de Hamilton. Se decidió que había tiempo suficiente para que él se detuviera por neumáticos y regresara, con seguridad, por delante de los dos pilotos alemanes, por lo que después de todo la orden fue detenerse.

En teoría, no había nada que perder: le daría una pequeña zona de confort adicional para esas últimas vueltas, y probablemente le permitiría alejarse de Rosberg, que todavía estaría en sus blandos gastados. Eso podría evitar cualquier posibilidad de que los dos entraran en una pelea que podría terminar en lágrimas, por lo que la decisión de llevarlo a pits parecía acertada.

"Uno confía en el equipo", dijo Hamilton. “Vi una pantalla, parecía que el equipo estaba fuera y pensé que Nico había entrado. Obviamente no podía ver a los chicos de atrás, así que pensé que ellos habían ido a boxes”.

"El equipo dijo que me mantuviera afuera, pero yo respondí: ‘Estas llantas van a bajar de temperatura’, y lo que suponía era que mis rivales tendrían opciones, y yo estaba con la goma más dura. Entonces me llamaron a pits, Sin pensar, entré con plena confianza de que los demás habían hecho lo mismo”.

Lewis Hamilton, Mercedes AMG F1 Team

Lewis Hamilton, Mercedes AMG F1 Team

Photo by: Alex Galli

Incluso a velocidades del coche de seguridad, una vuelta de Mónaco pasa muy rápido, y la conversación sobre los neumáticos, los cálculos y la decisión de ir a pits sucedieron en cuestión de segundos. El gran problema fue que en el área de la piscina, Lewis alcanzó al safety car, que había estado ocupado dejando pasar a otros competidores.

Esto lo llevó a frenar al ritmo del auto de seguridad por un par de curvas, mientras que más atrás Rosberg seguía yendo tan rápido como se le permitía el reglamento, y esa fue una diferencia crucial.

Justo al final de la vuelta, en el momento en que Hamilton fue a los pits, la brecha se redujo drásticamente. Por alguna razón, el sistema de gestión de la estrategia de Mercedes no reconoció eso, aunque, como Toto Wolff señaló más tarde, la confirmación final para entrar se hizo "50 metros" antes de los pits.

Solo cuando salió volando del pitlane, y vio a Rosberg y Vettel pasar por la pista, Hamilton se dio cuenta de lo que había sucedido. El equipo había equivocado sus sumas. "¿Qué pasó chicos?", preguntó por la radio.

El ingeniero Peter Bonnington hizo todo lo posible para aplacar a su piloto, incluso sugiriendo que Rosberg y Vettel podrían perder temperatura con sus neumáticos antiguos y Hamilton, con sus "muy buenas opciones", tendría una ventaja en las últimas vueltas.

En cuanto la pista se puso en verde, Rosberg transitó los giros siguientes sin drama, mientras que Vettel se llevó el segundo puesto. Para Hamilton, el trofeo del tercer lugar fue una mala recompensa.

También lee:

Sebastian Vettel, Ferrari SF15-T

Sebastian Vettel, Ferrari SF15-T

Photo by: Alex Galli

"El veredicto es que a menudo en la vida las cosas simples tienen un gran impacto", dijo Wolff a Motorsport.com. “Y en ese caso particular, el sistema nos mostró datos erróneos y, con base a esos datos, decidimos analizarlos. Pensamos que teníamos una brecha, pero no la teníamos, y debido a que en Mónaco no tienes GPS, todo se complica aún más”.

“Él pensó que habíamos hecho que Nico se detuviera, pero no se dio cuenta de que los demás no lo hicieron, no lo vio. Nuestros datos dijeron que teníamos margen, y cuando dijo que los neumáticos se habían perdido y que no volverían, simplemente sumamos toda la información, y eso nos hizo caer en picada. La razón principal para llamarlo es que teníamos el margen”.

“Hicimos la llamada a pits equivocada en el peor momento. Pensamos que teníamos una brecha, pero la brecha no estaba allí ... "

La referencia de Wolff al sistema GPS de la FIA, cuya información se incorpora a los cálculos de los propios equipos, fue intrigante. Es obvio por qué el entorno de Mónaco el GPS es menos efectivo, pero la FIA y los equipos lo respaldan con otras fuentes de información de posición, como bucles en la pista (hay alrededor de 20) y algoritmos de cálculo muerto.

