Suscríbete

Regístrate gratis

  • Accede rápidamente a tus artículos favoritos

  • Gestión de alertas sobre noticias de última hora y pilotos favoritos

  • Haz que se oiga tu voz comentando artículos.

Motorsport prime

Descubre los contenidos premium
Suscríbete

Edición

Latinoamérica Latinoamérica
Fórmula 1 GP de España

Verstappen está listo para pagar sanción por uso de un motor extra en la F1 2024

Max Verstappen se enfrenta a una penalización en la parrilla de salida, ya que la inspección de Honda a su motor de Canadá no parece traer buenas noticias.

Max Verstappen, Red Bull Racing RB20

Max Verstappen, Red Bull Racing RB20

Foto de: Zak Mauger / Motorsport Images

 Max Verstappen se está preparando para una posible mala noticia, ya que es cada vez más probable que Honda confirme que ha perdido una de sus unidades de potencia de Fórmula 1 para esta temporada. 

Una muerte prematura del motor casi nuevo que fue retirado de su coche en Canadá, y que actualmente está siendo inspeccionado en la sede de Honda en Sakura, Japón, abriría la puerta a que Verstappen tuviera que añadir pronto una unidad de potencia adicional a su reserva.

Y, con él ya habiendo usado su cuarto y último motor de combustión interna de la temporada en el Gran Premio de España del pasado fin de semana, tomar otro desencadenaría una penalización automática de 10 puestos en la parrilla.

Una caída así podría ser importante, ya que el piloto de Red Bull está inmerso en una lucha cada vez más reñida con McLaren por las victorias.

Fracaso en Montreal

La situación en la que se encuentra Verstappen se desencadenó en Montreal a principios de este mes, cuando el holandés se vio obligado a detenerse temprano en la segunda práctica debido a un presunto problema con su sistema de recuperación de energía.

Aunque esos problemas parecían ser eléctricos, existía la preocupación de que pudieran haber causado daños más amplios en el resto de la unidad de potencia, especialmente en el elemento del motor de combustión interna.

El motor con el que que corrió en Canadá era una instalación nueva (la tercera del año para Verstappen) y se había introducido esa misma mañana.

Max Verstappen, Red Bull Racing RB20

Max Verstappen, Red Bull Racing RB20

Foto de: Andy Hone / Motorsport Images

El problema con el ERS llevó a Honda a retirar ese motor de su coche y llevarlo directamente a Japón, donde ahora está siendo analizado para averiguar si puede salvarse y volver a la pista o si está completamente muerto.

Esta última situación, que significaría que Verstappen perdería una cuarta parte de su asignación para el año, es potencialmente la razón por la que dijo en Canadá que estaba preocupado por las consecuencias más adelante.

"Creo que es más importante simplemente averiguar lo que realmente sucedió y qué tipo de implicaciones tendrá para este fin de semana o el resto del año", dijo.

Pero ahora que hace más de dos semanas que la unidad de Canadá está en Japón, y sin ninguna noticia positiva hasta el momento, parece cada vez más probable que el motor de combustión interna no pueda ser rescatado.

Si no hubiera habido problemas en las primeras pruebas, es casi seguro que ya se habría dado el visto bueno y se habría devuelto a Red Bull.

Red Bull está perdiendo el motor de Canadá mientras continúan las inspecciones, por lo que se vio obligado a introducir su cuarta unidad de potencia en el Gran Premio de España del pasado fin de semana, sólo para disponer de suficientes componentes para rodar sin problemas en los próximos entrenamientos y carreras.

Christian Horner, jefe del equipo Red Bull, lo explicó así: "Lo introdujimos en el pool, mientras que el motor de Canadá ha sido devuelto para su inspección a Japón".

Consecuencia de la penalización en parrilla

La confirmación de que el motor no se puede volver a utilizar significaría que Verstappen se vería obligado a pasar a su quinta unidad de potencia muy pronto, lo que desencadenaría una caída de 10 posiciones.

De hecho, el propio Horner ha sugerido que cree que ahora es algo que su escudería tendrá que afrontar definitivamente.

"Tendríamos que ver cómo se desarrolla en las próximas carreras, pero creo que es inevitable que tengamos que cambiar de motor en algún momento", dijo.

Red Bull no es ajeno a las penalizaciones en parrilla, y ha optado por tomarlas en carreras donde los adelantamientos son más fáciles, como el Gran Premio de Bélgica en Spa-Francorchamps, que se celebrará antes de las vacaciones de verano.

Max Verstappen, Red Bull Racing RB20

Max Verstappen, Red Bull Racing RB20

Foto: Sam Bagnall / Motorsport Images

Verstappen ha penalizado en parrilla allí en las dos últimas temporadas. El año pasado ganó desde la P6 de la parrilla, mientras que en 2022 llegó primero desde la P14.

Sin embargo, como Red Bull no tiene el tipo de ventaja de rendimiento que tuvo en el pasado, repetir un progreso tan dramático puede ser más difícil esta vez.

Una sanción de Verstappen en la parrilla sería una gran noticia para McLaren y Lando Norris, que ha surgido como el desafío más consistente de Red Bull hasta ahora y podría quitarle una gran cantidad de puntos a su rival si se produce tal evento.

Más de la F1:

Forma parte de la comunidad Motorsport

Únete a la conversación
Artículo previo La policía no encuentra delito en correo que acusa de sabotaje a Mercedes
Artículo siguiente Sergio Pérez correrá en el Festival de la Velocidad de Goodwood

Comentarios destacados

Regístrate gratis

  • Accede rápidamente a tus artículos favoritos

  • Gestión de alertas sobre noticias de última hora y pilotos favoritos

  • Haz que se oiga tu voz comentando artículos.

Motorsport prime

Descubre los contenidos premium
Suscríbete

Edición

Latinoamérica Latinoamérica