Felipe Massa: "cambiar las reglas en medio de la temporada no es bueno"

Otro fin de semana complicado en Alemania ha completado un julio desastroso para el brasileño, que espera recargar pilas en los Juegos Olímpicos de su país y completar una más positivas segunda mitad de mundial.

El Gran Premio de Alemania no ha resultado el fin de semana esperado. Dejar Hockenheim con un abandono no era lo que se anticipaba en la víspera de la carrera, y fue especialmente decepcionante después de los buenos resultados que el Willliams Martini Racing había conseguido en la clasificación.

El sábado, las cosas habían salido bien en la Q3, teníamos sólo una décima de distancia con el Force India, por lo que parecía ser una buena oportunidad de ganar puntos importantes para la clasificación del campeonato.

Pero la carrera resultó ser un poco frustrante. Después de la salida estaba corriendo hacia la curva 6, y cuando llegué al punto de frenada todo iba bien. Pero cuando iba a acelerar, en la salida de la horquilla, sentí una sacudida en la parte posterior.

Fue Jolyon Palme, quien golpeó mi neumático derecho, y desde ese momento inmediatamente sentí algo extraño, que el coche no estaba funcionado debidamente.

Después de un par de vueltas ya estaba en crisis con los neumáticos y no podía mantener el ritmo de carrera que hubiéramos querido. Me metí en boxes con la esperanza de que sólo se hubiera dañado el neumático, pero cuando regresé a pista con gomas nuevas el agarre duró, más o menos, lo mismo que con el primer juego, así que volvía a estar en una situación difícil.

Como iba girando dos o tres segundos más lento de lo debido, no tenía mucho sentido mantenerme en carrera. Así que el equipo decidió llamarme por última vez, en una decisión compartida.

Las investigaciones para saber que sucedió siguen en curso, pero no tengo duda de que tras el impacto con Palmer algo en el coche dejó de funcionar.

Fue muy mala suerte, porque a diferencia de Silverstone, donde habíamos tenido problemas debido a las condiciones meteorológicas, en Hockenheim teníamos unas expectativas mucho mejores, y esperábamos terminar por delante de los Force India.

Calendario muy largo

Con 21 carreras esta temporada es la más larga de la Fórmula 1, y la mayoría de gente en el paddock han llegado a las vacaciones de verano con necesidad de recargar la baterías.

Pero si pudiera elegir entre tener este número de carreras, o menos y más entrenamientos, creo que optaría por ir a una pista a competir en un gran premio. Y es una opinión que creo comparten la mayoría de pilotos.

Nos encanta la competición, y la carrera es el momento en que realmente sentimos toda la adrenalina. Los test pueden ser útiles, pero emocionalmente no tienen nada que ver.

Puede decir que cuatro carreras en un mes son mucho, sobre todo si no consigues los resultados deseados.

En mi caso las vacaciones de agosto han llegado en el momento justo, para poder recargar las pilas y afrontar la segunda parte del campeonato de forma más positiva.

Tuve un muy buen inicio de temporada, pero el de julio no me trajo mucha suerte. En tres de las cuatro últimas carreras he sufrido problemas técnicos, y mi posición en el campeonato lo ha sufrido.

Como equipo, tenemos el objetivo en la cuarta posición del campeonato de constructores, y creo que lo tenemos todo en nuestras manos para conseguirlo. Sólo tenemos que seguir trabajando como hasta ahora, y estoy seguro de que seremos capaces de volver a los buenos resultados que obtuvimos al principio del curso.

Cambio de reglas

Antes del fin de semana de Alemania, la F1 tomó algunas decisiones importantes por lo que respecta al reglamento. Y como sucede a menudo en este deporte, había pros y contras sobre lo decidido.

El respado de los límites en las comunicaciones de radio entre los pilotos y equipo ayudó a mejorar el espectáculo para los aficionados. Volvimos a ser capaces de hablar libremente, y los que siguen este deporte pudieron ver lo que pasa con mayor transparencia. No hay más límites para poder hablar.

Antes de que se produjera este cambio, a menudo había algunas situaciones de carrera muy interesantes, pero los pilotos no podíamos hablar libremente, y eso hacía difícil entender las cosas.

Pero siempre soy escéptico cuando se cambian las reglas en mitad de la temporada. Y en mi caso lo que se decidió antes del Gran Premio de Alemania, no marca una gran diferencia.

Me acostumbre al silencio de la radio antes de Hockenheim, y empecé a hablar sin problemas la pasada semana. Pero también hubo algunas sanciones impuestas a pilotos antes de la carrera de Alemania, por lo que mantenía algunas dudas.

Mi opinión es que no es ideal cambiar las reglas de un gran premio a otro si no es por razones de seguridad.

Disfrutando de los Juegos Olímpicos

Después de dejar Alemania viajé a Brasil, donde en pocos días arrancan los Juegos Olímpicos.

Será un evento increíble, y no voy a perder la oportunidad de respirar el ambiente de un encuentro verdaderamente global. Este parón del mundial de F1 me permitirá disfrutar de la ciudad de Rio, y trataré de hacer llegar mi apoyo a todos los atletas brasileños.

¡Disfruten del verano y nos vemos en Bélgica!

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de Alemania
Pista Hockenheim
Pilotos Felipe Massa
Equipos Williams
Tipo de artículo Artículo especial