Por alguna razón, Mercedes no se dio cuenta de ese retraso crucial al final de la vuelta detrás del auto de seguridad, como explicó Wolff: “Pensamos que teníamos 3.5 segundos además de una parada en boxes normal, pero eso desapareció. En algún lugar los datos se congelaron, y tenemos que averiguar dónde. Los números ya no cuadran más. El coche de seguridad lo detuvo un poco ...”.

En esencia, las sumas de Mercedes se basaron en la velocidad esperada de Hamilton durante el VSC, pero la presencia del verdadero auto de seguridad frente a él en ese momento crucial significaba que era más lento de lo que debería haber sido.

Vale la pena señalar que la vuelta 65 de Hamilton, que básicamente incluía la parada en boxes, fue de 2m11.3s. Por el contrario, el piloto de Sauber, Felipe Nasr, quien entró en boxes solo 4 segundos después, pero no tuvo que reducir la velocidad por el auto de seguridad, cumplió con un giro de 1m59.9s. El hombre de Red Bull, Daniel Ricciardo, quien llegó a los pits otros 31 segundos después de Nasr, completó esa vuelta en 1m59.2s.

En otras palabras, de alguna manera Hamilton perdió alrededor de 11 segundos en relación con el tiempo que debería haber hecho.

Olvidando la pregunta de qué dicen o no dicen los datos, parece que nadie en Mercedes notó que Hamilton estaba atrapado. El único hombre que lo sabía era el propio Lewis, sentado detrás del auto de seguridad, pero no se dio cuenta de que los preciosos segundos que estaba perdiendo eran tan cruciales.

Al menos un poco de ese tiempo también se perdió en el pitlane en sí mismo: su primera parada en boxes fue de 24.181s, y la segunda fue de 25.495s, por lo que 1.3s se escaparon justo allí. Lo suficiente como para sacarlo, al menos delante de Vettel.

Podium: race winner Nico Rosberg, Mercedes AMG F1, second place Sebastian Vettel, Ferrari, third place Lewis Hamilton, Mercedes AMG F1

Podium: race winner Nico Rosberg, Mercedes AMG F1, second place Sebastian Vettel, Ferrari, third place Lewis Hamilton, Mercedes AMG F1

Photo by: Sutton Images

Como sucedió, Mercedes no tenía motivos para temer una parada en boxes de Vettel, porque Ferrari había decidido de inmediato que el alemán debía quedarse fuera.

"Al principio estábamos nerviosos al pensar en ellos", dijo el jefe del equipo Maurizio Arrivabene. "Estábamos mirando, y en un momento el tipo que trabajaba para nosotros en estrategia dijo: 'Mantente tranquilo, están haciendo una especie de espectáculo, y nosotros nos quedamos afuera'. En cualquier caso, él dijo: 'Si entran, nosotros nos quedamos afuera”.

“Fue muy, muy directo en esto, y tenía razón. Sé que tuvimos suerte, no te estoy diciendo algo diferente, pero en mi opinión estaban demasiado convencidos de su poder. Reconocí que son muy inteligentes, son más fuertes que nosotros, pero esta vez, fuimos inteligentes ... "

"Todos somos humanos", dijo Wolff. "A veces es necesario tomar decisiones en una fracción de segundo, y esta vez tomamos una decisión y fue equivocada. Tenemos que analizarlo adecuadamente, ver cómo podemos evitarlo en el futuro, disculparnos con Lewis, disculparnos y disculparnos”.

Al final fue un problema autoinfligido. El asesor de Mercedes, Niki Lauda, ​​lo resumió mejor: “No había un duelo, no hubo estrés, hubo confusión entre las personas de la estrategia sobre qué hacer, y este es el resultado”.

“Tenemos que analizarlo primero. y luego veremos qué podemos mejorar. Lo siento por él, porque arruinamos su carrera ... "

También lee:

Montoya e Indy: casi dos décadas de amores y odios

Artículo previo

Montoya e Indy: casi dos décadas de amores y odios

Artículo siguiente

Russell vence a Gutiérrez en GP de Mónaco virtual

Russell vence a Gutiérrez en GP de Mónaco virtual
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Pilotos Lewis Hamilton Compra ahora
Equipos Mercedes Compra ahora
Autor Adam Cooper