El accidente dejó a Hartley al límite de penalizar

Toro Rosso logró recuperar el chasis de Brendon Hartley para el Gran Premio de España pero debió reemplazar cada componente del motor, lo cual le podría generar consecuencias en la temporada.

Hartley protagonizó un accidente a alta velocidad en los entrenamientos del sábado en Barcelona que destruyó la parte trasera del auto y lo obligó a perderse la clasificación.

Si bien el auto pudo ser reparado, Hartley debió tomar un nuevo motor Honda así como una nueva caja de cambios.

El cambio en la caja de cambios no tiene importancia porque Hartley no tomó parte de la clasificación, por lo que estaba condenado a salir desde el fondo.

Pero reemplazar el motor de combustión interna, el MGU-H, el MGU-K, el turbo, los controles electrónicos y el sistema de recuperación de energía tendrán un impacto más allá de esta carrera.

Hartley ahora quedó al límite de sufrir una penalización en parrilla relacionada al motor, porque Honda había cambiado el MGU-H y el turbo tras un problema en el Gran Premio de Australia.

El tercer MGU-H y turbo que Hartley usa en la temporada es el máximo que se puede usar por piloto en el año, por lo cual deberá penalizar cuando Honda introduzca una actualización.

Los pilotos reciben diez lugares de penalización la primera vez que usan elementos adicionales y cinco puestos por cada elemento adicional después de eso.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Fórmula 1
Evento GP de España
Pista Circuit de Barcelona-Catalunya
Equipos Scuderia Toro Rosso
Tipo de artículo Noticias
Etiquetas brendon hartley, f1 2018, gp de españa f1, noticias f1, toro rosso f1