Entrevista: Cómo los grandes accidentes ayudan a la FIA a impulsar la seguridad

Hace unas semanas, la FIA aprobó el uso del Halo, pero, ¿Cómo llegó a la conclusión de que era la mejor solución? Así se trabaja para descubrir los nuevos aportes de seguridad en el deporte motor.

El Halo es solo la punta de un iceberg muy grande. El trabajo de investigación está en curso todo momento y las mejoras se hacen constantemente, pero los fanáticos no siempre escuchan de ellas.

Han pasado 23 años desde que la traumática temporada de F1 de 1994 llevó a la FIA a incrementar sus esfuerzos de seguridad. Max Mosley merece mucho crédito por ese empuje, y por darle al difunto Sid Watkins, Charlie Whiting y sus expertos en I + D el apoyo que necesitaban para trabajar en nuevas cosas.

Ahora, Laurent Mekis, quien fue ingeniero en jefe de Toro Rosso cuando Sebastian Vettel ganó el GP de Italia en 2008, es el director de seguridad de la FIA.

"Supongo que es el secreto mejor guardado, pero es un negocio completamente normal para nosotros traer mejoras continuas a los autos", dijo Mekies en entrevista.

"No estoy seguro de por qué a veces algunos de ellos son mencionados en la prensa, y algunos de ellos no lo hacen, pero al final del día pasamos nuestro año analizando los accidentes”.

Esta labor no es sencilla y la tecnología disponible ayuda a comprender mejor cada incidente. “Hemos incrementado en gran medida nuestras capacidades para analizar los accidentes al colocar grabadores de datos de accidentes en los coches, poniendo acelerómetros, cámaras de alta velocidad, y no sólo en F1 – tenemos esto en los campeonatos mundiales de la FIA y los que no son FIA”.

"Esto nos permite ser capaces de desarrollar las próximas generaciones de equipos de seguridad y características que se implementarán en el automóvil. Por supuesto, no todo lo que hacemos proviene de accidentes. Hay una unidad continua para ponernos nuevos objetivos y empujarnos como un grupo; así, de estas dos fuentes se obtiene un gran número de las evoluciones que se solicitan durante todo el año. Si la gente se dirige a nuestro sitio de internet podrán ver todos los estudios de seguridad”.

Laurent Mekis destacó que, en ocasiones, estos estudios no son muy tomados en cuenta dado que no tienen una primera relación con el Gran Circo. “En la F1 porque todo se empuja tanto al límite, tiene implicaciones - tan pronto como cambia algo tiene consecuencias para otra cosa, así que tal vez por eso se escucha hablar más de eso, pero lo hacemos todo el año a través de grupos de trabajo técnicos en cada categoría”.

Aunque los aficionados tienden a pensar que las mejoras de seguridad únicamente vienen de la Fórmula 1, la realidad es que se aprenden lecciones de todos los niveles del deporte motor, específicamente de 25 series que cuentan con los sensores para registrar los datos y que van desde el WRC hasta los V8 de Australia.

"Por supuesto, todos ellos son coches diferentes, pero cuando se ha puesto en marcha un sistema donde se tiene la consistencia de los datos entonces es posible usarlo en todos lados. Es un esfuerzo de años”.

La FIA no cuenta únicamente con un grupo de trabajo al interior, de hecho, diversos equipos de investigación trabajan para la seguridad, y aquí hay series como IndyCar y NASCAR, quienes también participan, con el objetivo de mejorar las cosas para todos. “Compartimos todo, compartimos nuestros análisis sobre accidentes, pero también el trabajo que hacemos para avanzar".

Uno de los ejemplos recientes de la cooperación entre los equipos de trabajo fue el desafortunado accidente de Billy Monger en Donington en la Fórmula 4. Unas semanas más tarde del suceso, la FIA pidió a los equipos y fabricantes que modificaran sus puntos traseros después de que se determinara que un diseño "agresivo" en la parte trasera del coche del adolescente había contribuido a sus lesiones.

Aunque Mekies está dispuesto a minimizar la conexión con Monger, fue un ejemplo de cómo se comparte la información entre los grupos de trabajo.

"No estaba vinculado a un solo accidente, había estado en el radar durante bastante tiempo…Hemos visto muchos ejemplos, no tienen que ser dramáticos, pueden ser accidentes de baja velocidad donde se ve un daño innecesario. En este caso, cuando todos ven el problema en el pitlane, todo el mundo entiende de inmediato”.

"Parece obvio, pero todos nos acostumbramos a las cosas de nuestro entorno, es aquí donde tenemos que esforzarnos y no acostumbrarnos a situaciones que no debemos ver como cotidianas”.

No todos los coches F1 2017 fueron afectados por la notificación del gato trasero, pero ésos que fueron modificados para el GP de Mónaco.

La F1 y su importancia

Resulta inevitable que la F1 sea la inspiración para muchas mejoras, como lo hizo con los grabadores de datos de accidentes. Esto no solo se da por el perfil de los equipos, sino también por los recursos con que cuentan y que sirven para impulsar la investigación de la FIA.

El Halo es un ejemplo obvio. Desde el comienzo el objetivo no sólo ha sido la Fórmula 1, sino ser utilizado en otras categorías de monoplazas.

"No habría protección frontal adicional sin la posibilidad de ponerla en otras categorías. No significa que sean estrictamente las mismas versiones, sino un concepto. Nadie aceptará que únicamente la F1 esté protegida, y esa no es la ruta que estamos buscando. La F1 es el mejor entorno posible para experimentar e investigar este tipo de cosas, y es natural que aquí es donde lo estamos desarrollando, pero la intención es, obviamente, que se utilice en otras series”.

La seguridad es un tema muy discutido en las juntas de los pilotos de la F1 y en las reuniones de la asociación de pilotos. Mekies aprecia la cooperación que la FIA recibe.

“Los pilotos apoyan los esfuerzos de seguridad y tenemos una relación directa con la Asociación de Pilotos de Grandes Premios, intercambiamos mucho con ellos, porque no es suficiente tener buenas ideas si no somos capaces de convencer a las personas que nos rodean de que estas ideas son buenas. Deben ser apoyadas”.

"Los pilotos han sido muy sensibles con el accidente de F4, pero también con los accidentes de karting. La gran fortuna es que el número de accidentes muy graves o mortales es inferior a la de hace años, y por lo tanto, cada que uno sucede se debe aprender”.

A diferencia de otros temas, los equipos apoyan constantemente la seguridad de la FIA y se llega a un consenso.

“Nosotros hablamos tanto con los pilotos, con los grupos de interés, con los equipos todo el tiempo, porque tenemos que encontrar el equilibrio correcto y cuando lo consigues, ves que la gente reacciona”.

¿Y el propio Mekies? Durante años su trabajo fue hacer que los coches de F1 fueran más rápidos, pero ahora él tiene un papel muy diferente - y uno que está disfrutando.

"Es difícil encontrar una motivación mejor que tratar de que los pilotos estén a salvo, e intentar contribuir a tratar de hacer que el deporte que amas sea seguro. Esto es tan difícil como conseguir un tiempo de vuelta rápido”.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Tipo de artículo Entrevista
Etiquetas fia, fia seguridad, halo, indycar, nascar