En Bélgica esperan un lleno total por el 'efecto Verstappen'

El Gran Premio de Bélgica está listo para su mayor asistencia de público desde los años de Michael Schumacher, debido a una 'Max Verstappen manía' en pleno apogeo.

Por primera vez desde la época de gloria de Schumacher con Ferrari, Spa ha vendido todos los asientos de las tribunas y tan sólo le quedan entradas para viernes y sábado.

El promotor del Gran Premio de Bélgica, Andre Maes, dijo que calculan una asistencia de más de 250.000 personas durante el fin de semana, algo que no ocurre desde la temporada 2001.

"Es cierto que todas la tribunas están vendidas. No sólo para el domingo, sino para todo el fin de semana", aseguró Maes a Motorsport.com.

"A petición de las autoridades y por motivos de seguridad, tenemos que limitar la cantidad de entradas que vendemos. Esa cifra ya la hemos alcanzado, probablemente con alrededor de 260.000 personas durante los tres días"".

La llegada de Stoffel Vandoorne y la ausencia del Gran Premio de Alemania del calendario de este año ha ayudado a la venta de entradas, aunque Maes cree que el impacto de Verstappen es mucho mayor.

En 21016 muchas tribunas se tiñeron de naranja, con 25.000 holandeses acercándose a Bélgica para animar a la estrella de Red Bull.

"El efecto de Max Verstappen continúa siendo una realidad. De hecho es más importante para nosotros que la desaparición del Gran Premio de Alemania", indicó Maes.

Exhibición con el Benetton de Schumacher

El Gran Premio de Bélgica se celebra por 50ª ocasión en el circuito de Spa-Francorchamps y se ha prometido a los seguidores un espectáculo nunca antes visto.

Como parte del nuevo programa de entretenimiento tanto dentro como fuera de la pista, se incluye una exhibición con el Benetton B192 de 1992 con el que Schumacher se impuso en la primera de sus seis victorias en esta carrera.

"Entre las novedades está una 'fan zone' que tiene dos o tres veces más atracciones en comparación con los años anteriores", añadió Maes.

A pesar del aumento del número de espectadores, en 2016 el Gran Premio registró unas pérdidas por valor de 8.62 millones de euros, en comparación con los 6.78 que se produjeron en 2015.

Según el periódico de negocios belga L'Echo, el déficit creció por el aumento de las medidas de seguridad y la tasa por organizar el Gran Premio, que aumentó en cuatro millones de euros por culpa del fortalecimiento del dólar.

Desde 2007 la diferencia es pagada cada año el por el gobierno local de Valonia. Un estudio hecho por la auditoría Deloitte reveló que los beneficios económicos de la carrera son de 27 millones de euros.

Motorsport.com ha podido saber que los organizadores han empezado a hablar con la Fórmula 1 para un nuevo contrato ya que el actual vence después de la carrera de 2018, algo sobre lo que Maes no quiso hacer ningún comentario.

Al ser consultado por el estado de las conversaciones, dijo: "nuestra relación con Liberty es excelente".

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Pilotos Max Verstappen
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas f1 2017, gp de bélgica f1, max verstappen, noticias f1, verstappen bélgica f1, verstappen spa