ESPECIAL: La renovación mental de Felipe Nasr tras la etapa en la F1

compartidos
comentarios
ESPECIAL: La renovación mental de Felipe Nasr tras la etapa en la F1
Traducido por: Alfonso Gutiérrez
21 dic. 2018 19:28

Un año fuera de la principal categoría del automovilismo le dio a Felipe Nasr una nueva perspectiva de su carrera y un título en IMSA. El proceso es descrito en palabras del propio piloto.

Desde niño, la Fórmula 1 era mi sueño. Fue algo que siempre deseé y por lo que trabajé duro. Estuve por primera vez en Europa cuando tenía 16 años y siete años más tarde estaba en la F1. Todo sucedió muy rápido.

Mi primera carrera en Australia, en 2015, es uno de los mejores recuerdos de mis días en la Fórmula 1. La situación legal del equipo Sauber para esa carrera significaba no estábamos seguros de si corríamos, teníamos nuestros coches retenidos, todo fue confiscado por los tribunales y yo perdí el primer entrenamiento libre en una pista que nunca había visto antes.

Albert Park no es fácil de aprender, pero la fui aprendiendo sobre la marcha y logré terminar quinto. Eso fue algo muy especial. En aquel año, teníamos un motor de Ferrari que no era una versión actualizada, pero conseguí con ese auto 27 puntos. ¡El año anterior, Sauber había terminado en cero! Fue genial para mí, arrancamos con un buen coche y aunque luego nos quedamos hasta el final del año sin actualizaciones.

En 2016, el equipo estaba en una fase de transición y no tenía dinero para operar los dos autos. Por ejemplo, todavía estábamos usando calentadores de neumáticos de los días junto a BMW.

La temperatura máxima era de 110 grados y siempre intentamos estar en el nivel ideal, pero uno saldría para la clasificación y tendría temperaturas diferentes en cada uno de los neumáticos, algo que la gente nunca llegó a saber.

Tú no puedes controlar esas cosas y ese era el ambiente que teníamos en esos días. Pero todo lo que podía hacer en la pista, lo hice.

Trabajé duro y terminé el año marcando dos puntos en Brasil, lo que salvó al equipo, dándoles un bono por finalizar entre los 10 mejores constructores. Dejé atrás a Manor pero al mismo tiempo, Sauber no quería firmar conmigo de nuevo a pesar de traer la mayor cantidad de dinero que podrían recibir. Así es la F1.

Felipe Nasr, Sauber celebra su noveno lugar con el equipo en el GP de Brasil 2016

Felipe Nasr, Sauber celebra su noveno lugar con el equipo en el GP de Brasil 2016

Photo by: Jose Maria Rubio

Para los equipos más pequeños que buscan sobrevivir, el piloto no es una preocupación primordial y cuando recibí la noticia después de Abu Dhabi, ya era demasiado tarde para intentar cualquier otra cosa de cara a la temporada 2017.

La Fórmula 1 es muy exigente y la temporada deja a todo el mundo cansado, pero al mismo tiempo es el clímax del automovilismo, entonces cuando los pilotos no la tienen más, se sienten vacíos.

Para empezar, fue lo mismo para mí. No sabía a dónde iba o qué iba a suceder. Pero yo sabía que iba a ser un año para conocerme de nuevo y al mismo tiempo pude recuperar toda la energía.

Empecé a tocar guitarra, conocí a mis amigos de nuevo y viajé a lugares que quería ir. Todo esto me dio una perspectiva mucho mayor de la vida lejos de la pista - con quien usted sale, donde usted pasa su tiempo y donde usted pone su energía.

Desde antes de entrar a la F1, siempre tuve un entrenador extremadamente atento, lo que fue una ventaja para mí. Pero ese año me hizo notar que puedes convertirte en un piloto que acaba por olvidar que es humano.

Usted sale con los pilotos y todo de lo que hablan es sobre las carreras. Ellos quieren ser pilotos todo el tiempo y no entienden cual es su lugar lejos de la pista. Creo que, como pilotos, ponemos mucha energía y estrés en cosas innecesarias. Tal vez ellos van a pasar por lo que pasé cuando tengan 40 años y no sean más pilotos, van a estar deprimidos.

Tal vez fue un año de mierda sin conducir, pero fue muy bueno para mí porque me ayudó a darme cuenta de cuánto amo lo que hago. Mi primera prueba con el equipo Action Express fue como si nunca hubiera corrido y tras cinco o diez vueltas ya estaba allí.

No importaba que fuera un prototipo y no un coche de F1. Sólo sabía que quería seguir adelante como piloto de carreras. Cada vez que estoy en un coche de carreras desde entonces, doy todo lo que tengo.

Estoy con más hambre que nunca y ahora siento el equilibrio correcto entre la presión y el placer, porque todos los fines de semana en IMSA soy capaz de ganar carreras o estar en el podio.

Puede que algunos pilotos invierten de 10 a 15 años en la F1 y nunca suban al podio, pero piensan "necesito estar en la F1". ¿Pero quién te está pidiendo estar en la F1? ¿Es su mente, o es su sentido de realización como piloto?

Para mí, era natural que necesitara volver a las carreras ganando y luchando por un campeonato, y eso fue exactamente lo que hicimos.

Eric Curran, Felipe Nasr, Campeones IMSA DPi 2018, #31 Action Express Racing Cadillac DPi,

Eric Curran, Felipe Nasr, Campeones IMSA DPi 2018, #31 Action Express Racing Cadillac DPi,

Photo by: Michael L. Levitt / LAT Images

Artículo siguiente
Renault niega haber heredado el cuarto lugar en constructores en 2018

Artículo previo

Renault niega haber heredado el cuarto lugar en constructores en 2018

Artículo siguiente

Red Bull demostró tener el mejor chasis de 2018, dice Horner

Red Bull demostró tener el mejor chasis de 2018, dice Horner
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1 , IMSA
Be first to get
breaking news