Escapar de los mediocres

Luego del inicio de la Fórmula 1, Fernando Tornello destaca que el conjunto de las escuderías participantes ha dado un paso adelante, lo que permite esperar grandes luchas dentro de los circuitos de la maxima categoría a lo largo de 2016.

He criticado mucho la evolución de los espectáculos de Fórmula 1 en los últimos tiempos. El cambio de motores de 2014, la falta del sonido característico, los diseños de trompas, las reglas complicadas,  el tener que ahorrar combustible y no poder acelerar, y tantos otros detalles que no se escaparon a la hora de opinar, pueden hacer creer que la categoría se cae por un tobogán irremediablemente.

Pero dentro de todo lo malo, emerge una certeza que se ve en la pista en este arranque de 2016. Se está produciendo cierta paridad, conseguida con mucho trabajo y esfuerzo por los equipos, que han nivelado 'para arriba' a la categoría.

Es una tendencia que se escapa de la mediocridad y hace honor a la reina del automovilismo.

Ferrari está más cerca de Mercedes, no porque los alemanes se hayan dormido en los laureles. Mercedes construyó el W07, nombrado por los integrantes del equipo como el mejor auto que han fabricado, lo que quiere decir que Ferrari ha subido varios escalones para disputarle el liderato.

Red Bull y Williams están más cerca de Ferrari, lo que, implícitamente, los deja más a tiro de Mercedes. Toro Rosso ha crecido con el motor de Maranello y un buen chassis, sumados a una pareja de pilotos jóvenes excepcionales. Force India parece estar cerca del nivel de Williams y Red Bull, mientras Renault volvió a F1 y se posiciona más arriba de lo esperado. Su motor empuja más que antes.

McLaren también mejoró. Por el lado de Honda, los japoneses potenciaron su conjunto motriz, en tanto el chassis muestra algunos defectos todavía corregibles. El equipo presentará en breve una evolución aerodinámica importante, aunque sus dos grandes campeones mostraron en pasajes del fin de semana australiano que están más felices que en la temporada anterior.

Por su parte, Haas debutó en Australia con un sexto puesto extraordinario, conseguido a fuerza de confiabilidad, buena estrategia y gran manejo de Grosjean. Buena manera de saludar el ingreso a la categoría del equipo americano. Hasta el modesto Manor ha dado un gran salto hacia adelante, de la mano del motor Mercedes y de la adquisición de técnicos y responsable de equipo experimentados. La llegada de Dave Ryan, Pat Fry y Nikolas Tombazis hará que Manor comience a mirar a los demás desde una mejor posición. Por lo pronto, ya redujo en más de dos segundos su distancia de la punta.

Tras la apertura en Australia, sólo Sauber parece seguir igual o peor que en 2015. El equipo suizo padece serias dificultades financieras que no le permiten levantar vuelo, apenas deslizarse sin mucho ruido frente a un campeonato complicado.

En conclusión, por primera vez en muchos años veo que la gran mayoría ha avanzado realmente, alejándose del pensamiento mediocre que los invita a participar sin grandes objetivos. La pelea de 2016 se dará en varias posiciones dentro de la fila. Es muy bueno ver cómo casi todos quieren ganarle al que está más arriba y este año es muy posible que lo logren.

Afuera los mediocres, bienvenidos los que se juegan por algo que viene faltando hace rato en F1, el espectáculo

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Tipo de artículo Artículo especial